~ "La imaginación crea la realidad." (Neville Goddard) ~


martes, 3 de marzo de 2015

Neville Goddard en español en YouTube

Estos días iré subiendo todas las conferencias de Neville Goddard traducidas al español a mi canal de YouTube. Pronto publicaré nuevas conferencias en el blog y también las subiré a YouTube y, por supuesto, en formato mp3 a iVoox.

domingo, 1 de febrero de 2015

AUDIOS de las conferencias de Neville Goddard en español alojados en iVoox:

Dado que la página de 4shared no funciona bien, hemos alojado todos los audios de las conferencias traducidas de Neville Goddard en formato mp3 en la web de iVoox. Allí funciona todo de maravilla. Pinchad en la imagen y podréis escucharlos y descargarlos.

http://nevilleenespanol.blogspot.com.es/2011/10/nuevo-audios-gratuitos-de-todas-las.html

sábado, 10 de enero de 2015

Los “dioses” de la antigua Sumer, ¿siguen estando presentes en la actualidad? – Las Religiones

Los “dioses” de la antigua Sumer, ¿siguen estando presentes en la actualidad? – Las Religiones


Antes se recomienda leer los artículos: Los “dioses” de la antigua Sumer, ¿siguen estando presentes en la actualidad? – Introducción;  ”Los “dioses” de la antigua Sumer, ¿siguen estando presentes en la actualidad? – J. R. R. Tolkien 1/2“; Los “dioses” de la antigua Sumer, ¿siguen estando presentes en la actualidad? – J. R. R. Tolkien 2/2; Los “dioses” de la antigua Sumer, ¿siguen estando presentes en la actualidad? – Los símbolos secretos
Este artículo trata de mostrar como las distintas religiones nos permiten trazar un rastro que nos conduce hasta los “dioses” de la antigua Sumer y, tal vez, hasta épocas aún más remotas. Como el tema de las religiones va ligado a la fe y a creencias muy profundas de muchas personas, intentaremos tratar este tema con el máximo respeto posible, aunque sin esconder una serie de evidencias, de las que cada uno es libre de sacar sus propias conclusiones. Hay demasiadas coincidencias entre los distintos mitos como para no llegar a la conclusión de que posiblemente hay un origen común.  Como ejemplo podemos relatar como es descrito el dios hindú Vishnu alrededor del 1200 a.C.: “Cumpliendo una antigua profecía, nació de una virgen mediante la intervención de un espíritu santo. Cuando nació, un tirano dirigente quería matarlo por lo que sus padres tuvieron que huir. Todos los niños varones menores de dos años fueron muertos por el tirano que intentaba matar al niño. Ángeles y pastores asistieron a su nacimiento y le obsequiaron con oro, incienso y mirra. Fue venerado como el salvador de la humanidad y llevó una vida moral y humilde. Realizó milagros tales como curar enfermos, devolver la vista a ciegos, expulsar demonios y resucitar muertos. Fue condenado a muerte en la cruz entre dos ladrones. Descendió al infierno y se levantó de entre los muertos para ascender de regreso al cielo”.  ¡Curiosa coincidencia con los relatos bíblicos!

En realidad estas similitudes son formalmente con Krishna, que es la octava encarnación de Vishnu, que a su vez es la segunda persona de la trinidad de la religión Hindú. Al considerar que Krishna es avatar de Vishnu, podemos establecer la relación indirecta con el mismo Vishnu. Y Krishna, llamado el Salvador, nació más de mil años antes que Jesús. Pero la historia sigue. Si en la mitología queremos encontrar a un salvador que murió para redimir nuestros pecados  tenemos numerosos personajes en el mundo antiguo, principalmente en el  Próximo Oriente y los Montes Cáucasos. He aquí sólo algunos de los personajes a los que se refieren los mitos mucho antes de que naciera Jesús: Krishna y Buda Sakia, en India; Osiris y Horus, en Egipto; Odín, en Escandinavia; Zoroastro, en Persia; Baal y Taut, en Fenicia; Indra, en India y Tibet; Tamuz, en Siria y Babilonia; Adad, en Asiria; Alcides, en Tebas; Bedru, en Japón; Bremrillahm, entre los Druidas; Thor, hijo de Odín, por parte de los Galos; Quetzalcoatl, en el antiguo México; Adonis, en Grecia; Mitra, en Persia e India;  Mahoma, en Arabia;  Dionisio o Baco, en Grecia. Un aspecto común a todos los nombres antes indicados es que recibían el nombre de  “hijos de Dios. Horus era el hijo de Dios en Egipto, y se derivó del Tammuz babilónico. Las conexiones son realmente sorprendentes, ya que Horus y Jesús eran “la Luz Del Mundo”.
Tanto de Jesús como de Horus se dijo que eran “el camino, la verdad y la vida”. Jesús nació en Belén, la “casa del pan” y Horus nació en Annu, el “lugar del pan“. Horus “el elevado“, es un dios celeste en la mitología egipcia. Se le consideró iniciador de la civilización egipcia. Horus fue representado como un halcón o un hombre con cabeza de halcón, con la corona Doble. También, como un disco solar con alas de halcón desplegadas, sobre las puertas y en las salas de los templos; y con forma leonina como Harmajis. El símbolo jeroglífico del halcón posado sobre una percha se empleó, desde la época predinástica, para representar la idea de dios. Horus es un dios muy antiguo, ya conocido desde la época predinástica. Desde el Imperio Antiguo, el faraón es la manifestación de Horus en la tierra, aunque al morir se convertirá en Osiris y formará parte del dios creador Ra. Durante el Imperio Nuevo se le asoció al dios Ra, que creemos era el dios sumerio Marduk. También forma parte de la tríada Osiriaca: Osiris, Isis,Horus.
 
Según la mitología de Heliópolis, Geb (representando la tierra de Egipto) y su esposa y hermana Nut (representando el cielo), dan vida a dos varones, Osiris y Seth, y dos mujeres: Isis y Neftis. Osiris se casa con Isis, y Seth con Neftis. La leyenda da cuenta de los innumerables enfrentamientos entre Osiris y su hermano Seth. Gracias a un engaño, Seth logra asesinar a Osiris, lo descuartiza y oculta sus restos para evitar que encuentren su cuerpo, desperdigándolos por todo Egipto. Su mujer, Isis, enterada de lo sucedido, busca cada pedazo, día y noche, por todos los rincones de Egipto. Finalmente, Isis logra recuperar todos los restos de su difunto marido Osiris, menos su  pene. Isis utilizó sus poderes mágicos para resucitar a su marido Osiris, que a partir de entonces se encargaría de gobernar en el país de los muertos, la Duat.
También, utilizando su magia, Isis pudo concebir un hijo del resucitado Osiris: a Horus. Al poco tiempo de nacer, Horus, hijo de Osiris, fue escondido por su madre Isis y lo dejó al cuidado de Thot, dios de la sabiduría, que lo instruyó y crió hasta convertirse en un excepcional guerrero. Al llegar a la mayoría de edad, ayudado por los Shemsu Hor luchó contra Seth para recuperar el trono de su padre, asesinado por aquél. Seth quedó como el dios del Alto Egipto y Horus del Bajo Egipto. Posteriormente Horus fue dios de todo Egipto, mientras que Seth era dios del desierto (incluyendo la Península de Sinai, un lugar clave) y de los pueblos extranjeros. Este mito representa la lucha entre la fertilidad del valle del Nilo (Osiris) y la aridez del desierto (Seth). Más adelante dejó el gobierno a los reyes míticos, denominados Shemsu Hor, según la tradición. Como dios solar, Horus defiende la barca de Ra, con la ayuda de Seth, contra la malvada serpiente Apep. Además es el protector de Osiris en el inframundo egipcio, o Duat.

Tanto Jesús como Horus eran “el Buen Pastor”. Tanto Horus como Jesús son “el cordero”. Jesús Y Horus son identificados con una cruz. Jesús y Horus fueron bautizados a los 30 años. Jesús era el hijo de una virgen, María, mientras que Horus lo era de otra virgen, Isis. El nacimiento de Jesús y Horus  fueron señalados por una estrella. Jesús tenía 12 discípulos y Horus tenía 12 seguidores. Tanto Jesús como Horus eran “el Lucero Del Alba”. Jesús era el Cristo y Horus era el Krst. Jesús fue tentado en una montaña por Satanás y Horus fue tentado en una montaña por Set. Ver aquí la identificación de Set con Satanás.   También Hay una piedra erguida fenicia representando a su dios del Sol, Bel o Bil, con un halo simbolizando los rayos del Sol. Y esta es la manera en que Jesús es representado, ya que se supone era también un símbolo del Sol. Llegados a   este punto nos es realmente difícil hacer una distinción  entre Jesús y Horus.
De todos ellos se decía que eran hijos de Dios y que murieron para redimir nuestros pecados, nacieron  de una madre virgen y su aniversario era el 25 de diciembre. Mitra fue crucificado, pero se levantó de entre los muertos en la fecha del 25 de marzo, la Pascua cristiana. Mitra era un dios conocido en la antigüedad, principalmente en Persia e India. Mitra era el dios de la luz solar, de origen persa que pasó a formar parte del imperio romano. Se conservan diversas esculturas, en su mayor parte del siglo III. Se le representa como un hombre joven, con un gorro frigio, matando con sus manos un toro. Durante el Imperio romano, el culto a Mitra se desarrolló como una religión mistérica, y se organizaba en sociedades secretas, exclusivamente masculinas, de carácter esotérico e iniciático. Gozó de especial popularidad en ambientes militares. Obligaba a la honestidad, pureza y coraje entre sus adeptos.
Las excavaciones iniciadas en 1857 bajo la iglesia de San Clemente, en Roma, mostraron que estaba construida sobre una iglesia paleocristiana del siglo IV, y esta a su vez sobre un templo dedicado a Mitra. Por los hallazgos arqueológicos se sabe que es una religión de origen persa, adoptada por los romanos en el año 62 a. C., que compitió con el cristianismo hasta el siglo IV. Existen realmente pocos textos escritos por autores mitraístas. Se conservan algunas pinturas e inscripciones, así como descripciones de esta religión por parte de sus oponentes, entre los que hay neoplatónicos y cristianos. Buena parte de lo que ha circulado acerca de este mitraísmo se ha basado en las teorías de un erudito belga llamado Franz Cumont. Su obra titulada “Los misterios de Mitra”, publicada en 1903, condujo a aseveraciones por parte de la Escuela de la Historia de las Religiones en el sentido de que el mitraísmo había influenciado algunas prácticas del incipiente cristianismo.

