~ "La imaginación crea la realidad." (Neville Goddard) ~


miércoles, 22 de junio de 2016

EL MILAGROSO PODER DEL APEGO (Neville - 23 de abril de 1963)

Neville Goddard (23 de abril de 1963)


EL MILAGROSO PODER DEL APEGO



El tema de hoy es: “el Milagroso Poder”. Esta noche, espero poder explicarlo de manera tan simple que nadie que se vaya de esta habitación, pueda decir que no lo han comprendido del todo; para que en el inmediato presente puedan ponerlo en efecto y probar la verdad de lo que estoy diciendo en esta plataforma.

Este milagroso poder, se muestra en cuatro distintos niveles de visión. Blake hizo esta declaración:

“Ahora tengo una cuádruple visión,
y una cuádruple visión me ha sido dada;
¡Ésta, es mi deleite supremo!
Y triple, en la suave noche de Beulah,
Y siempre doble. Que Dios nos Guarde,
De la visión individual,
y del sueño de Newton.”

Ahora, aquí hay una perfecta descripción de una visión individual. Quizás conozcas a este pequeño poema, este es solo un verso:

Una prímula, al borde de un río,
Una prímula amarilla era para él,
Y no era nada más que eso…

Él mira a un árbol, y es un árbol - eso es todo lo que es. Él mira a un hombre, es un hombre; él mira a una roca, es una roca, y no hay nada más. Entonces, “una prímula al borde de un río, una prímula amarilla era para él, y no era nada más que eso.” Esa es la visión individual, y el mundo entero ve bajo esa luz.

Pero ahora, queremos llevar a todos aquí, a la doble visión.

Todos sabemos cómo es un hogar de leña. Así que vemos a un hogar de leña, y digamos que vemos a algo quemándose. Y luego un día, vemos que fue encendido por algo similar a sí mismo. Una chispa lo encendió, y luego fue alimentado, y ardió, calentándome, irradiando este maravilloso calor; y luego se enfrió, y luego tuvimos a las brasas y luego a las cenizas. Observándolo, tú y yo podríamos decir, bueno, sabes, me recuerda a mi vida. Esa es mi vida; mi vida es como un fuego. Ella viene, encendida de alguna manera extraña, y luego es alimentada y alimentada, y alimentada, y comienza a arder, y luego vienen las brasas, y luego las cenizas. Entonces tengo una comparación. Luego digo: “mi vida es un fuego”. Ahora tengo una metáfora. Un día dejo afuera el pequeño “es”, y digo: “La vida y el fuego son sinónimos.” No puedo ver a uno, sin ver al otro, sin imaginar al otro. Luego tengo una imagen; tengo un símbolo. Y lo hago con todo en el mundo, y tengo muchas imágenes. Cuando todo en el mundo es tan solo un símbolo, entonces tengo doble visión.

Duplica la visión. Ahora, mi ojo puede ver que nada aparenta para mí, de la manera en que aparenta para el mundo; todo es diferente. Un hombre que aparenta ser un hombre, cuando hablo con él, registro sus humores, y mientras que él se aprovecha de otros hombres - porque él está en los negocios, y no paga buenos sueldos a nadie que trabaja para él - luego veo a ese hombre como vería a cualquier insecto que succiona sangre, que chupa sangre, tan solo como a un parásito. Él podrá ser la cabeza de la sociedad, podrá ser la persona más poderosa del mundo, un dictador; pero yo lo veo usando a los hombres para su propia ganancia personal. Y tú lo ves, ahora, espiritualmente. Y una visión solo ve a la vestidura, y su nombre, el pequeño etiquetado que aparenta ser, y la gente se postra delante de él. Pero tú ahora, con la doble visión, lo ves a él, y ves a un parásito, igual que a una pulga… una pulga que vive en el cuerpo de un perro, o en un animal, o lo que sea en este mundo. Él tan solo es una pulga. Tú lo ves como a una pulga, aunque él tuviese billones de dólares; quizás hasta controle los ejércitos del mundo, pero él es tan solo una pulga. Y así es como lo ve Dios. Cuando tú comienzas a ver de esta manera, de repente, ves de manera diferente, y él no te ofende; tú no eres movido por él. Lo ves tal como él es realmente, ante los ojos de Dios. Ese es el comienzo de la doble visión.

Ahora viene la tercera visión. La tercera visión es cuando estas imágenes interactúan y se casan y generan otras imágenes; esa es la triple visión. Esto es de lo que quiero hablar esta noche, la triple visión.

He aquí una pequeña niña; la pequeña niña tenía tres años. Esta es una historia real. La abuela está presente aquí esta noche. Esta historia me la contaron antes de que me subiera a la plataforma. La niña tiene ahora cinco años y medio. Pero la madre sabe esto, y ella ha estado viniendo aquí durante años, así que ahora la niña tiene cinco años y medio. Cuando ella tenía tres, el padre y la madre no tenían dinero. Él tenía un trabajo con un pequeño salario, y ellos soñaban con tener su propia casa, una maravillosa casa, pero no tenían dinero y estaban en deuda. Así que cuando la pequeña niña ya estaba en la cama, la abuela y la madre le dijeron, “cierra tus ojos y observa una hermosa casa, con un gran hogar de leña que llega hasta el techo, con cristales alrededor, con dos habitaciones, Pammie (su nombre es Pamela), para ti y para Julie”, (su hermana que tenía un año), “así que ahora la ves claramente. Ve hacia la habitación. Mantén tus ojos cerrados. Si abres tus ojos, negarán lo que te estoy diciendo. Así que mantén tus ojos cerrados, ve hacia la habitación, y ve hacia la otra habitación; una es tuya y la otra es de Julie; y observa a la gran chimenea que llega hasta el techo.”

En poco tiempo, esta empresa fue absorbida por una empresa más grande, y todos los hombres tuvieron que hacer un test de aptitud. El análisis de él (el padre), volvió con los siguientes resultados: él era un vendedor. Al principio, él rechazó aceptar la idea de que podría vender. Él pensaba renunciar. Ellos le dijeron, “podrás renunciar, pero no podrás trabajar con nosotros a menos de que te conviertas en un vendedor. Eso es lo que vimos en el test. Debes convertirte en vendedor.” En el presente inmediato, él estaba ganando una fortuna, y compraron la casa; con cristales alrededor; dos habitaciones que te llevaban hacia la enorme chimenea que llegaba hasta el techo.

Ahora él está haciendo dinero. Nunca se adaptó a gastar dinero, y nunca era considerado un padre o marido generoso, posiblemente por miedo al futuro. Cuando llegó la Navidad, la madre se preguntaba, “¿Cómo podré lograr que me dé cinco dólares para comprarles juguetes a mis hijas?” y recordando lo que hicieron previamente a obtener la casa, ella dijo, “Pammie, ¿recuerdas lo que hicimos con la casa?”, Sí, ella lo recordaba completamente. “Ahora cierra tus ojos y observa a un enorme, un gran corralito en el patio trasero, lleno de juguetes. Y tú vas al patio trasero y juegas. Permanece aquí físicamente, pero ahora vas justo al patio trasero.” No abras los ojos porque si no, será la visión individual. “Ve al patio trasero, y todas estas imágenes están sucediendo ahora.”

Justo antes de Navidad, ella llamó a su madre, quien está aquí esta noche, y le dijo, “Creo que él se ha vuelto loco. ¿Sabes lo que está pensando? Está contemplando comprar un corralito de $100 para Pammie y Julie, y sin lugar a dudas, lo llenará con juguetes.” Ella dijo, “Yo estaba allí, en la noche de víspera de navidad, y el día de Navidad, cuando abrieron los regalos. Y he aquí, un enorme corralito - por el cual pagó $100 - y estaba lleno de juguetes.” Pero la abuela le dijo a su hija, “¿Acaso has olvidado lo que hiciste con Pammie, hace una semana, o dos semanas atrás?” y luego, ella recordó. ¿Cómo podría ella criticar ahora, la extravagancia de su esposo, que era siempre tan malo, cuando ella misma había puesto a la niña en el estado de ver este maravilloso corralito lleno de juguetes? Ahora, eso es triple visión.

Tú tomas a una visión. Todo es un símbolo. Tómame a mí, yo soy un símbolo, tú eres un símbolo, y todo es un símbolo. Y tú los haces interactuar para formar un cierto patrón, lo cual luego, dará a luz a otra imagen. Así que te traigo ante el ojo de mi mente de cierta manera. Traigo a otra persona dentro de esa misma imagen. Luego le agrego a estos dos, una conversación entre ellos dos, la cual implicará que tú sabes que YO soy lo que quiero ser. Te traigo a ti, traigo a otro, y yo escucho a escondidas. Los escucho debatir, y están debatiendo sobre mi buena fortuna. Los escucho hasta que realmente escucho lo que escucharía si fuera verdad. Todos están debatiendo exactamente lo que yo quiero escuchar, porque si lo escuché, implicaría el cumplimiento de mi sueño. Eso es tomar ahora símbolos, tomar imágenes, y hacerlos interactuar. Los hago interactuar para que yo así pueda casarme con ellos; y cuando estos se casan, engendran a otra imagen; las imágenes que están atrayéndome hacia la imagen que yo quiero expresar de mí mismo en este mundo. Ahora, veamos la visión cuádruple. Yo espero que la tengas. Si no la has tenido, no puedo describir la alegría de la visión cuádruple. Si la pudiera describir, es como soñar, o amar o imaginar, y estas son solamente tres formas de la misma cosa. Pero esta, es soñar con tal intensidad que elimina a la luz del día, tal como la luz del día ordinariamente elimina el sueño. Tú te sientas en una silla, y estás amando, estás imaginando, estás soñando, y de repente ya no es algo que es invisible para ti. Porque esta pequeña niña lo vio en el ojo de su mente, pero no como yo te estoy mirando ahora y como tú estás mirando al orador. Ella lo vio, mantuvo los ojos físicos cerrados, y se movió en el estado imaginado, y lo hizo real para ella. Pero en la visión cuádruple, algo sale afuera, y de repente te dices a ti mismo, “Estoy soñando. No, no estoy soñando; es real. No estoy soñando, ¡aquí esta!; es real, es tan real como esto.” La cortina se levanta, y luego lo que comenzó como un sueño, tan solo un sueño despierto, pero que lo has hecho con intensidad, de repente la cortina se levanta, y tú te adentras en el mundo de tu sueño. Estas despierto en lo que anteriormente comenzó como un sueño.

Ahora, déjenme que les cuente mi primera experiencia en esto. Yo he utilizado la visión triple innumerables veces para producir resultados, y hablé al respecto, les conté a todos mis amigos sobre esto, y todas estas cosas funcionaron. La visión triple produce los mismos resultados que la pequeña niña produjo. Nunca falla. Pero una noche, aquí, en Beverly Hills, de repente mire hacia arriba, mis ojos estaban cerrados, y yo estaba despierto. Yo sabía exactamente donde estaba. Yo estaba en mi hogar, en Beverly Hills, El Camino, y yo sabía lo que debería ver si mis ojos estuviesen abiertos. Yo sentí a mis ojos cerrados, y aun así estaba viendo más vívidamente de lo que te estoy viendo ahora. Yo debería ver a los objetos familiares en las paredes. Debería ver las cosas familiares en mi escritorio, porque estaba acostado sobre mi lado derecho; pero en vez de ver estas cosas, de repente estoy viendo el interior de un fantástico edificio. La conciencia siguió a la visión, y yo me adentré en el estado que estaba viendo. Volví a mi cama; y una vez más, me encontraba en posición horizontal. Luego otra vez, me adentro en mi visión, y ahora estaba vertical. Me estoy metiendo justo dentro de lo que estoy viendo. Lo hice, quizás una docena de veces, y luego decidí explorarlo. Sin importar las consecuencias, yo voy a explorarlo. Si es el mismísimo final de mi vida en este mundo, no puedo detenerlo; yo debo explorar.

Entonces, me adentré en este lugar con la determinación de continuar. Cuando lo hice, se cerró alrededor mío. La habitación, que parecía ser de treinta por veinte cuando yo estaba en la cama, ahora se hizo de diez por siete. Descubrí, a medida que la examinaba, que era simplemente un vestidor. Dejé a esta habitación y me metí en una gran suite, una enorme suite de habitaciones sin ocupar pero preparada para ser ocupada, pero no estaba ocupada. Era tan sólidamente real como esta habitación. Yo era, para mí mismo, igual a lo que soy ahora. Todo lo que tocaba era sólido. Mi mano no se atravesaba; era sólida. Salí de esta habitación, hacia un gran pasillo, que te llevaba a un enorme pasillo público. Cuando llegué allí, vi a dos señoras viniendo por el pasillo. Yo sabía cómo la cosa entera había empezado, así que les dije, “Señoras, esto es un sueño.” Bueno, estaban tan perplejas como ustedes lo estarían si me cruzaran a mí, un completo extraño en, digamos, un hotel, el llamado The Ambassador. Tu nunca me has visto antes, y de repente ves a un hombre que viene a este lugar y que de repente te habla, no lo conoces y él te dice: “Señoras, esto es un sueño.” ¿No estarías asustada? Tú dirías, “Bueno, este hombre está loco. Vayámonos de este lugar tan rápido como podamos.” Eso es exactamente lo que trataron de hacer. Se alejaron lo más que pudieron de mí, bien pegadas a la pared. Pero yo insistí en que esto era un sueño porque yo recordaba exactamente lo que hice. Pero ahora estaba completamente despierto en el sueño. Mis ojos están completamente abiertos y yo estoy despierto en mi sueño.

Cuando pasaron, caminando rápidamente, vi a esta cosa que era un ornamento sobre mi cabeza, y recordé una pequeña visita que hice hace unos meses, en la casa de un amigo cerca de las colinas de Hollywood, donde él tenía una cosa similar colgada en su pared. En ese momento le había hecho el comentario: “¿Cómo es que semejante cosa permanece ahí arriba?” él me dijo, “Si miras bien de cerca, verás que hay un hilo casi invisible, que lo sostiene desde el techo”, lo cual así hice. Era un hermoso racimo de hojas hechas de cobre muy finito. Bueno, esto aquí se parecía, y me recordó eso. Y otra vez, porque ahora vi esto en mi sueño despierto, yo dije, “Ahora yo sé que es un sueño, porque esto es solo una imagen de la memoria de lo que vi, en la casa de mi amigo en las colinas de Hollywood, hace seis meses allí, así que esto debe ser un sueño. Aunque ellas son tan reales, y esto es tan real y yo soy tan real, todo es tan real, esto es un sueño.” Entonces, cuando hice esto, tome a una de las hojas, y me dije a mi mismo, “Vamos, Neville, tú sabes que esto es un sueño. ¡Despierta!, ¡Despierta!” y parado en aquel lugar me desperté más allí, de lo que estoy despierto aquí ahora.

Ahora, siendo padre, mi pequeña hija en ese entonces estaba en la escuela secundaria. Tenía que hacer la secundaria; y su deseo era ir a la facultad, y me dije a mi mismo, “Vicki no ha terminado la escuela, y debe ser educada. Si hago mi partida ahora, y dejo a mi esposa sin estar preparada para este problema, entonces no puedo dejar este lugar ahora. Tengo asuntos sin resolver en ese mundo - porque ahora estaba completamente encerrado en este completamente diferente mundo.” Entonces, parado allí, cerré mis párpados; y tal como si los cerrara aquí ahora, no te vería, así que no veía al pasillo. Abrí mis párpados, y he aquí el pasillo. Lo hice quizás una docena de veces. Estoy completamente encerrado en este mundo. Me dije a mi mismo, “encontrarán al cuerpo mañana por la mañana en Beverly Hills, y por razones de la póliza de seguros, tendrán que cortarlo y decir, bueno, murió de esto o de aquello.” Pero aun así, no quería finalizar de esta manera; yo quería volver. Y esto fue lo que hice.

Parado allí, completamente encerrado en este otro mundo, yo simplemente imaginé con la misma intensidad que me trajo a este mundo, imaginé a una almohada bajo mi cabeza. Me paré allí simplemente imaginando una almohada, eso fue todo. De repente, mientras estaba parado allí, podía sentir una almohada. Y luego, para mi sorpresa, no estaba en posición vertical; estaba horizontal, pero podía sentirme a mí mismo en una almohada. Pero luego estaba cataléptico, y no podía moverme. No podía abrir mis ojos. Hice un enorme esfuerzo para abrir mis ojos, y no podría abrir mis ojos. No podía mover mi mano; no podía mover un dedo; estaba completamente cataléptico. Luego, quizás treinta o cuarenta segundos más tarde, podía navegar el pequeño dedo. Teníamos una cama doble, y mi esposa dormía en el otro lado. Luego de un pequeño rato, podía mover el codo, y lo empujé y podía sentir aquel agradable cuerpo tibio de mi esposa, y ahí supe que había vuelto. Luego de otro ratito, podía mover la otra mano. Y luego con un tremendo esfuerzo, abrí mis párpados físicos y vi los objetos familiares en la pared.

Así que les digo, cuando Blake dijo - y él no dijo que siempre la ha tenido:

“Ahora, tengo una cuádruple visión
y una cuádruple visión me ha sido dada;
¡Ésta, es mi deleite supremo!
Y triple en la suave noche de Beulah,
Y siempre doble. Que Dios nos Guarde,
De la visión individual,
y del sueño de Newton.”

Entonces, cuando solo ves a un hombre, cuando estás viendo a un hombre, y él no es más que tan solo un hombre, él no es un ser amoroso, o un ser odioso, o un insecto que succiona sangre, él no es ninguna de estas cosas, es tan solo un hombre, esa es la visión individual. Si un fuego es un fuego, y no significa nada más; si un árbol es un árbol, y nada más; si no hay ni una cosa que se convierta en símbolo o imagen para ti, entonces es la visión individual. Y déjenme que les diga: la diferencia entre la visión cuádruple y la visión individual, es la diferencia entre la vista normal de los ojos, y la ceguera.

Alguien que ha nacido ciego - es decir, no me refiero a alguien que quedó ciego, con memorias de lo que alguna vez observó cuando tenía la vista - me refiero a nacer ciego, que nadie en este mundo podría transmitirte a ti lo que significa mirar al rojo. Si naces ciego y nunca has tenido la experiencia del color rojo, no existe palabra, no hay una cosa en este mundo que el hombre podría usar para transmitirte la sensación del rojo o el azul o cualquier otro color. Una forma, sí. Puedes traer tus manos, y puedes tocar a una forma. Y puedes decir este es un símbolo de ese término, y luego esto es una cosa diferente, y esto es otra cosa diferente, y esto es una cama, y una silla, y esto, y una cruz, y todo los materiales. Pero tú no has visto colores. No hay palabra conocida para el hombre que podría transmitirte la experiencia del color. Bueno, la diferencia entre visión cuádruple y la visión individual, es la diferencia entre la vista normal, y la ceguera de nacimiento.

Así que cuando uno entra en ella, no puedo explicarte la excitación. Es supremo deleite. Y tú entras en ella, como dije, sí, soñando, o amando, o imaginando - tres formas de la misma cosa - pero con tal intensidad que de repente te despiertas en el estado que contemplas. Estás contemplándolo, y de repente, estás despierto en él, y toma todas las cualidades materiales que esta habitación tiene ahora. Eso es visión cuádruple. Pero por motivos prácticos en este mundo, vamos a hablar y tratar de alentarte para que practiques la visión triple. La visión triple; como esta pequeña niña; aquí tenemos a una niña, ella tiene tres años, y (le dices), “Ahora observa al hogar de leña.” Entonces ella lo ve. “No abras tus ojos, Pammie, porque si abres tus ojos no lo vas a ver, y enseguida volverás abajo hacia la visión individual.” Así que, un hogar de leña, ¿lo ves? ¿Ves a la pared?”; “Oh, sí”. “¿Y mucho cristal alrededor?”, “Si”. “Y por aquí, hay una habitación, es tu habitación; y por aquí, otra habitación, y es la habitación de Julie.” ¿Lo entiendes?

Y luego, de la nada misma, lo que parecía ser un desastre, porque esta compañía estaba siendo absorbida, y todos los trabajos eran inciertos. Entonces se les da a todos un test de aptitud, incluyendo al padre de esta niña. Él sale en los más altos, pero no en lo que él estaba haciendo en el otro trabajo. Debe ahora cambiar el trabajo y convertirse en un vendedor, lo que él no quiere hacer. Pero el test de aptitud reveló que él tiene todas las cualidades para ser vendedor, algo que nunca antes había pensado. Ahora se convierte en un vendedor, y está ganando una fortuna. Pero ahora está intranquilo. Él quiere cosas hermosas en este mundo, pero es muy miserable. Sin embargo ellos compran la casa, la casa del sueño de la niña, el sueño de Pammie.

Luego llega Navidad. ¿Cómo poder sacarle cinco dólares para comprar regalos para mis hijos? Él, por otro lado, viene a casa con regalos que valen ciento y pico de dólares. Y ella, olvidando lo que hizo, pensó que se había vuelto loco. Así que cuando llamó a su madre y le dijo, “él se ha vuelto loco. Está contemplando la idea de comprar un corralito de cien dólares.”, y ella le dijo a su hija, “¿Te has olvidado lo que hiciste con Pammie? ¿Acaso no pusiste a Pammie en ese amoroso lugar donde ella realmente jugaba en su patio trasero con el corralito?”; “Oh, sí. ¡Me olvide completamente!” Bueno, ¿Quién lo hizo? No es la generosidad de él, fue Pammie quien lo hizo. Pammie lo movió para que él vaya a buscar un corralito de cien dólares. Porque Pammie había jugado en él, entonces tenía que estar allí. Ahora, ella toma todas estas imágenes y las hace interactuar, y se casa con ellas, y produce un resultado. Y ella es el resultado.

Así que les digo, nada es imposible para este milagroso poder. Cristo es llamado en la biblia, “el poder y la sabiduría de Dios.” Lo lees en el primer capítulo de Pablo, en la primera carta a los Corintios, en el verso 24, “Cristo es el poder y la sabiduría de Dios.” Porque Dios es todo imaginación, y su poder es imaginar - eso es Cristo. Así que Pablo pudo decir que habiendo pensado en Cristo como a un hombre, dijo luego, “de ahora en adelante ya no consideramos a nadie desde el punto de vista humano; aunque he considerado a Cristo desde el punto de vista humano, sin embargo, ahora ya no lo considero así.” (2da. Corintios 5: 16). Él ve ahora quién es Cristo. Cristo es el poder y la sabiduría de Dios; y el poder y la sabiduría de Dios es imaginar, porque Dios es todo imaginación. Y Dios se hizo hombre para que el hombre pueda hacerse Dios. Entonces Blake dijo: “El hombre es todo imaginación, y Dios es el hombre, y existe en nosotros y nosotros en él. El cuerpo eterno del hombre es la imaginación, y eso es Dios mismo.”

Ahora puede que, con tus conceptos de Cristo y tus conceptos de Dios, no lo aceptes. Pero les sugiero que si hay evidencia para una cosa, lo que tú pienses al respecto, o aun lo que desees que sea al respecto, no importará. Así que esta pequeña niña y su madre, recordaron lo que hicieron, y atrajeron esto; y quizás no relaciones su acto imaginario con el hecho, y quizás dices que hubiese sucedido de todas formas. Ese es tu derecho a decir eso. Pero si ella lo repite, como lo hizo, y tú aun insistes en decir, “Bueno, hubiese ocurrido de todas formas”. Luego lo hace una tercera vez, todo en un intervalo de dos años, y los padres se dieron cuenta exactamente lo que hicieron.

Ahora llegamos al punto crucial de la historia de la niña. Como sucede en la vida de todas las personas - especialmente en California, por qué, no lo sé - pero en California hay muchos divorcios. Cualquiera que ha estado casado por diez años es un ciudadano de la tercera edad. Es lo más fantástico. Si permaneces unido por más de cinco, eso es realmente un logro. Bueno, a pesar de sus dos pequeñas niñas, dulces niñas, ellos se distanciaron. Él es Católico, y no quería el divorcio. Preferiría vivir en el infierno antes que tener un divorcio. Pero aun así, ellos se divorciaron. El divorcio fue concedido y finalizado - estoy usando las palabras textuales de la historia de la abuela, usando la palabra finalizado - fue finalizado hace dos semanas. Ella, según me dijo a mí, comenzó a perder la fe, porque me llamó sobre este caso cuando comenzó a desenvolverse hace unos meses atrás, digamos tres meses atrás. Y ella dijo, “no quiero que se divorcien. Estoy segura que pueden reconciliar la cosa completa y volver a ser una amorosa y maravillosa familia, como debe ser.” Yo estuve de acuerdo con ella, ciertamente ellos podían serlo.

Bueno, a pesar de aquel acuerdo aquí vino el divorcio, y los papeles firmados, la cosa completa finalizada. Así que la abuela le dijo a la pequeña niña: “Quieres a tu madre de vuelta, ¿verdad?” y ella comenzó a llorar. Ella dijo, “Está bien, ¿tú sabes lo que hiciste con la casa y el hogar de leña, y el pasto, y las dos habitaciones?”, “Si”. “¿Recuerdas lo que hiciste con el corralito y todos esos juguetes?”; “Si”. “Bueno, ahora, esta noche, ahora mismo, cierra tus ojos, y mamá está viniendo a través de la puerta. Tú escuchas que la puerta se abre. Ella está entrando, con su camisón - no está en ningún traje, ni en un vestido, lo que significaría que ella se iría de la casa esta noche - ella viene aquí en su camisón. Ella está durmiendo aquí. Así que la puerta se está abriendo, y es mamá. Ella está viniendo aquí, y te está besando. Siente el beso; es mamá, y ella está en su camisón.” Ella lo hizo el Lunes, Martes, Miércoles, Jueves, y la madre volvió a la casa el Viernes. Y la madre está ahora en el hogar, a pesar del divorcio que ha sido finalizado. Quizás en los ojos de los sacerdotes ellos están viviendo en pecado, pero ellos son los padres de dos pequeñas niñas, y la madre volvió, tal como la abuela le dijo a la nieta que sucedería. Así que cuando se encontró con su abuela, le dijo, “Sabes, abuela, tú eres madura, estás vieja, pero conmigo la Imaginación, ¡funciona como un trueno!”