Mitra también es un dios védico de la India. En idioma sánscrito el término mitra significa ‘amigo’. Mitra es uno de los Aditya, los hijos de la diosa Aditi. El título de Aditya indica su clasificación de dioses solares y/o del cielo. Según el Rig Veda, Aditi es una deidad femenina, madre de todos los dioses, esposa de Kashyapa e hija de Daksha, un dios menor progenitor del universo. Se dice que ella lo contiene todo, y se le podría considerar como «naturaleza» o «diosa primigenia creadora». En los Vedas, Mitra es un dios secundario del sol, siendo mucho más conocido Surya, que sí queda bien definido como el Dios Sol en todas las escrituras en las que se le menciona. Según el Rig Veda, el Mitra védico nunca va solo, sino en compañía de su hermano gemelo Varuna. Mitra está relacionado con los juramentos, la honestidad y la amistad, así como es considerado como el sol del alba. No suele tener tanto protagonismo como su hermano, y por ello suele pasar más desapercibido. A veces se le confunde con Agni, aunque éste es dios del fuego, y bastante más belicoso.
En contraposición, a su hermano Varuna se le asigna la creación de rayos, tormentas, lluvias, ríos y los mundos de las profundidades. Incluso se le llega a asignar el papel de Dios de los muertos y, dentro del agua, siempre va acompañado de nagas. También en el Rigveda se menciona su papel de dios lunar o Chandra, posteriormente asignado a Shiva. Mitra y Váruna también se mencionan en los antiguos Puranas. Todo apunta a que pertenecieron al rango de dioses anteriores del período pre-sánscrito, antes de la aparición del hinduismo primitivo. En este hinduismo primitivo, el dios que ocupaba el rango de dios-sol era Surya, en oposición al dios lunar Chandra. Hay que comentar que en los Vedas, no hay mucha claridad en la identificación de muchos dioses. La razón es que, con el paso del tiempo, fueron cambiando los cultos, donde se mencionan a dioses que ya casi nadie recuerda a excepción de unos pocos estudiantes de las escrituras y algunos brahmanes. Lo cierto es que Mitra, como su madre Aditi y el resto de los Adityas, pueden ser reminiscencias de tiempos muy anteriores al establecimiento del vedismo, religión anterior al hinduismo. Actualmente en el culto hindú, los Adityas ocupan un segundo plano.

Pero los  sijs y otras religiones de la India todavía creen en Surya, dejando huellas de que en su momento de auge fue comparable al culto del Dios-Sol Amón-Ra en Egipto. Todo ello viene a decir que el dios Mitra védico, como Dios-Sol no tiene en el hinduismo la relevancia que tuvo Surya. Y aunque el dios-sol Surya tuvo un papel protagonista, fue posteriormente relegado a un segundo plano por otras deidades.Las iniciaciones Mitraicas tenían lugar en cuevas adornadas con los signos de Capricornio y Cáncer, símbolos de los solsticios de invierno y verano. Mitra fue a menudo representado como un león alado, un símbolo del Sol todavía usado por algunas sociedades secretas actuales. Los iniciados en los ritos de Mitra eran llamados leones y eran marcados en sus frentes con la cruz egipcia. Los iniciados en primer grado tenían una corona de oro puesta sobre sus cabezas, representando su esencia espiritual, y esta corona se siete rayos, simbolizando los rayos del Sol, puede ser encontrada en la Estatua de la Libertad, en Nueva York. Todos estos rituales se remontaban  a varios miles de años en referencia a  Nimrod, la Reina Semíramis, y Tammuz, en la antigua Babilonia y Sumer. De Mitra se dijo que era el hijo Sol de dios que murió para salvar a la humanidad y darle la vida eterna.
Un símbolo clásico de Mitra era un león con una serpiente enrollada alrededor de su cuerpo, mientras sostenía las llaves del cielo. Esto representa a  Nimrod y es el origen de la historia de San Pedro sosteniendo las llaves del cielo. Pedro era el nombre del sumo sacerdote de la escuela de misterios de Babilonia. Después de que un iniciado del culto Mitraico había terminado el ritual, los miembros tenían una comida de pan y vino en los que creían que estaban comiendo la carne de Mitra y bebiendo su sangre. Se decía que Mitra, como una lista larga de dioses pre-cristianos, había sido visitado por hombres sabios en su nacimiento, que le trajeron obsequios de oro, incienso y mirra. El culto de los misterios de Mitra se extendió desde Persia al Imperio Romano y al resto de Europa. El lugar donde está ubicado el Vaticano, en Roma, era un lugar sagrado para los seguidores de Mitra. Y su imagen y símbolos han sido encontrados en rocas y tablillas de piedra en todas las provincias occidentales del imperio romano, incluyendo Alemania, Francia y Gran Bretaña. Todo parece indicar que el dios del Sol, Mitra (o Nimrod), tuvo cierta influencia en la creación de la Iglesia Católica. De Tammuz, que fue reverenciado en Babilonia y Siria, se decía que nació la medianoche del 24 de diciembre.

De Jesús se dice que es el “juez de los muertos“. Esto también se decía de Nimrod, Krishna, Buda, Ormuz, Osiris y otros. Jesús es “el alfa y la omega, el primero y el último”. Lo mismo se decía de Krishna, Buda, Baco, Zeus y otros. Se afirma que  Jesús llevó a cabo milagros, como curar enfermos o resucitar a muertos. También se dice de Krishna, Buda, Zoroastro, Horus, Osiris, Marduk, Baco, Hermes y otros. Jesús nació de “sangre real”. Y también Buda, Rama, Horus, Hércules, Baco, Perseo y otros. Se dice que Jesús nació de una virgen. Y también se afirma de  Krishna, Buda, Lao-tze, Confucio, Horus, Ra, Zoroastro, Prometeo, Perseo, Apolo, Mercurio, Baldur, Quetzalcoatl y muchos otros.  Jesús resucitó. Y lo mismo se dice de Krishna, Vishnu, Buda, Quetzalcoatl y otros. La  enigmática estrella en el nacimiento de Jesús es otra historia repetida y se remonta al relato babilónico de Nimrod quien, en un sueño, vio una estrella brillante salir sobre el horizonte. Los adivinos le dijeron que esto predecía el nacimiento de un niño que se haría un gran príncipe.  Y muchas de las representaciones de María y Jesús son similares a la manera en que los egipcios retrataron a Isis y su hijo Horus. Y, en Babilonia, a la Reina Semíramis y su hijo Tammuz.

Todo parece indicar que Jesús  era un símbolo del dios del Sol o la Luz Del Mundo. Y esta misma frase fue utilizada por los ario – fenicios para simbolizar el “único dios verdadero” muchos miles de años antes del nacimiento de Abraham. También simbolizaban a su único dios verdadero, el Sol, con la “única cruz verdadera“.  Los cristianos representan a Jesús con un halo alrededor de su cabeza y así es cómo los fenicios retrataban los rayos del Sol alrededor de la cabeza de su dios del Sol, Bel o Bil. Esto puede ser visto en una piedra fenicia del siglo IV a.C. El Sol también estaba en el centro de la religión egipcia y, a mediodía, cuando el Sol estaba en la cumbre  de su viaje diario, rezaban al “Más Alto“. Las vírgenes madres asociadas con todos estos dioses del Sol eran nombres diferentes para la Reina Semíramis o Ninkharsag, también conocida como Isis, que es el símbolo egipcio de la fuerza creativa femenina sin la que nada, ni siquiera el Sol, podría existir.

Con el tiempo, los nombres que una vez habían simbolizado a los “dioses” extraterrestres anunnaki fueron utilizados para describir conceptos y principios esotéricos. Las distintas  culturas y religiones aplicaron distintos nombres a estos mismos conceptos. Según creemos, Horus se convirtió en Jesús e Isis se convirtió en María, la madre de Jesús, que representaba el Sol. María es representada repetidamente sosteniendo al niño Jesús, pero esto es simplemente una repetición de todas las representaciones egipcias de Isis abrazando al niño Horus. Por esta razón creemos que todos estos personajes son simbólicos. Isis y Maria se asociaron al signo Virgo del Zodíaco. Y los títulos dados a Isis de “Estrella del Mar” y “Reina de Cielo” también fueron aplicados a María;  y ambos se originan en la Reina Semíramis, que fue llamada la Reina de Cielo en Babilonia.
El Cristianismo y el Judaísmo deben muchos conceptos a la antigua Babilonia. En todo el mundo, Sumer, Babilonia, Asiria, Egipto, Gran Bretaña, Grecia, Europa, México, América Central o Australia,  pueden rastrearse los mismos mitos y rituales orientados al Sol. Era la religión universal miles de años antes del Cristianismo. La adoración del Sol y el fuego era usual en las religiones de la India, donde sus fiestas marcaban el ciclo del Sol durante el año. Y en la historia de Jesús pueden verse continúas referencias simbólicas. La corona de espinas es el símbolo de los rayos del Sol, tal como la corona con rayos de la Estatua de la Libertad. La cruz es también simbolismo del Sol.  Leonardo da Vinci, Gran Maestro del Priorato de Sión (Sol), utilizó este mismo simbolismo en su famosa  pintura de la Última Cena. Divide a los 12 discípulos en cuatro grupos de tres, con Jesús, el “Sol“, en medio de ellos. Otra vez esto es el simbolismo astrológico dibujado por un alto iniciado de las escuelas de misterios, que conocía la verdad. También se dice que  Leonardo da Vinci dibujó a uno de los discípulos como una mujer, a fin de simbolizar a Isis, Barati o Semíramis.
 