Se nos dice en la biblia que nunca alejemos a un niño, porque un niño nos guiará - en Isaías 11:6, “Un pequeño niño los guiará”. Una pequeña niña trae de vuelta la fe de una abuela, porque ella me llamó, la maestra que le enseñó este principio, y yo estuve de acuerdo con ella por teléfono, sí, la reconciliación es perfecta. Así que la escuché decir, “si”, sin buscar los medios hacia el final, simplemente el final. Y luego vino lo que parecía ser final y absoluto, un acuerdo de divorcio firmado. No puedes ir más allá de eso. ¿Quién dice que no puedes ir más allá de eso? Todo es posible para Dios. Con Dios nada es imposible, si sabes quién es Dios. Dios es tu propia maravillosa imaginación humana, y Dios en acción es Cristo. La Imaginación en acción es imaginar.

Entonces, ¿Qué estás imaginando, la triple visión, o la visión individual? La visión individual está aquí mismo, y estos son los hechos de la vida, y no puedo hacer nada al respecto. Así que perpetúo mi mundo basado en la visión individual. Luego viene ese momento en el tiempo, que obtengo la visión doble, donde las cosas no son como parecen ser. Se convierten en símiles. Se convierten, en principio, en tan solo un símil. Yo me relaciono con el fuego quemante, sabiendo que, como comencé en un momento en el tiempo, todo llegará a un final, igual que un fuego. Entonces yo soy un símil. Luego digo: “La vida es un fuego”, una metáfora. Luego elimino el pequeño “es”, y ahora digo, “la vida y el fuego son sinónimos”. Y luego lo veo como un símbolo. No puedo sentir a uno sin pensar en el otro. Luego tengo imágenes. Luego, lo tomo con todo lo que hay en mi mundo. Entonces pienso en la gente, y son ciertas imágenes; los veo a ellos en el ojo de mi mente, espiritualmente, y son todos imágenes. Cuando las hago interactuar, ellas se casan, y cuando se casan, ellas engendran otras imágenes.

Y luego lo pongo a prueba. Yo quisiera ser… y lo menciono. Yo quisiera, por ejemplo, estar en otro lugar. Bueno, otro lugar es una imagen. Entonces yo asumo que estoy en otro lugar. Si yo estuviese allí, yo vería a gente que no podría ver desde este ángulo. Entonces, si estuviese allí, yo los debería ver, porque ellos estarían allí; luego comienzo a verlos en el ojo de mi mente. Verlos a ellos implicaría que yo estoy allí. Así que comienzo a charlar con ellos, tal como si yo estuviese allí. Y luego descubro que las cosas cambian rápidamente en mi mundo para obligar el viaje, y me muevo a través de una serie de eventos, un puente de incidentes, que me llevan al cumplimiento de ese viaje, y allí estoy. Pero luego recuerdo lo que hice. Yo tomé imágenes, tan solo simples imágenes, y las hice interactuar, y casarse entre sí, para que ellas produzcan otra imagen; y la imagen era el cumplimiento de mi deseo para mí mismo, y yo hice el viaje.

Así que esta es la triple. Él la llama: “la suave noche de Beulah”, la cosa más cercana al cielo en la terminología de Blake. Primero que todo, él tiene la eternidad; la llama el Edén, y la compara con el sol. El sol es un símbolo. Luego tenía junto a eso, “la suave noche de Beulah”, y el símbolo de eso era la luna, porque la luna refleja la luz del sol, y este refleja la actividad del cielo. Luego él tiene el límite de todo - él tenía cinco mundos - al límite de todo, él lo llama “Ulro”, que es este mundo, porque era opaco; el límite de contracción; y el límite de opacidad, donde el hombre tiene visión individual.

Ahora, todos en este mundo tienen visión individual. Pero estamos aquí por un propósito; es por una razón divina que estamos aquí. Tú y yo no hemos hecho nada malo que nos haya traído aquí. Estamos aquí para poder despertar a Dios. Igual que una gallina largando un huevo, y el huevo contiene la gallina; y con un esfuerzo desde adentro, luego de la germinación, sale. El huevo, dando a luz lo que contiene, es Dios saliendo de este huevo, y el huevo aquí es el cráneo humano. Dios realmente sale afuera de allí, y es Dios. Dios se hizo hombre para que el hombre pueda convertirse en Dios. La caída de la que se habla en la biblia, no es más que la caída del huevo de la gallina. Esa es la doctrina completa de la caída; y luego el pollito se eleva del huevo roto, y es Dios. Y ese es el final de la doctrina de la evolución. Dios se hizo el hombre para que el hombre pueda convertirse en Dios. Por eso les digo que lo traten seriamente, sean como la pequeña niña. Esta noche, cuando te vayas a la cama, ponte a ti mismo en el estado del deseo cumplido. Y luego combina todas las imágenes que implicarían el cumplimiento de aquel estado, y vive en él tal como si fuera verdad. Cómo sucederá, yo no lo sé.

Otra hermosa historia que debo contarles; el viernes pasado por la noche, mi esposa vino a la puerta y dijo, “¿Hay algún caballero en la habitación, o alguna dama que dejó un pequeño perrito en un auto?” Bueno, se lo necesita, o se la necesita.” Entonces un caballero saltó, y salió en busca del perro. Él me me había llamado una noche, diciéndome que no había encontrado al perro. Él dijo, “Yo amo al perro. Sé que es mi propia negligencia; dejé la puerta abierta porque estaba tan entusiasmado en llegar a la reunión sin perderme nada de ella, que no me di cuenta que no había cerrado la ventana.” Era un pequeño caniche. Él buscó por todo el barrio, y no podía encontrar al perro. Se quedó despierto hasta muy tarde aquella noche, y me llamó. Me dijo, “¿Qué debo hacer Neville?” Así que le dije lo que yo haría si yo fuera él, me iría a dormir tal como si el perro estuviese en la casa. Siente la presencia del perro, y piensa solo en términos de la cercanía del perro; él está justo aquí. Así que puedo decirte esta noche - no los detalles; no tengo todavía todos los detalles - que él ya tiene al perro.

Así que nunca falla. ¿Conoces el significado de la palabra oración? Se te dice en el capítulo 11 versículo 24 del libro de Marcos, “Por eso os digo que todas las cosas por las que oréis y pidáis, creed que ya las habéis recibido, y os serán concedidas.” Porque la palabra oración significa por definición en la concordancia bíblica: “Moción hacia; acenso a; cercanía a; en, o en los alrededores de.” Ahora, tú tienes un pequeño perro, y está perdido, ¿y ahora vives a millas y millas de distancia de donde había saltado por la ventana? No. La oración significa: ““Moción hacia; acenso a; cercanía a; en, o en los alrededores de.” Si lo has encontrado, ¿Dónde se encontraría él esta noche? ¿En una perrera? No. Él estaría en casa, ¿No es así? Bueno, ahora, eso es orar: él está aquí en casa, y tú sientes su presencia en casa. Eso es orar. Porque si él realmente volvió, si tú lo has encontrado, no lo dejarías detrás; él estaría en casa. Por lo tanto, tú realmente lo traerías adentro de tu casa. Ahora duerme como si pudieras tocarlo, y siéntelo, y huélelo, y siente su presencia. Luego vete a dormir. Bueno, esta noche puedo decirles que él está en casa, y el dueño de este pequeño perro ha aprendido una lección, de no dejar abierta a su ventana.

Te invito a que te unas a mí en la triple visión. Déjame decirte, no te fallará. No hay poder en este mundo que pueda detener su funcionamiento. Porque solo existe Dios; no hay nada más que Dios. Dios está reconciliando el mundo para sí mismo a través de Cristo, y Cristo es tu propia maravillosa imaginación humana - eso es Cristo. Cristo es el poder y la sabiduría de Dios. No necesitas ser más sabio de lo que eres. ¿Cómo sería si fuera cierto? Y luego te vas a la cama en la asunción de que es verdad, y duermes en esa asunción.

El viernes por la noche, una señorita - no la veo aquí esta noche pero quizás esta aquí - ella me dio una carta el viernes a la noche. Perdónenme; ahora la veo aquí. Pero el Viernes a la noche, ella me dio esta perfecta y maravillosa carta, una historia verdadera que conté porque ella me dio permiso para contarla. La conté el domingo pasado por la mañana, sin usar su nombre, y sin usar el nombre de la compañía. Ella está aquí esta noche. Hace tres semanas, ella y yo estábamos en la sala de atrás, aquí donde yo hablo. Su problema era que ella quería ocupar una posición en una compañía fabulosa con recursos en exceso de medio billón de dólares. Nunca antes una dama había podido ocupar esa posición. Nunca fue considerado que alguna mujer podía ocupar esa posición. Había muchos hombres elegibles, con la habilidad para ocupar ese trabajo, pero ella lo quería. Yo simplemente le dije: “Si yo fuera tú, simplemente lo ocuparía, tal como si fuera verdad.” Así que ella ocupó ese trabajo, y tres semanas después, ella fue asignada a ese trabajo. Ahora ella es la consejera de préstamos en una corporación con recursos que exceden medio billón de dólares - la primera mujer que fue asignada a esa oficina. Ella está aquí esta noche. No le voy a pedir que se identifique. Pero algún día, quizás en este maravilloso mundo nuestro, tú necesites sus servicios. Así que ella te dirá lo que yo le dije a ella, y aun así ella puede estar al servicio de aquellos que necesiten sus servicios.

Entonces hoy, únete a mí al poner en práctica esta triple visión. No te fallará. Pero déjame que te diga, tú eres el poder operante. Saberlo es una cosa, y hacerlo es otra. Una de dos: o lo haces, o no lo haces. Si lo haces, no te fallará. Si dices que lo sabes y que eres una buena persona por lo tanto Dios, porque eres bueno, se encargará de ti y te cuidará; Bueno... sabes, ¡Tengo noticias para ti!

Vayamos al silencio, y pongamos en práctica este perfecto y maravilloso principio.


Pregunta: Inaudible.

Neville: Mi querida, la diferencia entre la visión cuádruple y la visión individual es la simple diferencia entre la vista normal y la ceguera de nacimiento. La vista normal, si es una buena visión de 20/20, ve a los objetos tal como son. Los colores se ven con la vista normal, excepto para la gente que es daltónica. Me refiero a los que tienen la vista normal, no a una persona daltónica, sino a uno que ve a los objetos tal como se le presentan. Ahora, un niño que nace ciego, que no tiene el órgano de la vista, puede manejarse en este mundo porque así lo hacen, pero nunca podrás transmitirles la experiencia del color. Ellos pueden sentir objetos.

En este momento, tenemos a unas sillas que están siendo reparadas. Las obtuvimos de Sloans, en la ciudad de Nueva York, así que las tomamos de aquí y las llevamos a Sloans; para que puedan repararlas, pero ellos dijeron que no, que no podían hacer el trabajo. Aun así, tomarían el trabajo ya que les hemos comprado las sillas a ellos en Nueva York, pero se las darían a los ciegos. Y los ciegos de los que están hablando aquí, son los mejores trabajadores para este tipo de trabajo, como el de reparar sillas. Bueno, aún no han sido enviadas de vuelta, pero nos dijeron que no hay mejores que los ciegos, porque ellos pueden sentir. Así que indudablemente, alguien les lleva el mimbre común a ellos, porque saben qué hacer con él. Pero ellos pueden sentir, y son expertos en ponerlas de nuevo en orden, a punto tal que nadie se acerca a lo que hacen los ciegos cuando se trata de reparar sillas. Por lo tanto ellos tienen a nuestras dos sillas para reparar.

Pregunta: Inaudible.

Neville: Mi querida, solo estoy diciendo que cualquier persona que sueña, ve a los colores, pero tú no podrías transmitirles a ellos lo que tú quieres decir con color. A un hombre ciego, que se quedó ciego luego de haber visto color, le sería fácil ver colores. Pero si has nacido en este mundo, envuelto en esta pequeña vestidura de piel sin el órgano de la vista desde nacimiento, no estoy negando que tú aun, desde las profundidades de tu alma, podrías ver colores, pero no lo relacionarías con nada de lo que el hombre está hablando respecto al color. Así que la diferencia entre la visión cuádruple y la visión individual, es igual de amplia como la diferencia entre la vista normal, donde todas las cosas son vistas y observadas, y uno que es incapaz de observar nada. Entonces cuando uno se despierta en un sueño, y el sueño es tan real, hasta que uno no tenga esa experiencia, es difícil transmitir la excitación que uno tiene. Por eso él dijo, “La visión cuádruple es mi supremo deleite”. Tú contemplas a una imagen y de repente tú estás en esa imagen, y la imagen toma las cualidades materiales, y todo en ella se hace tan sólidamente real como esto, como tú eres ahora, todo se hace real. Tú estás en un mundo completamente diferente. El día vendrá en que tú y yo estaremos en un mundo completamente sujeto a nuestro poder imaginativo. Un mundo de solamente imágenes en las que entraremos por voluntad propia, y serán todas objetivamente real para nosotros.

Pregunta: ¿Podrías explicar un poco más sobre la visión cuádruple? Explicaste que te encontrabas en ese edificio, y estabas tratando de salir y volver, porque tenías que enviar a tu pequeña niña a la escuela. Bueno, ¿sería eso considerado como lo que llamamos la muerte, ese estado en el que estabas?

Neville: ¿Escucharon la pregunta? Volvemos a mi experiencia en la que entré en una imagen, y la imagen se cerró alrededor mío, convirtiéndose en una habitación en aquél fabuloso mundo. Si no hubiese tenido éxito en volver, el mundo les diría que la vestidura que yo ahora estoy usando (porque me identifican a mí con la vestidura que ahora estoy usando), ellos hubiesen dicho: “Neville ha muerto”. Yo no hubiese muerto, pero la vestidura hubiese sido dejada atrás, y ellos la hubiesen enterrado luego de examinarla para saber la causa de porque morí. Murió, pero no murió, porque yo soy el ocupante de esta vestidura, como tú eres el ocupante de esa vestidura. Tú nunca mueres, nunca en la eternidad, pero desgastas vestiduras. Y esta vestidura, a causa de mi naturaleza aventurera, hubiese sido declarada muerta. Pero yo no muero. Yo tenía asuntos sin terminar aquí. Tenía una esposa que yo, en mi propio ojo de la mente, no había asegurado según la Ley del César. No había visto que mi pequeña niña haya sido propiamente educada, y ella tenía el talento y el deseo de tener una educación más alta. Así que yo no había completado eso, ni dejado atrás los medios para dejarlo completo.

Por lo tanto, mi deseo en ese momento me permitió experimentar, y yo lo hice con tocar. Descubrí que el sentido del tacto es tan importante. Así que al sentir la sensación de una almohada, yo volví. Porque no hay hombre que se mueva, que haya podido traerme de vuelta aquí. No había ruta en ese mundo hacia este mundo. Y el tacto me trajo de vuelta. Por eso enfatizo la sensación de sentir, la sensación de tocar. Si hay algo que pueda decirle a cualquier persona que esté deseosa de estar felizmente casada, y es a una señorita a la que me estaría refiriendo, ¿Acaso tendrías un anillo puesto? ¿Sí? Bueno, entonces siente el anillo. No sientas una gigante, una gran piedra preciosa ahí. Eso no significa que estés casada. Eso es anterior al matrimonio, y no es prueba de que estés casada. Pero una simple alianza matrimonial de oro allí, implicaría para el resto del mundo que tú estás felizmente casada. Y luego ponte el humor que va con eso, de que estás felizmente casada, que estás orgullosa de aquél por el cual ahora llevas su nombre. Aunque no sepas el nombre, tan solo siente qué tan orgullosa estás de él, lo emocionada, sana y completa que te sientes en esta relación. Y tócalo; ve a la cama sintiendo el anillo, la cosa misma que implicaría el cumplimiento del estado conocido. Así que el tacto para mí, es muy importante porque yo lo he probado.

Pregunta: Neville, tú igualaste a la actividad de soñar, y amar, e imaginar, ¿Podrías explicar eso un poco?

Neville: Bueno, en el sueño de esta noche, yo tomo al objeto de hoy en el día y reordeno el patrón viviente basado en mis miedos y mis esperanzas. Así que mi esperanza y mi miedo de este día, producirán mi sueño de esta noche. Pero uso las imágenes familiares para mí, y allí las entrelazo en esta viva, viva estructura. Bueno, noten que la palabra misma, imaginar, implica usar energía; así que para ser amoroso, debe haber un objeto. Tú no puedes amar a menos que haya un objeto para el amor de uno. Por lo tanto, eso es una imagen. Entonces uso la palabra soñar; soñar es simplemente imaginar. Imaginar es soñar, y soñar es simplemente imaginar. Así que uso los tres términos, y digo que son tan solo tres formas de la misma cosa.

Pero ahora, cuando me siento a imaginar un estado al convertirme en él, y realmente estoy absorto en lo que estoy imaginando, yo tiendo a entrar en el estado imaginado. Si tengo éxito en hacer que mi conciencia siga a la visión y entre en ella, ésta se cierra alrededor mío. Luego, ese mundo entero es tan real como este, tan sólidamente real como este. Y estoy hablando desde la experiencia, no estoy teorizando.

Pregunta: Inaudible.

Neville: Una es la visión cuádruple, luego tenemos a la visión triple, como la de la pequeña niña. Roosevelt entró en la oficina cuando estábamos en grandes problemas con la depresión, y él no podía pararse en sus propios pies. Nosotros no podíamos pararnos en nuestros propios pies, y queríamos soporte de nuestro gobierno, así que lo votamos a él para que entre en la oficina, uno que no podía pararse en sus propios pies y tenía que ser levantado con ayuda. Cada vez que se paraba, él tenía que estar siendo soportado por otra persona que no sea él. Así que él nos dio el WPA, el CCC, y todo estos soportes externos. Pero esto es un símbolo. No estoy criticando ahora a nadie que tú hayas votado para la oficina. Esa es la presidencia más alta del mundo, en el mundo del César. No puedo pensar en ninguna otra oficina más alta que nuestra oficina para la presidencia de este país. No hay nada comparado a eso cuando se trata de la oficina política. Pero no me hagas ciego al símbolo tan solo porque esa posición sea tan grande, me refiero a los símbolos de este mundo. Cada hombre es un símbolo. Cada gran hombre es una alegoría. Cada vida de un gran hombre es una alegoría. Así que cuando lo trajimos a la oficina y lo repetimos cuatro veces, estábamos en gran necesidad de soporte externo; no podíamos pararnos en nuestros propios pies. Teníamos la profunda depresión. Hasta que la guerra comenzó en 1941, aun teníamos un grandioso desempleo. No se hizo ni una cosa para aliviar eso, a pesar de todos los años y todos los millones que usaron, el alfabeto entero, tratando de hacer que las cosas se muevan. Y ahora viene este presente hombre que, indudablemente, él ha estado haciéndolo bien - personalmente tú lo amarías, no hay duda al respecto; él es brillante, un tipo brillante y fácil de querer, un tipo rico - pero lo que me dio la señal, conociendo a los símbolos del mundo, es que en el minuto que entra en la oficina, entra en una silla mecedora.

Bueno, no más de eso. Buenas noches.



Traducido por Laura Arrojo
La conferencia original en inglés es WONDER WORKING POWER OF ATTACHMENT (Neville Goddard – 04-23-1963
) 



VIDEOS de Neville Goddard en español en YOUTUBE: << AQUÍ >>

AUDIOS en MP3 de todas las conferencias de Neville: << AQUÍ >>

PDF de todas las conferencias de Neville Goddard: << AQUÍ >>





miércoles, 8 de junio de 2016

LA PALABRA (Neville - 2 de marzo de 1965)

Neville Goddard (2 de marzo de 1965)


LA PALABRA



Si le pusiera un título, lo llamaría: “La Palabra”. Se nos dice en el capítulo 17 del libro de Lucas que: “al entrar en cierta aldea, le salieron al encuentro diez hombres leprosos, que se pararon a distancia, y alzaron la voz, diciendo: ¡Jesús, Maestro! ¡Ten misericordia de nosotros! Cuando Él los vio, les dijo: Vayan y muéstrense a los sacerdotes. Y sucedió que mientras iban, quedaron limpios.” (Versículos del 12 al 14). Cada palabra de las escrituras es un mensaje a nosotros, porque la biblia es simplemente la palabra de Dios que no callará y que no podría ser expresada de ninguna otra manera… tan solo fue vertida a través de aquellos que estaban calificados para recibirla. Así que con esta pequeña y simple historia, tú y yo podríamos transformar nuestro mundo entero si tan solo pudiéramos extraer su mensaje. ¿Qué es lo que la historia está tratando de decirnos? Cuando escuchas la palabra “leproso”, piensas en alguna persona apestada quien es apartado de la sociedad y no puede mezclarse con el hombre porque están apestados, y es contagioso. Pero tú y yo, hemos sido apartados y excluidos socialmente, financieramente, intelectualmente, excluidos de mil maneras… y nosotros somos los leprosos.

Así que, ¿Qué es lo que esta historia está tratando de decirnos? Él les dijo: “Vayan y muéstrense a los sacerdotes”. Bueno, en el mundo antiguo, el sacerdote no solo era aquel que instruía al hombre en la palabra de Dios, sino que también era el médico, y solo un certificado de aprobación de él podría permitirle a uno que había sido excluido, relacionarse libremente con la multitud. Así que muéstrense a los sacerdotes, y si él aprueba su higiene, les dará aquel certificado de aprobación; y entonces así podrán relacionarse libremente con la multitud. Y sucedió que mientras iban, quedaron limpios. ¡Vaya historia! Tú y yo que estamos aquí; supongamos que ahora estamos avergonzados, por ejemplo, financieramente, ¿Cómo podría tomar a esta historia, y limpiarme de aquella pobreza, para encontrarme a mí mismo en una sensación de seguridad? ¿Cómo podría hacerlo?

Primero que todo, existe una acción aquí: para producir lo nuevo se requiere una completa reorganización de los muebles de la mente. Bueno, los muebles de mi mente, de tu mente, de nuestras mentes, son simplemente aquellos que conocemos. Tenemos amigos, tenemos parientes, y todas estas personas, todos estos son, realmente, los pedacitos de muebles en la mente. Cualquier reorganización cambiaría el sentido, ¿verdad? Verdaderamente, cualquier reorganización. Entonces, si yo estuviese en una oficina esta noche, y deseara una posición más alta en aquella oficina, con más responsabilidades y más ingresos, yo vería, en el ojo de mi mente, la misma oficina, y me vería ocupando una posición diferente en esa oficina. Y ese cambio, automáticamente me cambiaría a mí, en relación a todos en aquella oficina. Todos tendrían que verme diferentemente, porque yo los vería diferentemente. Ahora yo veo a todos diferentemente, estando en ese estado. Y tan solo por un pequeño momento, los haría permanecer inmóviles en el ojo de mi mente, tal como si los preparara para un portarretratos. Si voy a sacar una foto de ti, te pediría que poses de cierta manera; y cuando la obtenga bien, ahí apreto el botón.

Lo hago en el ojo de mi mente, hago esta reorganización de la estructura de mi mente, manteniéndola inmóvil el tiempo suficiente para que yo realmente pueda sacar una foto de eso, una foto mental. Lo ves mentalmente, e inhalas hasta que sientes una sensación de alivio. Una excitación peculiar atraviesa por tu cuerpo. Porque de todos los placeres del mundo, el alivio es el que más profundamente se siente. Creo que todos lo han vivido… todos aquí indudablemente han tenido esta experiencia… tú estás esperando a que alguien vuelva a casa, y se han demorado, y tú los amas… podría ser un niño. Pero están llegando tarde. Ya pasó una hora, quizás son dos horas. Tú te pones más y más tenso. Luego escuchas unos pasos familiares o aquella voz familiar, y te viene aquel alivio… no hay placer en el mundo comparable al alivio. De todos los placeres del mundo, el alivio es el que más profundamente se siente.

Tú quieres expandir tu mundo, quieres ir mas allá de donde estás en el mundo, así que reorganizas los muebles de la mente. Luego, cuando tienes todo en su lugar, sientes aquella excitación de logro y el alivio que viene con él. A partir de ahí no haces nada. Eso es la fecundación, es una auto-fecundación; es todo lo que necesitas; y de una manera que nadie conoce, eso se moverá a través de una cierta serie de eventos y dará fruto, y de repente aparecerá en tu mundo. Pero lo “repentino”, es solo la aparición de esta continuidad escondida, que desde aquel momento en el tiempo cuando te auto-fecundaste a ti mismo, continuó hasta ese momento en que apareció. Pero no será hasta que toda la cosa sea germinada, que podrá estallar en follaje como debería… no hay otra manera.

Entonces en esta simple pequeña historia del leproso… yo soy el leproso, tú eres el leproso, somos todos los leprosos… y, aquí, dice: “Vayan y muéstrense”. Ahora, la biblia entera es realmente imaginaria. No hago un viaje físico a un sacerdote y me muestro ante el sacerdote, lo hago mentalmente. Si fuese verdad ¿Cómo se sentiría? Si esta cosa fuese realmente verdad, que yo ahora estoy realmente libre de cualquier restricción, entonces ¿con quién lo compartiría? Bueno, yo lo compartiría con mi esposa, lo compartiría con mi hija, lo compartiría con mi familia, lo compartiría con mis amigos; todos ellos lo sabrían. Bueno, entonces, déjalos que me vean, todo en mi imaginación. Así que ahora déjame que yo asuma que yo soy el hombre que quiero ser; y luego para confirmarlo, deja que traiga al ojo de mi mente, a todos aquellos que lo verían si fuera verdad. Así que mi viaje es mental, no es físico. Yo soy el leproso, y se me dice: “Ve y muéstrate ante los sacerdotes.” A medida que estoy yendo, quedo limpio, a medida que hago el acto, que hago el esfuerzo.