De Jesús se dice que nació en 25 de diciembre, una fecha que los Cristianos tomaron de las religiones del Sol. También se dice que murió en una cruz en la Pascua. Esto es una repetición de la misma historia antigua. Los egipcios representaron a Osiris estirado sobre una cruz en un claro simbolismo astrológico. De acuerdo con los antiguos el Sol necesitó tres días para resucitar de su “muerte” el 21 / 22 de diciembre. Y precisamente se citan 3 días entre la muerte de Jesús y su resurrección de entre los muertos, el mismo tiempo que necesitó Tammuz, en Babilonia,  para resucitar. Así es cómo el Evangelio de Lucas describe qué ocurrió cuando Jesús murió en la cruz: “Y era sobre la sexta hora, y había oscuridad sobre toda la tierra hasta la novena hora. Y el Sol fue oscurecido….“.  El hijo / Sol había muerto y por tanto había oscuridad. Y esta oscuridad duró 3 horas. La misma historia de la oscuridad durante la muerte fue explicada por los Hindúes con respecto a Krishna, por los budistas en relación a Buda, por los griegos en referencia a Hércules, por los aztecas con respecto a Quetzalcoatl, y por otros muchos, antes de la época de Jesús. Cuando murió, Jesús “descendió al infierno“, justo como Krishna, Zoroastro, Osiris, Horus, Adonis, Tammuz, Baco o Hércules. Luego resucitó de entre los muertos como Krishna, Buda, Zoroastro, Adonis, Tammuz, Osiris, Mitra o Hércules. Jesús fue crucificado en la Pascua porque coincidía con el equinoccio de primavera,  cuando el Sol entra en el signo de Aries, el cordero.
Y el cordero en el Apocalipsis representa el mismo símbolo. Alrededor del 2.200 a.C el grupo conocido como el Sacerdocio de Melchizedek empezó a utilizar mandiles, prendas para los oficios religiosos,  hechos con lana de cordero, un símbolo continuado hasta la actualidad por los francmasones. Es en Pascua, durante el equinoccio de primavera, que Jesús (el Sol) triunfa sobre la oscuridad. A este respecto observemos que es la época de año con  más tiempo de luz solar. El mundo es restaurado por el poder del Sol y por esta razón el equinoccio de primavera era uno de los eventos más sagrados  de los egipcios. La Reina Isis fue representada a menudo con cabezas de carneros para simbolizar que la época de Aries, la primavera, era un período de creación abundante en la naturaleza. La fiesta de la Pascua era tan importante para los antiguos cristianos como el 25 de diciembre. La leyenda de Mitra decía que fue crucificado y resucitó el 25 de marzo. El día religioso cristiano es el domingo, pero en ingles se denomina Sunday, que quiere decir “día del Sol”. Las iglesias cristianas se construyen normalmente siguiendo el eje Este-Oeste, con el altar situado en el Este. Esto quiere decir que los feligreses miran en dirección al Este,  la dirección del Sol naciente. Incluso productos como los huevos de Pascua o los bollos de pasas no son originarios de la tradición cristiana. Los huevos teñidos eran un ofrecimiento sagrado durante la  Pascua en Egipto y Persia.
 
Junto con el simbolismo del Sol, la historia de Jesús y sus predecesores también incluyen el simbolismo de la iniciación en las escuelas de misterios. La cruz como un símbolo religioso puede ser encontrado en muchas culturas: en América, China, India, Japón, Egipto, Sumer o Europa. La Rueda De La Vida budista está formada por dos cruces superpuestas y las aves con sus alas abiertas son utilizadas para simbolizar la cruz en múltiples insignias o escudos de armas. Una de las formas más antiguas de la cruz es la cruz Tau, que se parece a la letra T. Ésta era la cruz en la que los romanos colgaban a los condenados a muerte. Fue el símbolo del dios druida, Hu o Cernunnos, y todavía es utilizada hoy por los francmasones en su símbolo de la escuadra. Cernunnos, el Astado, Señor de la Danza, también es llamado Gwynn ap Nudd, “blanco Hijo de la Noche” o “Señor del Inframundo”; Woden, “el hombre verde”; Herne el Cazador o  Hijo Serpiente. Fue también considerado un miembro muy poderoso de los Tuatha Dé Danann. Conocido bajo una forma u otra en todas las zonas de influencia celta. Los druidas le llamaban Hu Gadarn o “Dios Cornudo de la fertilidad”,  y se le representaba sentado en la posición del loto, con cuernos sobre la cabeza, cabello largo rizado, barba y portador de una lanza y un escudo. Sus símbolos eran el ciervo, el carnero, el toro y la serpiente cornuda
Cernunnos representa algunos de los aspectos fundamentales de la vida y es señor de la mitad oscura del año. Bajo el aspecto del Rey Erl, que dirige una cacería salvaje, es atrapado por el deseo del Fomorii (a medias ser humano, medio verraco, que se relaciona con los demonios), convirtiéndose en un monstruo y persiguiendo a los hermanos y hermanas de los Dragones a través de toda Gran Bretaña hasta que se libera de su influencia con la lanza de Lugh. Cernunnos se asocia con los cuernos de los machos, sobre todo de los ciervos y los cuernos de los carneros y con las serpientes (muy similar a los dioses sumerios). Este y otros atributos lo asocian con la producción y la fertilidad.  La Cruz Ansata egipcia, o  “cruz de la vida“, añadió un bucle circular en la cabeza de la cruz.  Y tanto la  Cruz Ansata como la cruz Tau pueden verse en múltiples estatuas y construcciones antiguas en toda América Central. Están asociadas con el agua y los babilonios emplearon la cruz como un símbolo de los dioses del agua,  que decían les habían traído su civilización. Y los dioses serpiente Nagas, en la India,  también se decía que vivían en el agua.

El concepto de un dios salvador muriendo por la humanidad es muy  antiguo. Las religiones de India, originarias de los arios del Cáucaso,  tenían la tradición de un  salvador crucificado, siglos antes del Cristianismo. Krishna aparece en algunas representaciones clavado a una cruz de la misma manera que Jesús. Quetzalcoatl se dice que salió del mar llevando una cruz y también se le ha representado clavado en una cruz. En el simbolismo de las escuelas de misterios una cruz de oro significa iluminación; una cruz de plata significa purificación; una cruz de metales básicos significa humillación; y una cruz de madera significa aspiración. La última se relaciona con el simbolismo constante del árbol y las figuras de un dios salvador muriendo en  árboles o cruces de madera. Algunas de las ceremonias de misterios paganas obligaban a que el aspirante estuviese  colgado en una cruz o acostado en un altar en forma de cruz.  Simbolizaba la muerte del cuerpo en el mundo físico y la apertura al mundo espiritual. El clavar clavos o la sangre también son elementos simbólicos de las escuelas de misterios. La crucifixión de Jesús posiblemente era un evento simbólico con un significado oculto.
San Pablo dice en su primera carta a los Corintios: “Si los muertos no resucitan, tampoco Cristo resucitó. Y si Cristo no resucitó, nuestra predicación no tiene contenido, como tampoco la fe de ustedes. Con eso pasamos a ser falsos testigos de Dios, pues afirmamos que Dios resucitó, siendo así que no lo resucitó, si es cierto que los muertos no resucitan”. Pero la resurrección es también parte del simbolismo del Sol en las religiones antiguas. En Persia, mucho antes del Cristianismo, tenían un ritual en el que un joven, aparentemente muerto, era retornado a la vida. Fue llamado el Salvador y de sus sufrimientos se decía que habían asegurado la salvación de la humanidad. El mismo relato fue contado en Egipto sobre Horus y en India sobre Krishna mil años antes del Cristianismo. La tumba de Jesús es simbólica de la oscuridad en la que el Sol descendió antes de que su renacimiento y casi todas las iniciaciones en escuelas de misterios se realizan en algún tipo de cueva o cámara subterránea. Incluso la historia de la lanza de Longinus, que perforó el costado de Jesús antes de ser bajado de la cruz, es un claro simbolismo de las escuelas de misterios.
La leyenda cristiana dice que esto lo hizo un centurión romano ciego llamado Longinus y un poco de la sangre de Jesús cayó sobre sus ojos y curó su ceguera. Longinus se convirtió y pasó el resto de su vida destruyendo ídolos paganos. Pero no es concebible que un centurión fuese ciego y otra vez descubrimos que esta historia es una repetición de versiones más antiguas. Hod, un dios que era ciego,  clavó una lanza de muérdago al salvador escandinavo Balder, hijo de Odín. El 15 de marzo, durante los Idus de Marzo, era cuando muchos salvadores paganos también murieron. Este día estaba dedicado a Hod y después se hizo un día de fiesta Cristiana dedicada a  Longinus. El símbolo del pez es otro tema  recurrente en los Evangelios,  pero en realidad es un símbolo de Nimrod / Tammuz, de Babilonia. Una razón para relacionar a  Jesús con un pez podría ser el signo de Piscis, ya que cuando Jesús nació, se supone que la Tierra estaba entrando en la casa astrológica de Piscis.

Estaba naciendo una Nueva Era y Jesús podría representar la era de Piscis. Actualmente estamos entrando en otra Nueva Era, la era de Acuario, de acuerdo con las leyes de la precesión de los equinoccios. Cuando la Biblia se refiere a fin del mundo, en realidad debería referirse a fin de una Era. Y actualmente estamos finalizando la era de Piscis, que ha durado 2.160 años. En realidad el Cristianismo no reemplazó las religiones paganas, sino que se apoyo en ellas. Los persas, que heredaron sus creencias de Sumeria, Egipto y Babilonia, también tenían bautismo, confirmación, paraíso e infierno, ángeles de luz y oscuridad, y un ángel caído. Todo esto fue absorbido por el Cristianismo. Durante la vida de Jesús, la Hermandad de los Esenios, a la que se dice perteneció,  estaba ubicada en Qumrán, que  es un valle del Desierto de Judea, en las costas occidentales del Mar Muerto, cerca del Kibbutz de Kalia, en Israel. Su importancia reside en la presencia de las ruinas de Qumrán y de las cuevas descubiertas en 1947 y que contenían un valioso tesoro arqueológico y bíblico. El sitio fue construido durante o con anterioridad al reinado de Juan Hircano entre el 134 y el 104 a. C. y tuvo diferentes etapas de ocupación hasta probablemente la caída de Jerusalén en el año 70, cuando Tito y la Legio X Fretensis destruyeron el asentamiento de los Esenios. Investigaciones del científico californiano  Brian Desborough indican que este sitio era una colonia de leprosos en ese tiempo y que los Esenios vivieron en un lugar mucho más apropiado a lo largo de la costa del Mar Muerto.
Los Rollos del Mar Muerto, encontrados el año 1947 en cuevas cerca de Qumrán, han permitido conocer mejor su estilo de vida y creencias. Los rollos fueron escondidos para evitar que cayeran en manos de los romanos durante la desafortunada revuelta judía alrededor de 70 d.C. Fueron encontrados unos 500 manuscritos hebreos y arameos, que incluían textos del Antiguo Testamento. Entre otros un ejemplar completo del Libro de Isaías, mucho más antiguo que la Biblia. Había montones de documentos que se relacionaban con las costumbres y organización de los Esenios. Los rollos confirman que los Esenios eran fanáticos que siguieron las ideas de los Levitas, en los textos del Antiguo Testamento, al pie de la letra. Cualquiera que no hiciese lo mismo era su enemigo y se opusieron ferozmente a la ocupación romana. Eran una rama de una secta egipcia aún más radical llamada los Therapeutae (“Sanadores“) y heredaron los conocimientos secretos de Egipto y el mundo antiguo. Los Therapeutae y los Esenios también usaron el símbolo del “messeh“, el cocodrilo “Draco” de Egipto, la grasa del cual ungía a los faraones bajo la autoridad de la Corte Real del Dragón.

Los Esenios tenían un detallado conocimiento en drogas, incluyendo variedades alucinógenas, que eran usadas en iniciaciones de escuela de misterios y para entrar en otros estados de conciencia. Las propiedades de los “hongos sagrados” o “Plantas Sagradas” eran tan importantes para la vida en la Hermandad secreta que el sumo sacerdote judío llevaba una gorra de hongo para reconocer su importancia. Tenían rituales especiales para su preparación y uso. Los hongos también estaban relacionados con el ciclo del Sol y eran escogidos con gran reverencia antes del amanecer. Y muchos símbolos de este ritual pueden encontrarse en la Biblia y textos más antiguos. El uso del hongo sagrado y otras drogas, así como los conocimientos secretos de sus propiedades, pueden ser rastreados hasta la antigua Sumer. Los Therapeutae tenían una floreciente universidad en Alejandría y desde allí enviaron misioneros para fundar comunidades afiliadas a través del Medio Oriente. Aquí otra vez tenemos la conexión entre Egipto y las escuelas de misterios.
Los Esenios eran seguidores de Pitágoras, el filósofo y matemático esotérico griego, que era un alto iniciado de escuelas de misterios tanto griegas como egipcias. De acuerdo con el historiador Josefo, los Esenios, de acuerdo con las leyes de las escuelas de misterios, juraban mantener secretos los nombres de los poderes que gobernaban el universo. Mucho antes, los Esenio – Therapeutae practicaban rituales muy similares al bautismo cristiano y marcaban las frentes de los iniciados con una cruz. Esta era el símbolo indicado en el Libro de Ezequiel (Antiguo Testamento) para los iluminados y también era empleado para las iniciaciones en los misterios de Mitra y otras representaciones del dios del Sol. Los Esenios veían con aversión las actividades corporales naturales, incluyendo el sexo, como claros precursores de la Iglesia Católica, que iba a heredar muchas de sus creencias y ritos. Dos de los Rollos del Mar Muerto, uno en hebreo y el otro en arameo, contienen información del  horóscopo, la creencia de que el movimiento de los planetas afecta el carácter y destino de una persona. Los Esenios practicaban astrología, cuyo simbolismo se puede encontrar en los Evangelios y el Antiguo Testamento.

Los primeros cristianos fueron los  herederos de los Esenio Therapeutae.  El escritor Filón, que vivió en la época de Jesús, explicó en su obra “Tratado sobre la vida contemplativa” que, cuando los Therapeutae rezaban a Dios, se volvían hacia el Sol y lo escrutaban para descubrir el significado oculto de los libros sagrados. Escribió que también meditaban sobre los secretos de la naturaleza contenidos en sus libros y ocultados bajo el velo de la alegoría, que es la manera en que la Biblia está escrita. Relacionada con los Esenios y con el Antiguo y Nuevo Testamento, encontramos la sociedad secreta llamado los nazarenos. Muchos personajes del Antiguo Testamento, como Moisés,  Sansón,  Jesús, su hermano Santiago, Juan el Bautista y San Pablo, se decía eran miembros de esta sociedad secreta. El simbolismo Nazareno puede encontrarse en la Biblia y tanto los Esenios como los Nazarenos parecen pertenecer al mismo grupo.
De acuerdo con el historiador judío Josefo, los Esenios usaban el color blanco, pero los Nazarenos usaban el negro, el mismo color que los sacerdotes de Isis en Egipto. Y el negro es uno de los principales colores de la Hermandad Babilónica. Curiosamente el negro se ha convertido en un color asociado a la autoridad, como puede verse en las togas de abogados y jueces, y con la muerte. Es también el color tradicional en el mundo académico, en que se utiliza el  traje negro y el birrete negro, todavía hoy en determinadas celebraciones, que es el símbolo del círculo y del cuadrado de la Masonería. Tal como ya hemos indicado,  a Jesús el “Nazareno” se le relaciona con la sociedad secreta Nazarena. Los Esenios, Therapeutae y Nazarenos eran el vínculo entre el Antiguo Testamento, el Nuevo Testamento y la creación del Cristianismo, ya que los primeros cristianos fueron llamados Nazarenos antes de que fueran llamados cristianos.

Los rituales de la Hermandad Nazarena todavía pueden observarse en el Cristianismo. Los nazarenos usaban el negro y también lo hace la mayoría de los clérigos cristianos. En Qumrán se llevaba a cabo un baño ritual para lavar sus “pecados“, que se convirtió en el bautismo cristiano. Celebraban una comida con pan y vino que se convirtió en la misa Cristiana. W. Wynn Westcott, uno de los fundadores de la sociedad secreta inglesa Golden Dawn (“Aurora Dorada”),  que tendría un papel significativo en el surgimiento de Adolf Hitler y del Nazismo, explicó, en su obra “The Magical Mason”, que los francmasones actuales se remontan a los Esenios y otros grupos similares. Todavía hoy la palabra árabe para Cristianos es Nasrani y el Corán musulmán usa el término Nazara, que  se deriva de la palabra hebrea Nozrim, que provenía del término, Nozrei ha-Brit  “los Guardianes del Arca de la Alianza”. El término, Nozrei ha-Brit, puede ser rastreado hasta los tiempos de Samuel, un personaje importante de los Levitas, y Sansón en el Antiguo Testamento.