Por lo tanto, es todo un acto imaginario. “Dios solo actúa y es en seres existentes u hombres.” Bueno, ¿Quién es Dios? Dios es mi propia maravillosa imaginación humana, eso es Dios. No existe otro Dios. Su nombre es por siempre y para siempre: YO SOY. “Ve y diles que YO SOY te ha enviado. Si te preguntan el nombre, tan solo diles: YO SOY me ha enviado a ustedes. Ese es mi nombre para siempre… y por este nombre yo seré conocido por todas las generaciones”. No hay otro nombre. (Éxodo 3: 14)

Cuando yo lo estoy haciendo, ¿Quién lo está haciendo? Yo soy. Así que traigo al ojo de mi mente cierto estado, y lo veo claramente en el ojo de mi mente. Luego, permíteme que realmente haga foco en él, para sacar una foto, para tomar un retrato de él. Luego, con una profunda inhalación, yo lo impresiono sobre mí mismo, me he auto-impresionado. Ahora, Dios siendo mi propia imaginación, no impone su voluntad sobre las cosas, sino dentro de las cosas. No lo hace sobre las cosas, sino dentro de las cosas. Habiendo impresionado su propósito sobre las cosas, la voluntad de Dios es ahora, la voluntad de ellas, y por lo tanto, debe ser cumplida. Entonces ¿Quién es Dios? Dios es mi propia maravillosa imaginación humana.

Déjenme que les dé una simple pequeña historia. Ahora iré hacia atrás, hacia los años cincuenta, en los principios de los cincuenta. Mi pequeña sobrina vino aquí. Ella fue a la escuela en Barbados, fue a lo que llamamos la secundaria para mujeres, la cual se compara con nuestras escuelas secundarias aquí. Pero no tenemos otro sistema educativo después de eso; no hay otra cosa realmente.

Pero si vas a nuestras escuelas secundarias en Barbados, si realmente te gradúas con altos honores, puedes entrar en Oxford y Cambridge sin otros exámenes… como lo han hecho mis dos sobrinos… en la actualidad son doctores recibidos en Cambridge. No necesitas ningún otro examen si realmente lo haces todo, porque el sistema es un sistema maravilloso. A pesar de que aquí sea lo contrario… porque no podemos decir que es lo mismo que nuestro sistema en Barbados… por el estándar de ninguna escuela aquí, les aseguro. Entonces, ella vino aquí. Ella tenía una muy buena educación, pero solo para lo que llamamos la escuela secundaria para chicas. Ella quería ser enfermera, al menos así lo creía. Ella aplicó para San Lucas, en la ciudad de Nueva York, lo cual es un excelente lugar; pero la jefa de enfermeras, por razones que no necesito explicar, era prejuiciosa desde el principio y la hizo sentir pequeñita, y le dijo que ella no estaba apropiadamente educada para entrar en aquel sistema, aquella escuela. Ella volvió a casa ese día - sus padres vinieron con ella, estaban todos en nuestro departamento, estaban viviendo con nosotros, con la esperanza de hacerla entrar en aquella hermosa escuela de enfermeras - y Sally empezó a llorar. Su madre, mi única hermana; ella empezó a llorar. Y yo dije de una manera muy, muy suave, le dije, “Sally, querida, has venido aquí por un solo propósito, has venido aquí para casarte con un perfectamente maravilloso doctor Americano.” Ese es tu propósito realmente, así que yo veré que tú estás felizmente casada a un perfectamente maravilloso Americano que es doctor.”

Bueno, mi cuñado, estaba tan tenso y tan alterado, que explotó. Él dijo, “Sally, te enviaré por todo el mundo, por dos años, ve a cualquier lugar que quieras, y luego de dos años de viaje, vuelve a Barbados. No necesitas ser enfermera, no necesitas un trabajo, tienes todas las protecciones del mundo.” Y ella realmente tiene todas las comodidades en el mundo siempre que hablemos de dinero… ella no necesita dinero. Pero eso era lo que Sally quería; Sally quería ir a la escuela de enfermeras. Entonces mi esposa le dijo, “Está bien, esto es lo que haré por ti. Iremos a ver a mi doctor personal quien está en el Centro Médico Columbia Presbiteriano, y él tiene mucho peso allí.” Mi esposa le dijo, “por qué no haces una nueva aplicación, y en vez de decir que has ido a una escuela secundaria de chicas - que en este país no entenderían qué es eso; si en Inglaterra dices que fuiste a una escuela pública, significa que fuiste a Eton, te refieres a estas maravillosas escuelas; aquí si dices que fuiste a una escuela pública, no significa eso para nada. Quizás la persona que te haga la entrevista no comprenderá si le dices que fuiste a una escuela secundaria para chicas, así que dale otro nombre. Dale otro nombre completamente.” Y le dimos otro nombre completamente, y ella fue a Columbia, la Universidad de Columbia. Tienen una escuela de enfermeras asociada con el Centro Médico Presbiteriano, y Sally lo logró. Así que Sally fue a la universidad. Conoció un doctor allí, un hombre maravilloso, un joven solamente dos años más grande. Comenzaron su relación en mi departamento, se casaron, tienen tres hijos y un cuarto en camino. Y todo lo que hice - cuando vi las lágrimas cayendo por sus mejillas y en las mejillas de su madre - fue verla, yo simplemente hice una imagen mental de Sally estando felizmente casada con un Americano, un doctor, de quien ella estaba orgullosa. Eso fue todo lo que hice… una profunda inhalación y sentí el alivio… y no me importó lo que sucedió de ahí en adelante, ya sea que ella lograra o no entrar a la escuela de enfermeras. Lo logró, hizo los cuatro años completos de enfermería, y salió siendo una muy buena enfermera. Y justo después se casó con este joven.

Y esta es la imagen del leproso, excluido - “Tú no mereces entrar a nuestra escuela”, y luego lloras por misericordia. ¿Qué es misericordia? La misericordia es el amor en acción, eso es todo lo que es, “Señor, ten misericordia sobre mi”; y Dios es todo amor; por lo tanto, actúa. Estoy pidiendo acción. Y tú eres el llamado a la acción, porque eso es Dios. Dios se hizo hombre para que el hombre se haga Dios (Filipenses 2: 7). Así que cuando se hace el pedido, no te diriges a ningún Dios externo… es a ti mismo. Está bien, tú tienes una imaginación, es tu ser, tu ser completo; así que trae a ese individuo ante el ojo de tu mente, representa a ese ser a ti mismo como te gustaría verlo, o verla, o verlos, y luego siente la excitación, y cree en la realidad de aquel acto imaginario. Ese acto imaginario de tu parte fue Dios en acción.

Y esa es la historia. No tiene sentido, pero aunque no tenga sentido, si se prueba a si misma en acción, ¿Qué importa lo que otros piensen? Si hay evidencia de algo, ¿realmente importa lo que tú piensas o lo que yo pienso sobre el tema? Reamente no importa, ¿verdad? realmente no, si puedo comprobarlo al probarlo. Bueno, aquí hay algo que compruebo al probarlo. Puedo multiplicarlo miles de veces. Y tú no haces nada al respecto, realmente. Tú simplemente imaginas “el final” y fotografías “el final”. No vayas hacia atrás, hacia el comienzo, ve al final. Eso es “el final”, cuando preparas a alguien para una foto. Tú vas “al final”, esa es (la foto) que quieres sacar, y cuando la sacas, luego la revelas. Bueno, en este proceso la vida lo revela, y todas las cosas se mueven hacia ese final. Y luego, eres obligado a moverte a través de un cierto puente de incidentes, una cierta serie de eventos que te llevan hacia el cumplimiento de aquel acto imaginario que tú has impresionado en ti mismo. Es una auto-impresión, eso es todo lo que es. Así que para traer algo nuevo a este mundo significa que debemos reorganizar los muebles de la mente. Todos tenemos los mismos muebles. Pero, mi posición en esta mente mía está relacionada con los muebles en cierta manera. Si hago un cambio en algo, aun el cambio más pequeño resultaría en un cambio de significado en este mundo.

Ahora, se nos dice en las escrituras: “así será mi palabra que sale de mi boca, no volverá a mí vacía sin haber realizado lo que deseo, y logrado el propósito para el cual la envié.” Isaías 55: 11. No volverá a mi vacía. Bueno, ¿de qué palabra está hablando aquí? ¿Acaso está hablando de mis palabras aquí? No, estas no son las palabras. La “Palabra” en las escrituras es simplemente: “significado”. “En el principio existía la Palabra, y la Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios.” (Juan 1: 1). Esa palabra “logos”, la cual se traduce como: “palabra”, significa: “significado”. Si yo te hablara en una lengua extranjera, y no tuviera significado, no significaría nada. Si yo la repitiera y no entendiera lo que estoy diciendo, no significaría nada. Debe significar algo, por lo tanto: “En el principio existía el significado, y el significado estaba con Dios, y el significado era Dios.” Bueno, Dios es tu propia maravillosa imaginación humana.

Ahora, permite que haya un significado en esta reorganización de la estructura de la mente. Si yo ahora viera, en el ojo de mi mente, algo que implica algo, yo tengo una palabra; y la potencia de esa palabra está en su implicación. ¿Qué está implicando? Ese es su poder. Así que te veo en el ojo de mi mente, y tú me estás diciendo: “escuché las buenas noticias sobre ti”, y luego me felicitas. Bueno, entonces eso está implicando algo. Yo acepto tus felicitaciones. No las excuso, no me doy vuelta, yo creo cada palabra que estás diciendo sobre mi buena fortuna, yo las acepto. Así que esta es una palabra de Dios; yo tomo la completa impresión sobre mí mismo. No necesito hacer nada para que suceda; la vida misma se hará cargo de que eso suceda. Luego me muevo a través de estos pequeños acontecimientos en este mundo llevándome hacia el cumplimiento de esa impresión que yo he hecho sobre mí mismo.

Asi que todos son libres. Todos pueden hacerlo. Nadie puede evitar que lo hagas. No hay poder en este mundo que pueda detenerte a ti, el individuo, en hacer una auto-impresión. Cuando la gente te diga que lo han hecho de la otra manera, déjales que te digan lo que quieran. Yo te estoy hablando de una manera simple de hacerlo; la manera de las escrituras. Y cuando suceda, tu hasta quizás te olvides. La mayoría de nosotros nos olvidamos, y entonces, cuando las cosas suceden en este mundo, ni siquiera reconocemos nuestra propia cosecha. Cuando nos ponemos en este humor, y estamos, ahora, viviendo de una manera exquisita, nos ponemos tan arrogantes, que pensamos que lo hicimos de alguna manera diferente. Cuando la gente nos pregunta cómo lo hemos hecho suceden una de dos: o nos da vergüenza decirles cómo lo hicimos realmente, o quizás ni creemos que aquel acto imaginario lo hizo de todas maneras, y entonces tomamos los medios por los cuales ha sucedido y le damos todos los créditos a esos medios. Así que conocimos al señor Jones y el señor Jones nos introdujo al señor Brown, y ambos de ellos me llevaron a otra cosa, y entonces pienso que los medios realmente fueron la causa y la fuente de mi éxito. No es así para nada. Ellos tenían que venir.

Cuántas historias hay de este tipo… aquí está mi padre, parado en un lote, treinta y cinco acres en esta pequeña diminuta isla de Barbados. Él mira hacia el mar… acaba de comprar una vaca de estas tres señoras, tres hermanas que vivían juntas. Tenían una vaca que dejó de producir leche, y sabían que esta vaca tenía dos opciones: morir, o podías usarla de comida, así que llamaron a mi padre que se hacía cargo de este tipo de cosas. Él tenía una tienda donde vendía carne, y tenía, bueno, todas las cosas que encuentras en un almacén. Entonces fue a este lugar con mi hermano Víctor, y habiendo visto la vaca, le hizo una oferta, la cual ella aceptó, y le dijo al hombre que la lleve al matadero. Y luego, mirando a este fabuloso terreno, treinta y cinco acres, y el frente era una hermosa playa, una playa celestial, y le dijo a mi hermano Vic, “Oh, Vic, ¡Que maravilloso lugar para un hotel!”; luego en el ojo de su mente, la cosa completa fue hecha. Luego se dirigió a estas señoras y les dijo, “si alguna vez venden, denme la oportunidad de comprarlo”. Y ellas prometieron que lo harían.

Bueno, los años pasaron, algunas de ellas murieron, era muy grande para mantener, así que decidieron vender. El día de la venta, la única persona que lo quería más que cualquier otra cosa, estaba en Río de Janeiro por negocios, y él olvidó el día de la venta. Y cuando le mandó el mensaje a su abogado para que haga una oferta en la propiedad, ya era veinticuatro horas tarde. Mi padre la había comprado. Hoy hay un perfecto y maravilloso hotel situado en esa propiedad. Ahora no tiene los treinta y cinco acres completos… él compró los treinta y cinco acres, y vendió la mayor parte para casas privadas, así que el lugar está rodeado de hermosas casas. Pero un hotel está situado en esa propiedad. Él simplemente tomó una profunda impresión… y eso fue todo. Este mundo entero se trae a la existencia de la misma manera.

Y entonces, le preguntas a cualquiera - y no te lo dirán, quizás ni lo saben - cómo crea Dios. Pero se te dijo que él creo por medio de la Palabra. Y "la palabra", no es eso que pronuncias como palabra con tu aliento; una palabra simplemente significa: “significado”. Bueno, ahora, tú podrías ser tonto y no podrías expresar nada, pero podrías, en el ojo de tu mente, ver claramente lo que quisieras ser. Verlo claramente, trayéndolo en foco, impresionándolo sobre ti mismo con una profunda inhalación, y sentir la realidad de la cosa hecha y, ¡confía en ello implícitamente! Como se nos dice en el salmo 37: “Encomienda tu camino al Señor, Y confía en él; y él actuará.” (Versículo 5). Él actuará, porque “Dios solo actúa y es, en todos los seres existentes u hombres.” Confía en él luego de que hayas encomendado tu camino al Señor… solo mi camino. Tal como la pequeña querida Sally, y Sally hoy es dichosamente feliz viviendo en Cincinnati; y él es un perfectamente maravilloso doctor, un doctor exitoso, y ella es bendecida con su hermosa familia.