El Antiguo Testamento dice “Tenías una viña que arrancaste de Egipto“. También se nos dice “La viña de Yahvé Sabaot es el pueblo de Israel, y los hombres de Judá, su cepa escogida“. El simbolismo de la viña puede ser rastreado hasta Babilonia y Egipto. En las escuelas de misterios de Grecia, sus dioses del Sol: Dionisio y Baco, eran los dioses de la viña. Y debemos tener en cuenta que las uvas dependen del Sol para crecer.  Y este simbolismo del Sol puede verse en los linajes reales y sacerdotales que conducen hasta los Anunaki. El Nuevo Testamento nos habla de la boda en Caná, pero en realidad era una ceremonia simbólica del Sol y la Tierra. En la región de Canaán cada primavera, celebraban ritos de fertilidad bajo el título “La fiesta de matrimonio de Canaán“. Y fue en esta  boda simbólica en la que Jesús convierte el agua en vino, ya que son el Sol y el agua de la Tierra las que ayudan al crecimiento de las uvas para poder hacer el vino. De Baco, el hijo de Zeus y la virgen Semele, también se dijo que convirtió el agua en vino. También había rituales Esenios relacionados con el agua y vino. Los Esenios, Therapeutae y Gnósticos utilizaban los significados ocultos.
Por otro lado, las historias de Jesús son un conjunto de alegorías relacionadas con el Sol, la astronomía, la astrología, los conocimientos secretos,  los rituales y  los nombres utilizados por las escuelas de misterios. El Nuevo Testamento es un reflejo del Antiguo Testamento. El Evangelio de Lucas dice que Jesús fue colocado en un pesebre, pero el Evangelio de Mateo dice que Jesús estaba en una casa: “Al entrar a la casa vieron al niño con María, su madre; se arrodillaron y le adoraron“.  Las profecías decían que el “Mesías” (“messeh”, el cocodrilo de Egipto) sería llamado Emmanuel, pero el nombre del “Mesías” del Evangelio era Jesús. Es extraño que no se piense en ello cuando se citan las profecías sobre la venida de “Emmanuel” cada Navidad. El castigo para los supuestos delitos de los que Jesús fue acusado habría sido la lapidación hasta la muerte por parte de las autoridades judías, no los romanos.  Y Poncio Pilatos, el procurador romano en esta época, se supone que se lavó las manos y rechazó la responsabilidad por la muerte de Jesús. Sin embargo, el lavado de manos para demostrar inocencia era una costumbre de la comunidad de los Esenios. La Biblia dice que era una costumbre romana, durante la fiesta de Pascua de los Judíos, ofrecer a un preso para ser liberado, pero esto no es cierto.
Tampoco hay evidencia arqueológica ni escrita de la existencia real de Jesús. Esto no es óbice para que creamos que las supuestas enseñanzas de Jesús sobre el amor al prójimo son algo realmente deseable.   Y lo mismo pasa con otros personajes bíblicos famosos como Salomón, Moisés, David, Abraham o Sansón. Todo lo que tenemos son los textos de los Levitas y las historias del Evangelio en sus diversas versiones. Se conocen varias decenas de autores que narraron los eventos de aquellas tierras durante el tiempo de Jesús, pero simplemente no lo mencionan, cosa algo extraña en alguien que hizo los milagros que se le atribuyen.  Filón, que es uno de los mejores ejemplos de los eruditos y filósofos judíos que actuaron bajo la influencia del helenismo, tal vez pertenecía al linaje sacerdotal y pudo haber sido fariseo. Moisés fue para Filón el más grande de los antiguos como pensador, legislador y exponente de la verdad divina. Creía que Moisés era el exponente fidedigno de verdades que la filosofía vehementemente había procurado desarrollar en vano.
Para Filón el resultado deseable del estudio filosófico era comprender la enseñanza de Moisés, como la revelación de Dios y la base de la verdad. La influencia del pensamiento filosófico no judío, especialmente de Platón, le dominó fuertemente. Y Filón pensaba que Dios era “el Ser por esencia“, en el cual no se debía pensar como una realidad material sino espiritual, o metafísica. Escribió una “historia de los Judíos”,  que cubría toda la supuesta época de Jesús. Él incluso vivió en Jerusalén cuando se dice que nació Jesús y se afirma que Herodes mató a los niños, pero extrañamente no registra ninguno de estos hechos. También estaba allí cuando se dice que Jesús hizo su entrada triunfal en Jerusalén y cuando fue crucificado y se levantó de entre los muertos al  tercer día. Pero, sorprendentemente, Filón tampoco dice nada. Asimismo, tampoco se encuentran menciones a estos hechos  en ningún registro romano o en los relatos contemporáneos. Ante todos estos hechos, ¿podemos considerar que Jesús solo fue un personaje simbólico? Es difícil de afirmarlo concluyentemente, pero todo parece indicar que fue una historia basada en personajes más antiguos. Y lo que parece bastante evidente es que muchas religiones y sociedades secretas heredaron su simbología de la Hermandad Babilónica. Pero cada uno es libre de sacar sus propias conclusiones.

FUENTE: Oldcivilizations's Blog - Blog sobre antiguas civilizaciones y enigmas

sábado, 20 de diciembre de 2014

Otra foto inédita de Neville (sin fecha)


Nacido en una familia inglesa en Barbados, NEVILLE GODDARD (1905–1972) se trasladó a la ciudad de Nueva York a la edad de diecisiete años para estudiar teatro. En 1932, abandonó su trabajo como bailarín y actor para dedicarse de lleno a su carrera como escritor metafísico y conferenciante. Considerado un místico moderno, Neville desempeñó su actividad principalmente en Los Angeles, aunque su mensaje rápidamente alcanzó a los lectores espirituales de todo el mundo. Su enseñanza puede resumirse en una simple frase: "La imaginación crea la realidad". Fue una influencia para una amplia gama de pensadores y escritores espirituales, desde Joseph Murphy a Carlos Castaneda. El impacto de sus ideas continúa sintiéndose a día de hoy en algunas de las obras actuales más vendidas de espiritualidad práctica.

lunes, 10 de noviembre de 2014

EL PODER DE LA CONCIENCIA - NEVILLE GODDARD (página de facebook)

Recientemente he creado esta página en facebook donde voy publicando citas traducidas por mí del libro "El Poder de la Conciencia" de Neville Goddard y mucho más. Dadle me gusta y así podréis ver siempre todas las nuevas publicaciones.



También tengo mi grupo "GOBERNANDO LA MATRIX" donde publico muchas citas de Neville Goddard igualmente traducidas por mí y de este blog.


NOTA DE MANU ANDERSON: No estoy en ningún otro grupo de facebook de Neville ni los patrocino, dado que no mantienen la pureza de su enseñanza y mezclan otro tipo de ideas que nada tienen que ver con lo que él enseñó, lo cual sólo trae confusión y malentendidos. A parte, he visto traducciones de otra gente por ahí que dejan mucho que desear. Sólo me vais a encontrar en los grupos que doy a conocer aquí en este blog.

sábado, 18 de octubre de 2014

¿Imaginar una sola vez o muchas?

Pregunta que me hicieron recientemente y que compartí en mi grupo de facebook GOBERNANDO LA MATRIX.

ANÓNIMA: ¿Hay que imaginar una sola vez o muchas hasta que se menifieste nuestro deseo?

MANU ANDERSON: Sobre imaginar una sola vez o muchas, depende. Se trata de que el nuevo estado de conciencia se vuelva natural para ti. Puede que con cosas que tú consideres menos importantes con una sola vez sea suficiente, porque no les prestas apenas atención y las dejas libres. Cuando es algo que te importa mucho, estás muy aferrada a eso, por lo general le damos muchas vueltas y casi siempre con pensamientos limitantes, de miedo, duda... Entonces el nuevo estado de conciencia no es nuestro aún porque lo que predomina en nosotros es toda esa negatividad acerca de nuestro deseo. Aquí entonces hay que persistir imaginando hasta que el nuevo estado expulse de nuestra conciencia todas las demás ideas que nada tienen que ver con él y se haga estable y predominante, o sea, natural.

lunes, 1 de septiembre de 2014

CRISTO LLEVA NUESTROS PECADOS (Neville - 24 de febrero de 1969)

Neville Goddard (24 de febrero de 1969)


CRISTO LLEVA NUESTROS PECADOS



Pedro nos dice que Cristo lleva nuestros pecados en su cuerpo sobre la cruz. Y el profeta Isaías dijo: "Él toma nuestras debilidades y lleva nuestras enfermedades."

¿Quién es este ser que lleva nuestros pecados, nuestras debilidades y nuestras enfermedades? ¡Cristo! ¡Nuestra maravillosa imaginación humana! Cuando estás en el dolor o experimentando profunda pena, tu imaginación está haciendo el sufrimiento. Si un amigo te dice que no se siente bien o está en un gran dolor, y le dices que su imaginación – llamada Cristo – está haciendo el sufrimiento, tu amigo no te creería, porque él concibe a Cristo como alguien distinto de él mismo. Pero Cristo es la imaginación humana, y hasta que el hombre descubra esto por sí mismo, la Biblia no tendrá ningún sentido para él.

Se nos dice: "En el principio era la Palabra, y la Palabra era con Dios, y la Palabra era Dios. La Palabra se hizo carne y habita en nosotros." ¡Esa palabra es tu Yo Soy! Y si la Palabra es Dios y habita en ti como tu conciencia, ¿no está haciendo Dios el sufrimiento cuando tú dices, "Yo Estoy sufriendo?" Una vez acabas de revelar el nombre de Dios, estás confesando que Dios está en el dolor; por lo tanto, ¿no lleva Él todos los sufrimientos del mundo en su cuerpo mientras está en la cruz de la humanidad?

Cuando yo hablo de la alegría de despertar al conocimiento de quién es Dios realmente, yo pensaría que todo el mundo estaría ansioso por experimentar esa conciencia; sin embargo, sólo una enésima parte dirá, "¡Sí!" Una amiga escribió, diciendo: "Mi esposo solicitó y recibió un puesto temporal como carpintero, trabajando para el sistema escolar de Los Ángeles. Cuando le despidieron él dijo: 'Me llamarán de nuevo para otro período temporal.' Le sugerí que si quería trabajar ahí de forma permanente, él podría, si lo imaginara. En su lugar, me dio todo tipo de razones por las que un puesto permanente no era posible.

Recientemente fue llamado de nuevo para otro puesto temporal. Cuando le recordé lo que había imaginado hacía seis meses, no quiso reconocer su cosecha de la semilla que había plantado y se enojó mucho. Mientras hablaba, nuestras almas se pusieron en contacto y le oí decir: '¡Yo estoy dormido y no te atrevas a despertarme!'"

Su marido, como el 99% de la gente del mundo, no quiere ser despertado, sintiendo que si él despierta a un nivel superior perderá los placeres de la carne.

Un amigo, un dramaturgo muy exitoso, con muchas estrellas famosas como clientes, solía escuchar mis visiones y mis interpretaciones de las Escrituras durante un corto tiempo, luego me dijo que había oído suficiente. Él no quería ir más allá del punto de la curiosidad para interesarse y desear el mundo espiritual, porque tenía miedo de perder su contacto físico con la vida y él sólo estaba interesado en el sexo. Tenía dinero y todo lo que podía comprar el dinero, y le encantaba dedicarse a ligar en el mundo teatral.

Murió hace unos años y ahora está restituído a un cuerpo igual al que tenía aquí, sólo que joven, lleno de vigor, deseoso de continuar su vida sexual. Este hombre no ha sentido el hambre que es enviada. No es un hambre de alimento o una sed de agua, sino de oír la Palabra de Dios. Y hasta que ese hambre te posea la palabra de Dios no captará tu interés. Yo puedo ir a la radio y la televisión o escribir artículos para los periódicos respecto a mis experiencias, pero – como el marido de la señora – dirían, "¡Estoy dormido y no te atrevas a despertarme!"