Así que les digo a todos: tú puedes hacerlo. Y no limites a Dios ni por un momento: todas las cosas son posibles para Dios, en serio les digo: ¡Todas las cosas! Pero no lo pongas en el exterior: Dios se hizo hombre para que el hombre pueda hacerse Dios. No hay lugar alguno que el hombre pueda ir donde él no sepa que él es. Yo podría, estando parado aquí, sufrir de amnesia y no saber quién soy, o dónde estoy, o qué soy, pero no puedo fallar en saber que Yo SOY. Yo sé que yo soy, pero no sé dónde estoy, y no sé qué soy, o quien soy, pero nunca puedo olvidar que yo SOY. ¡Nadie puede olvidar que él ES! Bueno, eso es Dios. Esa es la gran Yosoidad que está hundida en el hombre, y eso es Dios.

Luego lleva al hombre por los hornos de la experiencia y lo extrae como él mismo en el final. Cuando lo extrae, la historia de extraerlo está en las escrituras. Pero el hombre no lo cree. Creen que de alguna manera extraña esto sucedió hace 2000 años de una manera peculiar. No, está sucediendo todo el tiempo. Estoy convencido de que aquellos que están aquí, y que han hecho el hábito de ser expuestos a este pensamiento, no están lejos de tener las experiencias escritas en las escrituras de Jesucristo. Jesucristo es tan solo un patrón, es todo lo que es. Es un retrato de la obra teatral de Dios. Todos tendrán la misma experiencia, nacerán de la misma manera que se dice que él nació. No es a través de una mujer milagrosa que no conoció a hombre, no tiene nada que ver con eso. No tiene nada que ver con alguna mujer que no conoció a hombre, quien tiene un hijo de una manera peculiar milagrosa. Todo tiene que ver contigo, cuando eres nacido de una manera completamente diferente. Te encuentras a ti mismo, despierto dentro de tu propio cráneo; ese es el primer gran acto. Y tú no sabías que estabas muerto; pero ahora te das cuenta que debes haberlo estado, o que alguien pensó que lo estabas porque si no, no te hubiesen puesto dentro de tu cráneo. Porque tu cráneo se convierte en una tumba, y tú te despiertas en tu carne para descubrir que es una tumba. Luego sales de ese cráneo para descubrir que el simbolismo, tal como fue escrito en las escrituras, está tomando lugar delante de tus ojos. El niño del que habla en las escrituras, será la señal de este fantástico evento… y he aquí, el bebé envuelto en fajas (Lucas 2: 12). Y los hombres lo encuentran, tal como se les dijo a los hombres en las escrituras, vayan y encuéntrenlo, y esta será la señal para ustedes: encontrarán a un bebé envuelto en fajas recostado en el piso. Así lo encuentran.

Luego viene el desenvolvimiento de la cosa completa, todo dentro de ti. No sucede en el exterior, ni una sola cosa sucede en el exterior. Si lees las escrituras cuidadosamente, no hay ni un evento escrito en las escrituras que haya sido visto por el ojo, solo por aquel que ha tenido la experiencia… si lo leen cuidadosamente. Pero se les ha dicho por siglos que los tres reyes magos lo escucharon en el exterior. Se les dijo esto, lo otro, y aquello. Escuchen a estas palabras cuidadosamente: él salió de la maravillosa tentación, vino al templo, y le dieron un libro, el libro de Isaías. Él abrió el libro de Isaías y leyó aquel pasaje el cual es el capítulo 61. Leyó solo algunas palabras, solo un verso y medio: “Y el Espíritu del Señor Dios está sobre mí; porque me ha ungido para predicar buenas nuevas a los pobres; a publicar libertad a los cautivos, y proclamar aceptable el año del Señor.” (Versículo 1). Luego cerró el libro, y se lo devolvió al auxiliar. Luego cuando se sentó, dijo a aquellos que lo miraron, “Hoy se ha cumplido esta escritura delante de vosotros.” (Lucas 4: 18 al 21)

Si lo lees… no solo aquel pequeño pasaje… ve para atrás y lee todo lo que llevó a ese momento. Él sale del desierto… se te dijo que estaba solo en el desierto. Si él estaba solo en el desierto ¿Quién podría saber lo que sucedió? ¿Podría cualquiera en este mundo contarte sobre las tentaciones? ¿Podría cualquiera escribir con total honestidad? y los evangelistas están escribiendo las tentaciones y luego parafraseando el libro de Deuteronomio para apoyar las escrituras. Bueno, ¿Quién realmente podría contar si yo salí de allí luego de cuarenta días, estando solo? ¿Quién podría decirte lo que yo experimenté a menos que yo te lo dijera? Si te lo cuento a ti, entonces podrías escribirlo. Pero tú no estás escuchando a escondidas si yo estoy solo. En esa área, no había micrófono oculto. Él estaba solo, por lo tanto, si tú vas a contar lo que le sucedió a aquel que estaba completamente solo, hay dos posibilidades: o él te la contó, o de alguna manera extraña tú también conoces el misterio. No, aquel a quien le sucede, él es el que te lo cuenta. O lo crees o no lo crees. Así que él te dice que ha sucedido. ¿Qué sucedió? Este día he sido ungido. Si soy ungido y el Espíritu de Dios desciende sobre mí, por lo tanto, ¿Quién pudo haber visto ese descenso sino aquel sobre quién descendió? Entonces, o él te cuenta que lo ha experimentado, o tú no sabes que así fue. “Soy ungido”, dijo él. La cosa completa es un drama tomando lugar dentro del individuo, no hay una cosa que esté tomando lugar afuera.

Desde principio a fin, el libro completo es simplemente el drama de Dios desenvolviéndose en el hombre. Y hay muchos de nosotros que no lo creerán. Permítanme que les diga, que realmente no importa si no lo crees, no hay ningún problema. Vas por la vida y luego llegas al inevitable final para encontrarte a ti mismo restaurado y no muerto para nada, sino atravesando el mismo tipo de agitación que estás atravesando aquí. Hasta que un día escucharás la misma historia, y la escucharás una y otra vez, y un día la tierra de la mente será lo suficientemente fértil y preparada para que saque raíz. Cuando saca raíz crece, y luego tienes las experiencias. Pero lleva un gran tiempo hacer que mente dura del hombre, como el granito, reamente esté dispuesta al punto en que la semilla, la palabra de Dios, pueda tocarla y tomar raíz y crecer.

La idea del reino de Dios debe ser plantada en el hombre, y al plantarla en él, de repente saca raíz en el hombre y crece. Pero para muchos de nosotros, como se nos dijo en el capítulo 13 de Mateo, la semilla cae en la ruta y los pájaros en el aire la comen; y luego cae entre los espinos y la ahogan; y luego cae sobre roca dura y aunque toma un poco de raíz no hay profundidad, la tierra no ha sido preparada, así que el sol la quema al otro día. Pero luego, hay también un área donde la tierra ha sido bien preparada, y cuando la palabra o la semilla de Dios cae y es aceptada, luego produce uno a ciento, otro a sesenta y otro a treinta por uno.” (Versos 20 al 23). Existen aquellos que son muy, muy brillantes en este mundo, con mentes brillantes, exitosos en los ojos del César, que rechazan esto, completamente lo rechazan; pero no importa, no hay ningún problema. No levanten ni un dedo para persuadirlos, déjenlos tal como están, porque esa mente tiene que atravesar sus propios hornos.

Llegarán a lo inevitable… como Stalin… él tiene que hacer su salida también. Él pensó que viviría para siempre, y Khrushchev pensó que sería el gran hombre para siempre. Ahora los han hecho “personas no-reconocidas”, los eliminaron completamente, así que dejaron de ser ‘alguien’, al menos como ellos quisieran ser, dejaron de ser reconocidos. Todos ellos se han hecho personas no reconocidas. Pero no están realmente muertos; son restaurados a la vida, y puestos en una posición adecuada para el mañana que les tocará, porque, eventualmente esa tierra debe ser preparada para recibir la palabra de Dios. Y la palabra de Dios comienza con la promesa a Abraham. Esa es la palabra de Dios: “Te daré un hijo” (Génesis 18: 10). Y luego viene un desarrollo más grande de la idea: a David, “Cuando tus días se cumplan y reposes con tus padres, levantaré después de ti a un hijo, el cual saldrá de tus entrañas, yo seré su padre, y él será mi hijo.” (2 Samuel 7: 12 y 14). Luego viene el cumplimiento de estas promesas en la mente de aquel que escuchó estas historias y no las rechazó, quien aceptó y esperó en confianza para que Dios se desenvuelva a si mismo dentro del hombre.

Pero mientras estamos esperando, habiendo aceptado la idea y creyéndola, cambiemos nuestro mundo y hagamos de él un mundo más hermoso en este mundo del César. No tiene nada de malo tener dinero, no hay nada malo en eso. No hay nada malo en tener algo hermoso en este mundo, algo que tienes ahora. No dejes que nadie te diga que no tienes derecho a tenerlo.

Y no seas limitado completamente por estos conceptos del mundo eclesiástico externo. No tiene nada que ver con la realidad. Escucha la palabra de Dios… él te da completa libertad de elección y de reorganización de esa estructura. Si me muevo de aquí a allí, y miro a esta habitación luego de haberme movido, la habitación es diferente. La habitación sigue siendo la misma para sí misma, pero es diferente en relación a mí, si yo me muevo. Por lo tanto, yo me muevo en relación a donde estoy financieramente, socialmente, intelectualmente, y luego observo a mi mundo, contemplándolo desde ese movimiento, y lo veo diferente, y todos me miran a mí y me ven diferente. Si hoy te convirtieras en la persona que te gustaría ser, tus amigos lo sabrían. Bueno, entonces, muévete mentalmente y luego permítele a tus amigos que lo sepan mentalmente. Permíteles que te vean como te tendrían que ver si fuera verdad, y luego haz una profunda inhalación, y saca la foto.

No tienes que revelarla realmente, tan solo sucede, tan solo sucede en este mundo. Otros te dirán, “debes salir y luchar”. Está bien, deja que ellos luchen. Por lo que a mí me importa, deja que ellos luchen de aquí hasta el fin de los tiempos. Yo no luché, les aseguro. No tuve que luchar, no levanté ni un dedo. Y cuando me enteré de lo que tenía… yo no tenía la menor idea… y yo no luché. Yo simplemente escuché buenas noticias para otros, día tras día, y me puse en el humor de escuchar buenas noticias. Me parecía una cosa tan maravillosa de hacer, la de escuchar buenas noticias para la gente. Me metí tanto en el hábito de escuchar buenas noticias que no podía escuchar otras noticias. Y luego me enteré de lo que me habían dado, allá por el 1941. Creo que fue en 1942, lo cual era que de repente tenía este fantástico valor. Volví el año pasado con la conciencia de realmente tener lo que seguramente el 99% de la gente en el mundo, ni soñaría que podría tener. No me siento diferente por eso… yo sigo contando la misma historia… no me hace diferencia para nada. Podría poner mi mano en eso, pero realmente no me importa, no lo necesito, pero está allí. Lo tengo, y mi esposa se quedará con ello si yo cayera frito esta noche; mi hija también lo tendría. Pero, yo, personalmente, no tengo deseos por ello - y aun así, es mío - pero no tengo deseo alguno en absoluto.

Así que les digo, no se preocupen. Todo es posible para Dios, y Dios es tu propia maravillosa imaginación humana. Piérdete completamente en escuchar las buenas noticias para la gente. No importa lo que el mundo te dirá. Te llamarán tonto, idiota, te llamarán todas estas cosas; realmente no importa. No discutas con ellos para nada. Tan solo continúa hablando ciegamente de la palabra de Dios, y la palabra de Dios es simplemente aquel concepto en el ojo de tu mente que tiene significado. ¿Hay algo que tiene significado? ¿Significa algo? Bueno, eso es una palabra. Ahora, dila hasta manifestarla, sin usar palabras. Tú la dices al simplemente verla mentalmente, aceptándola como realidad, sintiendo la excitación, aquel alivio que viene, y luego déjala ir. Y no hay poder en este mundo que pueda detener su manifestación.

Así como aquella enfermera, que era la jefa de enfermeras en la Clínica San Lucas, no pudo frenar a mi pequeña sobrina de lograrlo. Si comparas a ambos hoy en día, aunque San Lucas es una escuela muy buena de enfermería, igual no creo que ningún doctor te diga que es mejor que Columbia. Porque la universidad de Columbia la supera por lejos… porque allí, los profesores son doctores. Tienen cuatro años de entrenamiento. Juzgada por los estándares humanos, ella no tenía chances ni aunque las vacas vuelen de entrar a Columbia, viniendo directo del pequeño Barbados con tan solo un diploma de secundario. Pero ella entró. Cuando le dije - se lo dije en broma - “Sally ha venido aquí solo para casarse con un amoroso muchacho Americano que sea doctor.”, pensé que rompería el hechizo. Para eso fue que lo hice. Luego, cuando vi sus reacciones - lágrimas de su madre, lágrimas de ella misma, y esta reacción de su padre - le dije ahí mismo que lo haría… y así lo hice. Luego dos años pasaron, y un día ella viene a casa y trae a este joven interno. Él es un agradable muchacho. Luego, a la semana siguiente, lo vuelve a traer, al mismo muchacho. Después de cinco o seis visitas de este tipo, yo sabía que esto era algo serio, y entonces, en mi propia casa sucedió esta maravillosa propuesta de matrimonio y consolación. Se fueron a Barbados y se casaron.