Ahora, Dios y su Palabra son uno, así que si Dios envió su palabra, entonces Él se envió a sí mismo declarando: "El que me ve, ve al que me envió, pues Yo soy la Palabra que no regresará a mí vacía, sino que debo cumplir lo que me propongo y prosperar en aquello para lo cual fui enviado."

El hombre externo es la palabra externa, que viene primero. El hombre interno es luego enviado a animar, y finalmente a dar vida, al hombre externo, por el cumplimiento de la palabra. Y cuando el hombre externo siente hambre de la palabra de Dios, todo lo dicho en las Escrituras sobre el plan de Dios de auto-redención se cumple en él. Él no redime a otra persona, ya que no hay otro. Nosotros somos los dioses que bajaron y Dios sólo puede redimirse a sí mismo cumpliendo las Escrituras.

Ahora, otra señora compartió esta visión diciendo: "Estoy en medio de una enorme multitud. Todo el mundo a mi alrededor está gritando: 'Está loco. Está chiflado. Está loco, está chiflado', una y otra vez. Caminando rápidamente para descubrir a quién se están refiriendo, veo a un hombre que está solo a la cabeza de la multitud. Reconociéndole como al hombre que amo, corro hacia él y grito: 'Te amo, te amo.'"

A pesar de que la multitud surge sobre él y lo golpea, yo continúo expresando mi amor. De repente pone sus manos en mi cuello. Siento su pulgares presionar en mi garganta y siento como si me fuera a morir. Entonces la presión se libera. El hombre levanta las manos, que se convierten en dos alas blancas, que me acarician con un amor indescriptible, cuando me despierto."

Esa noche, esta señora cumplió los capítulos 40, 48, 51, 52 y 53 de Isaías. Le digo sin ninguna duda en mi corazón, que ella está muy cerca de la salvación. Todo en su maravillosa visión se hizo visible. Ella era el hombre y la multitud. Ella se envió a si misma a través del infierno porque se ama a sí misma, igual que tú y yo hacemos. En la encantadora canción de Blake, "Un niño perdido", él decía:

“Nadie ama a otro como a sí mismo,
Ni venera a otro igual.
Ni le es posible al pensamiento
Uno más grande que él conocer.”

¿Cómo puede el pensamiento conocer un pensamiento más grande que él mismo? ¿Cómo puedes amar a otro más que a ti mismo? Es imposible, pues no hay otro.

El amor es el ser que interpreta cada papel. El amor es la multitud, los tentadores, y el maltratado. Siéntete angustiado, y estás maltratando a Cristo diciendo, estoy angustiado. Siéntete avergonzado, limitado, inepto o asustado, y Dios está experimentándolos todos; pues Él es tu conciencia, creyéndose estar avergonzado, limitado, inepto o asustado y muriendo en tus pecados.

Justo cuando mi amigo escuchó la visión le dijo a ella que cambiara la coma, pues la afirmación debería decir: "Antes que Abraham, era Yo Soy", aquí de nuevo nos encontramos con que a menos que tú creas que tu Yo Soy es el que has adorado en el exterior, morirás en tus pecados; pues tu Yo Soy era antes que Abraham.

Es Cristo quien lleva todas tus aflicciones, tus penas y enfermedades. No hay constancia de un hombre que tomara sobre sí una enfermedad terminal, mientras que aquel del que él la tomó fuera liberado. La implicación está ahí, pues – llevando nuestras aflicciones y debilidades – Dios tiene el poder para liberar al hombre. Pero Cristo no es alguien externo a ti mismo. El Cristo Universal es una difusión de una individualidad. Tú dices Yo Soy, yo digo Yo Soy. Somos el mismo Yo Soy, que es Cristo, que es Dios, que es Jehová – ¡pues no hay nada más que Yo Soy!

Cristo, que es tu propio yo, lleva todas tus aflicciones, tus debilidades y pecados; pero esto es difícil de entender para el hombre. Hace varios años yo di una serie de diecinueve conferencias en San Francisco, a la que acudieron una señora y su hijo abogado. Al final de la serie la señora cuestionó a su hijo, diciendo: "¿Crees a Neville?" Y respondiendo con su mente racional, él dijo: "Él suena sincero. Él puede estar sinceramente equivocado, pero estoy seguro de que es sincero."

En ese tiempo el hijo estaba viviendo con su madre. Cada noche antes de acostarse se recordaban uno a otro poner la ley de idéntica cosecha en práctica. Cuando regresé a San Francisco al año siguiente, me enteré de que este hombre había formado una organización que estaba en proceso de construir la más grande y moderna cooperativa en el área de la bahía, llamada la Comstock. Este proyecto fue seguido por la construcción de la península y ahora este caballero tiene millones.

Tanto la madre como el hijo utilizaron la ley para lograr cada una de sus metas, sin embargo ella admitió que no entendía lo que yo quería decir cuando dije que Cristo sufre por ella. Aunque podía decirme: "Tengo un dolor de muelas", no podía captar el hecho de que ella es su imaginación y por lo tanto la causa del dolor de muelas así como de la maravillosa cooperativa.

Si tú estás sufriendo, Cristo está sufriendo, pues su nombre es Yo Soy, y no hay otro Cristo. Dios efectivamente se hizo carne y habita en ti. Una vez que te das cuenta de esto, nunca te volverás hacia otro. Este señor ha hecho una fortuna, sin embargo él no entiende cómo ocurrió todo, porque el hambre no está en él. Aunque no era necesario, no está dispuesto a renunciar a sus enormes posesiones terrenales para tener las experiencias que darían lugar a la regeneración.

No matas el deseo. No te has castrado. Estás simplemente más allá de la organización del sexo y tu deseo por las cosas terrenales deja de existir. El noventa y nueve por ciento de la gente aquí desea los placeres mundanos, mientras yo hablo de un placer que trasciende este mundo – donde se vive en un mundo de realidad y creatividad. Pero hasta que ese hambre llegue, continuarás deseando cosas que mueren en este mundo.

Ahora, otra señora compartió esta experiencia, diciendo: "En mi visión yo sabía que habías muerto, sin embargo tú habías vuelto a dar conferencias y a enseñar como de costumbre. Llevabas la cara de mi padre terrenal, sin embargo yo sabía que la estructura ósea era tuya. Todo el mundo te llamaba el Padre, pero no conociendo a mi padre terrenal, no podían ver su cara; sólo la tuya. Cuando desperté sabía que la cara que yo tocaba en la superficie sería la de mi padre terrenal, pero su estructura sería la del Padre."

Hay sólo un Padre. Él es quien lleva cada máscara. En esta maravillosa experiencia, ella vio a su padre terrenal llevando la estructura del Padre, porque el Padre es un ser proteico y asume cada cara. Ella vio el fundamento, la estructura ósea del hombre que contaba la historia de su salvación, llevando la cara de su padre terrenal.

Se nos dice que cuando Dios tomó sobre sí los pecados del mundo, fue un hombre de pena, despreciado y rechazado por los hombres. No hay descripción del hombre en quien Dios despertó, porque no es nunca un bello hombre escultural en el exterior, sino una persona perfectamente normal.

Esta señora dijo que ella es muy apasionada del Libro de Juan, ya que parece ser más apreciado que cualquier otro libro de la Biblia. Yo estaré de acuerdo con eso. Ella sintió que la respuesta a la experiencia de la que yo acabo de hablar le vendría del libro de Juan. Le sugiero que lea el capítulo 10 de Juan. En él Cristo es llamado un hombre que tiene un demonio y ellos preguntan por qué le escuchan. Tú, querida, eres esa figura central, y también eres la multitud gritándote a ti misma; y tú niegas la existencia del Cristo dentro, pues no hay otro. No hay más que Dios.

Puedes poner a Dios a prueba, y si Él se demuestra en la prueba, entonces tú sabrás que Dios es tu propia maravillosa imaginación humana. Si quieres la alegría del matrimonio, una historia de amor o un romance, puedes poner a prueba a Dios asumiendo que quien tú deseas está contigo ahora. Y en la medida en que persistas en esa asunción, será tuya para experimentarla. No te preocupes de cómo o cuándo sucederá; simplemente persiste en la asunción de que ya ha sucedido, y cuando lo hagas tú sabrás quién es Dios.

Mi esposa se despertó demasiado temprano para levantarse esta mañana, así que pensó en lo que más quería, y eso era que su marido y su hija fueran dichosamente felices. Pensando en lo que ella podía hacer para hacerlo así, se dio cuenta de que era algo que sólo ellos deben decidir. Luego se quedó dormida habitando en su felicidad y éste es su sueño: Al verme acostado en un sofá, me oyó decir, "No me siento cómodo aquí", y ella contestó, "Lo sé – no te gusta dormir en la primera planta, pero en cambio podrías ser elevado y dormir arriba."

Entonces el sueño cambió y ella estaba armando un rompecabezas con nuestra hija Vicki, que empezó a reírse mientras escogía una pieza del rompecabezas y la observaba caer en su lugar perfecto. Mirando a Vicki ella se dijo, "Nunca la he visto tan bonita y estar tan dichosamente feliz." Entonces ella se despertó. Su deseo de felicidad fue respondido en la profundidad de su ser y ahora debe venir a la superficie.

Jesucristo es tu propia maravillosa imaginación humana y su historia es toda sobre ti. Contada en tercera persona, está escrita como si otro estuviera haciendo todo el sufrimiento por ti; sin embargo, tú sabes que tú eres el que está sufriendo. Yo te digo, que a menos que creas que tu conciencia de ser es Dios, seguirás desviándote del blanco, con lo que permanecerás en el pecado.

"Yo Soy" es la clave de las Escrituras. Llamado Jesucristo en el Nuevo Testamento, el nombre de Dios Padre es revelado en el Antiguo Testamento como Yo Soy. Habiendo venido al mundo a cumplir la palabra, no puedes regresar vacío, sino que debes cumplir lo que te propusiste y prosperar en aquello para lo que te enviaste a ti mismo. Después de inspirar a los profetas para contar tu historia, viniste no sólo a cumplir su profecía, sino a compartir tus experiencias para animar a los demás.

El Antiguo Testamento es un proyecto profético que tú cumplirás, pues tú eres el Jehová del Antiguo Testamento y el Jesucristo del Nuevo. Puedes aceptar esta verdad o rechazarla, pero lo que te estoy diciendo es cierto. Cristo no es un pequeño hombre, sino la individualidad difundida universalmente de lo que nosotros somos. Así que cuando uno despierta y el segundo le sigue, el tercero despertará y finalmente todos los individuos difundidos universalmente despertarán en ese glorioso cuerpo llamado el reino de los cielos. Habiendo venido y vencido al mundo de la muerte, seremos victoriosos sobre nuestro desafío.

Los hombres de ciencia nos dicen que el universo se está fundiendo y un día llegará a su fin. No voy a cuestionar esto, pero yo sé que la Imaginación vino a este mundo de muerte para vencerlo. También sé que nada muere, porque somos la Imaginación inmortal que se vistió con estas vestimentas de carne que mueren; pero nosotros – su espíritu dador de vida – no podemos morir.

No puedo obligar a nadie a querer mis experiencias. Mi familia en Barbados toda vive con comodidad y saben que ganan mucho más que yo. Ellos juzgan a un hombre por lo que tiene en este mundo y no están interesados en lo que es. Ellos no pueden entender por qué un hombre de mi edad sigue haciendo lo que yo estoy haciendo, cuando podía irme a Barbados y vivir de maravilla, con todos los gastos pagados por la empresa. Y no puedo convencerlos para que me escuchen, porque el hambre no está en ellos.

Hasta que el hambre por oír la Palabra de Dios te posea, tú seguirás siendo poseído por el mundo. Puedes convertirte en el Papa, pero eso no significa que tienes hambre por la palabra de Dios. Puede significar que tienes hambre por el poder que reside en el cargo del Papa, el hambre de ser reconocido y alabado. Pero cuando el hambre de experimentar la palabra de Dios te posea, tú sabrás que tú – la Palabra – te enviaste a ti mismo. Entonces entenderás las palabras: "El que me ve a mí, ve a aquel que me ha enviado", pues tú cumplirás la palabra de Dios.

Debe haber dos testigos: uno externo y otro interno. El testigo externo es las Escrituras, y tú que tienes la experiencia espiritual eres el testigo interno. Conociendo tus experiencias paralelas a las Escrituras, sabes que el Padre en las profundidades de tu propio ser observa para ver que todas las piezas estén en su lugar y la imagen de su propósito declarado sea perfecta.

Habiendo profetizado lo que debe tener lugar, Dios lo cumplirá; y tú – la imagen del Dios invisible – irradiarás su gloria y te convertirás en la imagen expresa de su persona. Entonces tú serás usado como la estructura ósea sobre la que cada cara será colocada para revelar al que tiene la experiencia, el significado de ser Dios Padre.

En la visión de mi amiga todo el mundo se refería a mí como el Padre. Su padre era un padre, pero yo soy el Padre sobre el que la cara de cada padre se coloca. Ella era consciente de que yo había muerto y había regresado, sólo para contar la historia del plan de salvación de Dios a fin de redimirme, pues sólo existe Dios en el mundo.

Ahora entremos en el silencio.



Traducido por Javier Encina
La conferencia original en inglés es CHRIST BEARS OUR SINS (Neville Goddard 02-24-1969)




lunes, 11 de agosto de 2014

Un millón de dólares sin trabajar (Abraham-Hicks) – AUDIO en español

Este video ya lo había compartido anteriormente pero subtitulado. Ahora lo vuelvo a compartir pero doblado al español. De paso os recomiendo ese canal de YouTube ya que están doblando muchos audios de Abraham-Hicks a nuestro idioma. Como bien saben quienes me conocen, a mí las enseñanzas de Abraham-Hicks me encantan tanto como las de Neville.

Un millón de dólares sin trabajar. ¿Lo crees posible? Yo sí lo creo posible. Eso y más. Uno mismo es quien se pone los límites.

sábado, 9 de agosto de 2014

El sueño de Victor Goddard

Victor Goddard, el hermano de Neville, estuvo imaginando por 2 años lo que él quería. Durante esos 2 años, todos los días se paraba de pie en la esquina de la calle, justo delante del edificio de negocios que deseaba poseer, y veía en su imaginación su deseo cumplido. Sostuvo su visión día tras día durante 2 años. En la actualidad, la familia Goddard posee una fortuna de millones y millones.

En la imagen, Joseph Nathaniel Goddard (padre de Neville y Victor) y Victor. 

http://www.goddardenterprisesltd.com/

martes, 5 de agosto de 2014

EL SUPREMO PODER DE DIOS (Neville - 2 de diciembre de 1968)

Neville Goddard (2 de diciembre de 1968)


EL SUPREMO PODER DE DIOS



El supremo poder y sabiduría de Dios se expresan más característicamente en la aceptación de lo que el mundo llama debilidad o necedad.

Mateo cuenta la historia de uno que – sabiéndose la personificación del poder creativo y la sabiduría de Dios – se cuestiona a sí mismo, diciendo: "Si eres el Hijo de Dios, convierte esta piedra en pan." (Mateo 4) Luego él cita el capítulo 8 de Deuteronomio, diciendo: "Escrito está, 'No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.'" Aquí descubrimos que su hambre ya no es de pan hecho con harina, sino de escuchar la palabra de Dios, con entendimiento. El conflicto recogido en este capítulo está teniendo lugar en la mente de la persona, a pesar de que parece estar sucediendo en el exterior. De pie en la cima, su adversario cita el Salmo 91, diciendo: "Si eres el Hijo de Dios déjate caer abajo desde aquí, porque escrito está, 'Él dará poder a sus ángeles para que te levanten para que tu pie no tropiece en piedra.'" Luego, citando el capítulo 6 de Deuteronomio, él responde: "Escrito está, 'No tentarás al Señor tu Dios.'"

En la tercera y última tentación se le muestran todos los reinos de la tierra y su gloria, cuando el adversario dice: "Todos estos son tuyos si te inclinas y me adoras." De nuevo, citando el capítulo 6 del Deuteronomio, él responde: "Escrito está, 'Adorarás al Señor, tu Dios, y sólo a él servirás.'" Entonces el adversario se marcha, y el gran ministerio comienza. ¿Quién es el Señor, tu Dios, al que debes adorar y servir? Tu propia maravillosa imaginación humana, que es una con el Dios que creó el mundo. La definición más rica de Dios que se nos da en las Escrituras es: el Padre del Señor nuestro Dios. Yo descubrí que yo era el hijo de Dios al experimentar las Escrituras, pero el hijo y Dios Padre ¡son uno!

Tanto el Padre como el Hijo son definidos como poder, con sabiduría añadida al Hijo. En el Libro de Marcos, el sumo sacerdote preguntó: "¿Eres tú el Cristo, el Hijo del Bienaventurado?" y él respondió: "Yo soy, y veréis al Hijo del hombre sentado a la diestra del Poder." Poder está con mayúscula en este pasaje, ya que es el nombre dado a Dios. En el Libro de Lucas, él es llamado primero el Bienaventurado, luego el Poder, yo soy llamado la sabiduría de Dios. Mateo habla de uno que sabe que Dios se ha desplegado dentro de él, y que todas las características de Dios le pertenecen – pero él está perplejo y se pone a sí mismo a prueba. Las Escrituras narran la historia como si apareciera otro ser; pero cuando Dios se revela, tú te cuestionas, diciendo: si esto es cierto, yo debería ser capaz de hacer cualquier cosa, pues todas las cosas son posibles para Dios. Pero no debo tentar al Señor. La única manera es confiar en él. Así que déjame repetir de nuevo: El supremo poder y sabiduría de Dios se expresan más característicamente en la aceptación de lo que el mundo llama debilidad o necedad.

Cuando me reclutaron, y nosotros como país estábamos en guerra, a los ojos del mundo yo era un necio por creer que podía ser dado de baja honorablemente sin ir a la guerra. En lo que concernía al mundo, yo estaría dentro mientras durara, pero yo no quería tomar parte en ella. Creía firmemente que Jesucristo era mi propia maravillosa imaginación humana, que él era uno con Dios, y que todas las cosas eran posibles para él. Yo sabía que no podía obligar a Dios a hacer nada. Que Él actuaría sólo ¡como yo imaginara!

Confiando en Dios, me dormía como si estuviera dado de baja honorablemente y fuera del ejército. En el ojo de mi mente hacía todo lo que yo haría si fuera un hecho físico, y me quedaba dormido con ese conocimiento. Entonces, en una visión, vi mi hoja de petición de baja con la palabra "Rechazado" tachada y la mano de Dios escribir encima en negrita "Aprobado". Y cuando escuché las palabras: "Lo que yo he hecho, lo he hecho. ¡No hagas nada!" No hice nada. Nueve días más tarde fui dado de baja honorablemente y de regreso en mi casa de Nueva York.

Recordando lo que había hecho para salir del ejército, cuando me encontré con un problema similar unos años más tarde, apliqué el mismo principio para salir de la isla de Barbados. Como Pablo, yo conocía a aquel en quien he creído; así que cuando me dijeron que no podría salir de la isla por meses, asumí una vez más que estoy donde me gustaría estar. Me dormí con la asunción de que era verdad, y en cuestión de horas la confirmación fue mía. Así que como ves, yo conozco, por fe experimental, a aquel en quien yo creo. Tú debes creer en tu imaginación humana y hacer de ella la roca sobre la que te asientas. Él es el Señor tu Dios, y el único a quien sirves. Si vas a servir a otro, entonces no conoces a Dios. Si tu jefe te dice que hagas lo que él dice y, finalmente, conseguirás un aumento de sueldo, y tu confianza está en tu jefe, entonces no confías en el Señor tu Dios. Pon tu fe en cualquiera fuera de tu propia maravillosa imaginación humana y tú no confías en Dios, ¡pues no hay otro poder creativo!