Así es como la ley funciona. No trates de racionalizarla. No puedes racionalizarla, no funciona de esa manera. Pero te digo una cosa, el primer acto de corrección o cura es revisar. Se llama en las escrituras, arrepentirse. Pero esa palabra tiene extrañas connotaciones, y cuando la gente la usa, significa: “sentir remordimiento, sentirse arrepentido”. No tiene nada que ver con eso. Arrepentirse es un cambio radical de actitud hacia la vida. Yo lo llamo revisión, porque revisión resulta en revocar. Yo tomo los contenidos de mi mente - porque voy a vivir con ellos si no los revoco - y para revocarlos debo revisarlos. Así que los reviso; yo cambio los muebles de mi mente. La persona común irá a su casa año tras año, sin cambiar ni un mueble en su casa. Ella lo encontró así, y así queda. Tal vez los mueva a un costado solo para limpiarlos, y luego los vuelve a poner en su lugar. Nunca se le ocurrirá cambiarlo. Bueno, eso es tan solo una representación de la fijeza de su propia mente… esa persona no cambia nada.

Tú cambias la estructura de tu mente. Tienes a todos los muebles del mundo. Todos tus amigos son parte de los muebles de la mente, así que cámbialos en relación a ti. Deja que te vean como deberían verte, si tú ya fueses lo que te gustaría ser, déjales que te vean de esa manera. Alguien me preguntó hoy, “¿Lo haces todas las noches?” Si te da placer, sí, hazlo si te da placer. Pero hacerlo todas las noches no significa que va a suceder. Solo se necesita una inhalación para hacerlo. Es como un embarazo, así que luego de que uno ha quedado embarazado, ha concebido, podrán hacer o no el acto antes de que nazca; no sé, tal vez lo hacen. Pero todos los actos entre la impresión y el nacimiento no van a ayudar a ese crecimiento. Va a crecer en su propio tiempo normal, y cuando el tiempo se haya cumplido, nacerá.

Como se nos dijo en las escrituras, “Porque es aún visión para el tiempo señalado; se apresura hacia el fin y no defraudará. Aunque tarde, espérala; porque ciertamente vendrá, no tardará.” (Habacuc 2: 3). Todo tiene su tiempo señalado. Un pollito nace en tres semanas; un pequeño cordero nace en cinco meses, un bebé en nueve meses, un caballo en doce, así que todos tenemos diferentes intervalos de tiempo. Pero impresiones adicionales no te ayudarán. Cuando lo haces una vez, si realmente lo haces, ¡está hecho! Luego, déjalo en paz. Y vive en confianza de que ese auto-embarazo tiene su propia manera de llevarse a cabo y manifestarse en la pantalla del espacio. ¡Y sucederá!

Inténtalo, no te cuesta nada intentarlo. Que todos aquí esta noche tomen un concepto noble de sí mismos, y luego usen un marco de referencia para reflejar que tú ya eres esa persona; porque si fueras esa persona, otros lo verían, ellos lo sabrían. Simplemente tómalo, deja que el mundo lo vea, y siente la excitación que viene con él, y siente el alivio que viene con haberlo logrado. Luego suéltalo y continúa con tu vida en este mundo. Todo simplemente se añadirá para que suceda.

Entonces, inténtalo. Luego, déjame pedirte un favor, cuando obtengas los resultados, que los obtendrás, compártelos conmigo así puedo contárselo a mis amigos aquí. Puedes contármelo en una reunión o contármelo por escrito, escríbeme una carta, pero compártelo conmigo. Verás, en la historia que conté al principio habían diez, y uno solo volvió para decir gracias, los otros nueve no volvieron. Uno solo volvió y dijo, “Gracias, Maestro”, y él dijo, “¿Acaso no eran diez? ¿Dónde están los nueve que no volvieron?” Puedo tomar a cualquier pequeño niño y enseñarle a decir gracias, cualquier niño puede hacerlo. Pero pocas veces necesito enseñarle a sentir el “gracias”. Todo lo que haces es simplemente sentirlo. Puedo enseñarte a decir gracias y estas palabras vacías no significan nada… pero siéntete esta noche agradecido porque una cosa es real y verdadera. Pero le pediré a mas de uno, de esos diez, para que vuelvan y me cuenten. No para mi propia satisfacción, sino para otros, para que pueda compartirlo con ellos y contarles, contarles a todos, cómo ha funcionado para ti. Asi los podré alentar, porque realmente funcionará si lo haces.

Esta es una simple, simple historia, la de los diez leprosos que pidieron misericordia, le pidieron a él que actué de manera amorosa en relación a ellos, “ten misericordia de nosotros”, y todo lo que él dijo fue: “Vayan y muéstrense a los sacerdotes.” Tan solo imagina aquel maravilloso pensamiento, porque si realmente yo creyera lo que les dije esta noche, yo actuaría, ¿verdad? Si tú creyeras lo que has oído esta noche, tú actuarías, ¿verdad? Bueno, si voy a mostrarme a mí mismo ante los sacerdotes, ¿Acaso eso no es actuar? Bien, sucede que los sacerdotes son en realidad la multitud que ahora me dará la aprobación de lo que yo pedí. Podría ser mi esposa, mi hija, mi hijo, mis amigos… esos son los sacerdotes. Y les muestro que soy el hombre que yo quiero ser, y ellos lo aprueban. Entonces, a medida que estoy yendo, quedo limpio… limpio de lo que yo era, porque yo me convierto en lo que estoy asumiendo que yo soy. Esa es la historia. Es una simple historia, pero cada pequeña historia en las escrituras tiene un profundo significado: el significado de liberar al hombre, porque cuando él comienza, la Palabra está para liberar al cautivo. Cuéntenles las buenas noticias porque ahora eres ungido, ve y cuéntales la buenas nuevas y liberen al cautivo. Liberen a todos con las buenas noticias.

Ahora, vayamos al silencio.


Pregunta: En Juan dice, “Entonces su hermano dijo: ‘Vete de aquí, y ve para Judea… ningún hombre trabaja en secreto”, etc. Y él les dice a sus hermanos, “Vayan ustedes”. Y luego él va allí en secreto. ¿Podrías comentar sobre esto?

Neville: Ese es el capítulo 7 de Juan, donde no creen en él (versículos 3 al 8). Esta es la historia de cada persona en este mundo. Tú naces en una familia y ellos conocen tus debilidades, tus limitaciones… y el drama de la eternidad está desenvolviéndose en ti. Y tu propia esposa, conociéndote como una esposa te conocería, no podría ni por un momento creer que la historia de Jesús podría pasarte a ti. Es decir, es algo casi imposible… para que uno crea que te sucedió a ti, porque ella te conoce, ella conoce tus debilidades y todas tus limitaciones. Así que en esta historia él les dijo, “Mi tiempo no ha venido aún; pero vuestro tiempo está siempre aquí.” Bueno, Tom, eso es una lección en sí misma. En otras palabras, es tan difícil decirle al hombre quién está sentado aquí esta noche, o el mundo entero, tres billones de nosotros, que estas son tan solo vestiduras y estas vestiduras son partes permanentes de la eterna estructura del universo. Tan solo están animadas… su tiempo está siempre aquí… esto es siempre parte del mundo del César. Así que cuando él habla, está hablando de un mundo completamente diferente. Él dijo, “Mi tiempo, mi tiempo real, aún no ha venido completamente.” Mientras él esté usando una de estas vestiduras, todavía es parte de este mundo. Pero él ha probado el poder de la era venidera, y está esperando pacientemente para salir de esta vestidura, que pertenece a este mundo, para así poder entrar en aquella era, un mundo completamente diferente.

En todos estos contactos en el mundo, ¿Quién te creería? Él va ahora, en secreto. Todas estas cosas, suceden en el interior, no suceden en el exterior para nada. Cuando él pasa a través de ellos… cuando están a punto de tirarlo por el precipicio, y él pasa a través de ellos… esto no es pasar a través de una puerta aquí. Es como la experiencia que les conté hace unas semanas, que salí del cuerpo para encontrarme a mí mismo en un lugar cerrado, sin puertas ni ventanas, para luego dejarlo y volver al cuerpo. Así que tú vas en secreto al interior, y te vas en secreto de allí, volviendo al estado que es parte de la estructura eterna del universo.

Pregunta: Entonces, los hermanos en este caso no son… ¿estos no son los Elohim?

Neville: No, todos estos son mis hermanos. Él dijo, “¿Quiénes son mis hermanos? ¿Quién es mi madre?; aquellos que escuchan la palabra de Dios y la hacen. Así que él negó tener tan solo unos hermanos. Bueno, cuatro de ellos son mencionados en las escrituras, y hermanas, sin nombrar, pero es en plural. Al menos él tenía una familia. Pero él niega estar relacionado simplemente a una pequeña familia, porque yo estoy relacionado a través de esta vestidura a cada ser en este mundo. Pero el ser en mí que se forma en la semejanza de Dios - “Hagamos al hombre en nuestra imagen” - ese algo que está en mí, que está siendo formado en la imagen de Dios, porque se nos dijo, “él es la mismísima imagen del Dios viviente” - esa imagen es Jesucristo que es Dios. Está siendo formado en cada hombre, y cada hombre se despertará un día como Jesucristo. Pero al usar estas vestiduras no pueden creerlo, y piensan que estás loco, porque se les enseñó a creer que Jesucristo fue un hombre que vivió hace 2000 años y que eso es todo lo que fue.

Hoy noté en la revista Time, que están dando estos honores nuevos a nuevos príncipes de la iglesia, veintisiete de ellos. Hasta ahora, para recibir este honor tenías que postrarte y besar el pie del Papa. Y ahora eso ya no es necesario. Bueno, si ahora no es necesario, nunca fue lo correcto. Ya no es necesario besar su pie. Y él ya no te da el sombrero como solía darlo, el sombrero te lo envían a tu casa… porque nunca lo usas. Se guarda en tu casa hasta que mueres, y luego te lo ponen en la frente. Así que antes te lo daban a ti, y hasta ahora, tenías que postrarte. La posición más esclava en el mundo es postrarse, los esclavos lo han hecho siempre. Y tú besas el pie… ahora no lo haces. Si no tienes que hacerlo ahora, ¿Cuándo fue lo correcto? Les digo que tomen todo esto y lo saquen de su mente… no tiene nada que ver con la realidad. Cristo se está formando en el hombre y se forma en un simple hombre, en un hombre que al pasar nadie se daría vuelta para verlo. Pero en él, se está formando y él lo sabe por su propia experiencia. Así que él pasa como uno a que el mundo entero adularía, que besarían si tan solo pudieran pararse en su presencia.

Mi pequeño sobrino vino a la Ciudad de Nueva York hace muchos años, y mi hijo lo invitó a salir una noche por la ciudad, Sábado por la noche, y se emborracharon. Ambos eran jóvenes, pero mi hijo era mayor. Así que fueron de bar en bar, y volvieron a casa alrededor de las dos de la mañana, y escuché que estaba tratando de vomitar en el baño. Él era católico, mi sobrino, así que se tenía que levantar temprano para ir a misa, para ir a Iglesia Saint Patrick, y yo sabía que no llegaría. Luego, alrededor de las diez yo estaba levantado preparando café caliente, y él despertó. Me dijo, “tengo que ir a misa, porque si no mi madre nunca me lo perdonará. Tengo que escribirle hoy y contarle que fui a misa.” Así que le di su café negro y caliente, y lo dejé todo arreglado. Nosotros vivíamos en la calle 55 y la Iglesia Saint Patrick está en la 50 y la Quinta Avenida, así que no era muy lejos. Era una hermosa mañana fresca, y salimos alrededor de las 10:30 para caminar hasta Saint Patrick. Él llegó a tiempo, y para su disgusto era misa mayor, y el cardenal Spellman la conducía. Pasaron por una larga, larga misa, pero al menos la parte compensatoria era esta: cuando él volvió a casa pudo sentarse y escribirle a su madre y decirle que no solo fue a la misa de Saint Patrick, sino que el Cardinal Spellman la condujo. Eso fue todo lo que necesitó decir, porque la madre sintió: “oh, mi hijo es tan bendecido.” Ella no supo de la noche anterior… pero él salió y pasó ese momento maravilloso.

Verán, soy cincuenta y cincuenta - la mitad de mi familia son católicos y la otra mitad son protestantes. Ellos no se pelean. Los católicos piensan que todos nos iremos al infierno; y no les rompemos la ilusión. Pero ellos son todos íntimos… no hay hostilidad, realmente… son íntimos, mitad y mitad. Éramos todos protestantes al comienzo, luego tres hermanos se enamoraron de unas chicas amorosas, católicas. Por supuesto, tenían más hijos que todos los demás juntos, y todos sus hijos tenían más hijos. Así que hoy en solo dos generaciones somos cincuenta y cincuenta. Seremos superados en otra generación… pero ese es nuestro mundo en el que vivimos.

Cuando voy a casa y les cuento estas historias, mi lado católico no me quiere escuchar, no pueden escucharlo. No tiene sentido para ellos, porque no se les enseñó de esta manera. Pero, por el otro lado, no puedo decir que mi lado protestante lo puede comprender tampoco. Porque verán, hasta donde ellos saben, yo me fui de casa y ellos permanecieron allí y trabajaron duro, e hicieron mucho dinero. Mi padre es un hombre perfecto, un perfecto padre; él no discriminó cuando entregó su riqueza. Así que su hijo pródigo, que se fue a miles de millas de distancia, obtuvo la misma cantidad que los otros, de los diez miembros que somos. Cuando el testamento fue leído, no solo que Neville estaba incluido, sino que lo estaba hasta el fondo. Ellos se quedaron en casa trabajando y ocupándose de todo este dinero, sin saber que en el final yo también lo obtuve. Así que el hijo pródigo volvió… y el ternero engordado fue de él. Esa es la historia.

Gracias, Buenas noches.




Traducido por Laura Arrojo
La conferencia original en inglés es THE WORD (Neville Goddard – 03-02-1965
) 



VIDEOS de Neville Goddard en español en YOUTUBE: << AQUÍ >>

AUDIOS en MP3 de todas las conferencias de Neville: << AQUÍ >>

PDF de todas las conferencias de Neville Goddard: << AQUÍ >>





miércoles, 1 de junio de 2016

ORACIÓN RESPONDIDA (Neville - julio de 1951)

Neville Goddard (julio de 1951)


ORACIÓN RESPONDIDA (Charla de Radio – Emisora KECA, Los Ángeles)



¿Alguna vez tuviste una oración respondida? Qué no daría el hombre para solo sentir la certeza de que cuando oran, algo definitivo sucederá. Por esta razón, me gustaría tomar un poco de tiempo para ver por qué algunas oraciones son respondidas y algunas aparentemente caen en tierra seca. “Cuando ustedes oren, crean que ya han recibido y recibirán” (Marcos 11: 24). Crean que ya han recibido - es la condición impuesta sobre el hombre. A menos que creamos que recibimos, nuestra oración no será respondida. Una oración - concedida - implica que algo se hace como consecuencia de la oración que, de otra manera, no hubiese sido hecho. Por lo tanto, aquel que ora es el disparador de la acción - la mente que dirige - y aquel que concede la oración. El hombre rechaza en asumir tal responsabilidad, porque la responsabilidad, aparentemente, es la pesadilla invisible de la humanidad.

El entero mundo natural está construido sobre la ley. Aun así, entre la oración y su respuesta no vemos tal relación. Sentimos que Dios podría responder o ignorar nuestra oración, que nuestra oración podría embocarle o errar al blanco. La mente todavía no está dispuesta a asumir que Dios se somete a sí mismo a sus propias leyes. ¿Cuánta gente cree que hay una relación de causa y efecto entre la oración y su respuesta?

Observemos los medios utilizados para sanar a los diez leprosos como se lo menciona en el capítulo 17 del Evangelio de San Lucas. La cosa que nos llama la atención en esta historia, es el método que se usa para elevar su fe a la intensidad necesaria. Se nos dice que los diez leprosos acudieron a Jesús para que “tenga misericordia” sobre ellos - es decir - para que los sane. Jesús les ordena a que vaya y se muestren a los sacerdotes, y “cuando estaban yendo, fueron sanados”. La ley de Moisés demandaba que cuando un leproso se recuperaba de su enfermedad, él debía mostrarse a sí mismo a los sacerdotes para obtener un certificado de su salud recuperada. Jesús impuso una prueba sobre la fe de los leprosos y les dio los medios por los que su fe podía ser elevada a su máxima potencia. Si los leprosos hubiesen rechazado ir - no tendrían fe - y, por lo tanto, no podrían haber sido sanados. Pero, si le obedecían, la completa realización de lo que su viaje implicaba asaltaría sus mentes a medida que ellos iban, y este pensamiento dinámico los sanaría. Por eso leemos, “cuando estaban yendo, fueron sanados”.

Tú, sin duda alguna, has oído más de una vez las palabras de aquel himno inspirador: “Oh, qué paz que a menudo perdemos; oh que innecesario dolor cargamos, todo porque no entregamos todo a Dios en oración.” Yo mismo llegue a esta convicción a través de la experiencia, habiendo sido guiado a inquietarme sobre la naturaleza de la oración. Yo creo en la práctica y la filosofía de lo que los hombres llaman oración, pero no todo lo que recibe ese nombre es realmente oración.

La oración es la elevación de la mente hacia aquello que buscamos. La mismísima primera palabra de corrección es “levántate”. Siempre elevemos la mente a aquello que buscamos. Esto se hace fácilmente al asumir el sentimiento del deseo cumplido. ¿Cómo te sentirías si tu oración fuese respondida? Bueno, asume ese sentimiento hasta que experimentes en la imaginación aquello que experimentarías en la realidad si tu oración fuese respondida. La oración significa ponerse en acción mentalmente. Significa sostener la atención sobre la idea del deseo cumplido hasta que llene a la mente, y empuje a todas las otras ideas hacia afuera de la conciencia. Esta declaración, de que la oración significa ponerse en acción mentalmente y sostener la atención sobre la idea del deseo cumplido, hasta que llene a la mente y empuje a todas las otras ideas hacia afuera de la conciencia, no significa que la oración es un esfuerzo mental - un acto de la voluntad. Por lo contrario, la oración debe ser contrastada con un acto de voluntad. La oración es una rendición. Significa abandonarse a uno mismo al sentimiento del deseo cumplido. Si la oración no trae resultados - hay algo que está mal con la oración, y la culpa yace generalmente en demasiado esfuerzo. Serias confusiones surgen en tanto que el hombre identifique el estado de oración con un acto de voluntad. La regla soberana es no hacer ningún esfuerzo, y si esto es observado, tú caerás intuitivamente en la actitud correcta.

La creatividad no es un acto de la voluntad, sino una receptividad más profunda - una susceptibilidad más aguda. La aceptación del final - la aceptación de la oración respondida - encuentra los medios para su realización. Siéntete a ti mismo, en el estado de la oración respondida hasta que el estado llene la mente, y empuje a todos los otros estados hacia afuera de tu conciencia. En lo que debemos trabajar, no es en el desarrollo de la voluntad, sino en la educación de la imaginación, y en la estabilización de la atención. La oración tiene éxito al evitar el conflicto. La oración es, por sobre todo, fácil. Su más grande enemigo es el esfuerzo. Lo poderoso se rinde a sí mismo sólo para aquello que es lo más gentil. La riqueza de los Cielos no se atrapa con una voluntad fuerte, sino que se entrega a sí misma, un regalo gratuito, a un momento de inversión-en-Dios. Sobre las líneas de menor resistencia viajan las fuerzas espirituales, así como también las físicas.

Debemos actuar en la asunción de que ya poseemos aquello que deseamos, porque todo lo que deseamos ya está presente dentro de nosotros. Solo espera a ser reclamado. El hecho de que debe ser reclamado es una condición necesaria por la cual realizamos nuestros deseos. Nuestras oraciones son respondidas si nosotros asumimos el sentimiento del deseo cumplido y continuamos en esa asunción. Yo presencié en mi sala de estar, uno de los más maravillosos ejemplos de la oración respondida. Una señora muy encantadora de otra ciudad vino a verme respecto a la oración. Como no tenía a quien dejarle a su hijo de ocho años, lo trajo con ella en el momento de nuestra entrevista. El niño aparentaba estar concentrado en su juego con un camión de juguete, pero al finalizar la entrevista con su madre, él dijo: “Señor Neville, ahora sé cómo orar. Yo sé lo que quiero - un cachorrito collie - y puedo imaginar que estoy abrazándolo cada noche en mi cama.” Su madre le explicó a él y a mí, las imposibilidades de su oración, el costo del cachorrito, que la casa era pequeña, y hasta su incapacidad de poder cuidar a un perro propiamente. El niño miro a los ojos a su madre y simplemente dijo, “pero madre, ahora sé cómo orar.” Y así lo hizo. Dos meses después, durante la “semana de amabilidad hacia los animales” en su ciudad, todos los niños de la escuela debían escribir un ensayo, sobre cómo ellos amarían y cuidarían a una mascota. Y has adivinado la respuesta. Su ensayo, fuera de los cinco mil que fueron presentados, ganó el premio, y ese premio, presentado por el alcalde de la ciudad al pequeño - era un cachorrito collie. El niño realmente asumió el sentimiento de su deseo cumplido, abrazando y amando a su cachorrito cada noche.

La oración es un acto de Amor Imaginativo, lo cual es el tema de mi mensaje el próximo domingo por la mañana a las 10:30 en el Teatro Fox Wilshire, en el Wilshire Boulevard cerca de La Ciénaga. Es mi deseo, el próximo domingo, que les pueda explicar como ustedes, así como el pequeño niño, pueden entregarse a ustedes mismos a las imágenes amorosas de sus deseos, y persistir en sus oraciones aunque se les diga a ustedes, como al pequeño, que sus deseos son imposibles.

La necesidad de la persistencia en la oración se nos muestra en la biblia. “Quién de ustedes”, preguntó Jesús, “va a él a medianoche y le dice: “Amigo, préstame tres panes, porque un amigo mío ha llegado de viaje a mi casa, y no tengo nada que ofrecerle”;  y aquél, respondiendo desde adentro, le dice: “No me molestes; la puerta ya está cerrada, y mis hijos y yo estamos acostados; no puedo levantarme para darte nada. Os digo que aunque no se levante a darle algo por ser su amigo, no obstante, por su importunidad se levantará y le dará cuanto necesite.   [Y yo os digo: Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá.  Porque todo el que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá. ] (Lucas 11: 5 al 10). La palabra traducida “Importunidad” significa, literalmente, descarada impudicia. Debemos persistir hasta que tengamos éxito en imaginarnos a nosotros mismos en la situación de la oración respondida. El secreto del éxito es encontrado en la palabra “perseverancia”. El alma imaginándose a sí misma en el acto, adopta los resultados del acto. Si no se imagina a si misma dentro del acto, estará siempre sin resultados. Experimenta en la imaginación lo que experimentarías en la realidad si ya fueras aquello que quieres ser, y adoptarás los resultados de ese acto. Si no experimentas en la imaginación lo que quisieras experimentar en la realidad, siempre estarás sin resultados. “Cuando ustedes oren, crean que ya han recibido y recibirán” (Marcos 11: 24). Uno debe persistir hasta llegar al amigo en un nivel más alto de conciencia. Se debe persistir hasta que su sentimiento del deseo cumplido tenga todas las sensaciones vívidas de la realidad.

La oración es un sueño despierto controlado. Si queremos orar exitosamente, debemos estabilizar nuestra atención para observar al mundo como se vería por nosotros si nuestra oración fuese respondida.

Estabilizar la atención no requiere de ninguna facultad especial, pero sí demanda un control de la imaginación. Debemos extender nuestros sentidos - observar nuestra relación cambiada respecto a nuestro mundo, y confiar en esta observación. El nuevo mundo no está allí para agarrar, sino para sentir, para tocar. La mejor manera de observarlo es estar intensamente consciente de él. En otras palabras, podemos, al escuchar como si hubiésemos oído, y al mirar como si hubiésemos visto, realmente escuchar voces y ver escenas desde adentro de nosotros que de otra manera no son audibles o visibles. Con nuestra atención enfocada en el estado deseado, el mundo externo se derrumba y luego el mundo - como la música - con un nuevo orden, transforma todas las discordancias en armonías. La vida no es una lucha, sino una rendición. Nuestras oraciones son respondidas por los poderes que invocamos y no por los que ejercemos. Siempre y cuando los ojos presten atención, el alma estará ciega - porque el mundo que nos mueve es el mundo que imaginamos, no el mundo que nos rodea. Debemos entregar nuestro ser completo al sentimiento de ser aquel noble que deseamos ser. Si hay algo que queda guardado, la oración es en vano. A menudo somos privados de nuestro objetivo más alto por nuestro esfuerzo en poseerlo. Somos llamados para actuar en la asunción de que ya somos el hombre que seríamos. Si hacemos esto sin esfuerzo - experimentar en la imaginación lo que experimentaríamos en la carne si hubiésemos realizado nuestro objetivo, descubriremos que realmente, lo poseemos.  El toque sanador está en nuestra actitud. No tenemos que cambiar nada más que nuestra actitud hacia eso.  Asume una virtud si no la tienes, asume el sentimiento de tu deseo cumplido. “Ora por mi alma; más cosas son originadas por la oración de lo que este mundo sueña.”



Traducido por Laura Arrojo
La conferencia original en inglés es ANSWERED PRAYER “Radio Talk – Station KECA, Los Angeles” (Neville Goddard – July 1951
) 



VIDEOS de Neville Goddard en español en YOUTUBE: << AQUÍ >>

AUDIOS en MP3 de todas las conferencias de Neville: << AQUÍ >>

PDF de todas las conferencias de Neville Goddard: << AQUÍ >>