Si pones tu confianza en conocer a la gente adecuada, tener acciones y bonos, o dinero en el banco, estás confiando en falsos dioses. En 1925 yo estaba en Londres, bailando por cien libras a la semana. Eso eran $480 dólares estadounidenses. Teníamos una oferta para ir a París y luego a Alemania, si aceptábamos el pago en marcos o francos, pero nos negamos, ya que no tenían valor. Su dinero fue impreso tan rápido, que el papel era más valioso que lo que estaba impreso en él. Yo había viajado a Londres con una familia alemana que eran estadounidenses de adopción. Tenían enormes valores en marcos, y se creían muy ricos; pero cuando regresamos, eran más pobres que los ratones de iglesia, pues cada centavo que tenían se había ido. Poniendo su confianza en los marcos alemanes estaban confiando en un falso dios. Tu jefe es un falso dios. No me importa lo que sea – todo fuera de uno mismo es falso.

Ahora, después de la tercera tentación, descubrimos que la mente está en paz, y que no hay más conflictos dentro. No hay diablo, no hay Satanás – sólo dudas. La duda, en la mente de alguien que nació por la gracia de Dios, le da a Dios la sensación de imposibilidad. En "La Visión del Juicio Final" de Blake él personificó tan sabiamente la duda, diciendo: "Satanás cree que el pecado desagrada a Dios. Él debe saber que nada desagrada a Dios excepto la incredulidad y comer del árbol del conocimiento del bien y del mal."

A menos que creas que tú eres ese que antes creías que estaba en el cielo, y por lo tanto fuera de ti, continuarás errando el blanco en la vida. Creyendo en sí mismo cuando se enfrentó a la última tentación, él dijo: "Adorarás al Señor, tu Dios, y sólo a él servirás." ¿Estás tú sirviéndole? Si es así, las cosas sucederán, pues no hay otro canal que uno pueda aceptar, ¡aparte de la fe y la confianza en uno mismo! Cree en el Señor, tu Dios, ¡al cien por cien! ¿Si necesitas una cierta cantidad de dinero y no tienes seguridad o a nadie a quien recurrir en el exterior, confiarás en el Señor, tu Dios, para que te lo provea? ¿Sabiendo que todas las cosas son posibles para Dios, recurrirás a él en absoluta fe y confianza, y mentalmente asumirás que tenías el dinero? No preocupándote por cómo el dinero vendrá a ti, ¿pondrás a prueba el poder y la sabiduría de Dios quedándote dormido consciente de tener el dinero? Si lo haces, estarás sirviendo a Dios, y de una forma que tu mente superficial no puede concebir el dinero será tuyo. Entonces, después de haber puesto a prueba a las profundidades de tu propio ser, tú sabrás en quién (no en qué) has confiado. Conocerás a aquel en quien has creído. Y ese conocimiento seguro absolverá tu confianza pasada. Así es como funciona el maravilloso principio de Dios.

Una noche, en Nueva York, yo estaba en la radio desde la medianoche hasta las 6:00 de la mañana, con un equipo de cinco hombres y un moderador. Cuando hablé de que la imaginación crea la realidad, un profesor dijo: "Si eso es cierto, convierte este lápiz blanco en uno amarillo." Yo dije: "Muy bien. Tráeme un poco de pintura amarilla y lo haré." Queriendo que yo use mi imaginación y transforme el lápiz instantáneamente, le dije: "Sabes, tú eres el burlador de la Biblia. Yo te digo, no tentarás al Señor, tu Dios." Entonces él preguntó: "¿Eres tú mi Dios?" y yo respondí: "Yo no he dicho eso. Tú debes encontrar al Señor, tu Dios, porque le estás tentando. Tú no le conoces, porque no le has encontrado aún, pero lo harás." Cada niño nacido de mujer se revelará como el Hijo de Dios, y sabrá que él es el poder y la sabiduría de Dios. Y puesto que todas las cosas son posibles para Dios, todas las cosas son posibles para él. Luego, enfrentándose consigo mismo, cuando su adversario diga: "Convierte este lápiz en uno amarillo," él lo imaginará amarillo. Si el lápiz permanece blanco cuando piense en él, no ha confiado en el Señor. Pero si persiste en tener un lápiz amarillo, confiando en el Señor completamente, alguien a quien puede admirar o no quiere ofender, le dará uno amarillo.

Cualquiera que pueda ser tu deseo, imagina que se ha cumplido, y confía en el Señor, tu Dios, incondicionalmente. Si se necesitan un millón de personas para desempeñar el papel que deben desempeñar a fin de producir lo que tú has asumido que eres, lo harán. Este es el mundo en el que vivimos.

¡Jesucristo es tu propia maravillosa imaginación humana! Créeme. El nombre del Padre es YO SOY. Cada persona que puede decir YO SOY es la imagen de Dios, sin embargo ¡sólo hay un Dios Padre! Aprende a confiar en tu YO SOYdad y cree firmemente en ella, y conocerás el día en que el Señor será rey sobre toda la tierra, y su nombre será uno, ¡y el Señor uno! Yo he encontrado al Señor de quien Moisés y la ley y los profetas escribieron. Oí hablar de él y aprendí a confiar en él, mucho antes de que Él se revelara en mí en una serie de acontecimientos que pertenecen sólo al Hijo de Dios. Entonces supe que yo era el ser idéntico que el mundo adora en el exterior, y llama Jesucristo.

Los hombres van a la iglesia y rezan a un dios que no existe, cuando el único Dios hace que el hombre esté vivo, pues el hombre no podría respirar, si Dios no estuviera alojado en su interior. Así que cuando tú encuentres a Dios, confía incondicionalmente en él; pero te lo advierto: ¡Él no aceptará tus órdenes! Sólo cuando imagines el deseo cumplido, Él actuará sobre él. Esta noche, cuando pongas tu cabeza en la almohada, acurrúcate en el estado de ánimo del deseo cumplido con absoluta confianza y confía en que Dios tiene maneras y medios que tu mente superficial no conoce. Te insto a que me creas, para que también puedas decir con Pablo: "Conozco a aquel en quien he creído." No fallarás, cuando encuentres al Señor, tu Dios, que es tu propia maravillosa imaginación humana. Aprenderás a confiar completamente en él. Sabiendo que no hay necesidad de ayudar a Dios a diseñar los medios para cumplir tu deseo, te moverás por impulso, cuando aparezca el momento de su cumplimiento.

Una señora que conozco viajó a París con sus dos hijos, dejando a su criada a cargo de su apartamento en Nueva York. Cuando la señora regresó, el apartamento estaba vacío, y no había forma de encontrar a la criada. La señora contactó con la policía, contrató a detectives privados, e hizo todo lo humanamente posible para encontrar sus muebles – en vano. Entonces ella vino a mí. Nos sentamos tranquilamente y entramos en el silencio, y ella volvió a su apartamento en su imaginación. Caminó por las habitaciones, sintiéndose consciente de estar allí, ¡ahora! Vio los muebles tal y como había sido antes, tocó las teclas de su piano, y supo que todo estaba de nuevo en su lugar.

Unos días más tarde, esta señora fue a su banco en la Avenida Madison. Saliendo del banco, tomó la dirección equivocada y caminó una cuadra antes de darse cuenta de lo que estaba haciendo. Mirando hacia abajo, vio un par de tobillos que le resultaban familiares, y de repente se dio cuenta de que había encontrado a su criada. En un abrir y cerrar de ojos, agarró a la chica e hizo que la llevara al lugar donde el mobiliario estaba almacenado. Esta señora ahora tiene de nuevo sus muebles, todas las piezas intactas. Todo lo que hicimos fue confiar en el Señor, nuestro Dios. ¿Qué habría hecho yo para encontrar sus muebles, cuando ni la policía de Nueva York ni los detectives privados no podían? Pero confiamos en el Señor, nuestro Dios. No nos pusimos de rodillas y suplicamos ayuda, sino que simplemente entramos en el silencio e imaginamos. Yo asumí que ella me estaba diciendo que había encontrado los muebles, y que todo estaba en perfecto orden. Cuando rompimos el silencio, yo – confiando en que el Señor haría que se cumpliera – simplemente lo olvidé.

Así que yo pregunto: ¿Quién es el Señor que crea todas las cosas? ¡Yo Soy! Las Escrituras nos dicen que todas las cosas fueron hechas por el Señor, y sin Él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho. Yo sé exactamente lo que nosotros hicimos y sé lo que pasó, por lo tanto, ¡yo sé exactamente cómo fue hecho! Al hombre le resulta difícil creer que tal poder se encuentra en su interior. Él lee las Escrituras: "¿No os dais cuenta que Jesucristo, el poder y la sabiduría de Dios que es uno con Dios está en vosotros?" y todavía se inclina ante pequeños altares hechos por el hombre, y cree que alguien en el exterior está especialmente equipado para interpretar a Dios para él.

Hay quienes se atreven a afirmar que son el único depósito de la sabiduría de Dios. ¡Qué tontería! Dios se encuentra en todo niño nacido de mujer. Pero, desviándose, el hombre adora a un falso dios, uno que nunca ha existido y que nunca existirá. No hay intermediario entre tú y Dios. No pienses en Dios con Jesucristo como el intermediario entre tú y Él. ¡Sólo existe Dios! ¡Él se volvió justo como tú eres, de modo que tú puedas volverte como Él es! Esta es la historia.

La Versión Rey Jaime del capítulo 20 del Libro de los Hechos da la verdadera traducción literal del griego como: "Por la sangre de Dios nosotros somos redimidos." La Versión Estándar Revisada traduce la palabra como "Señor", que siempre quiere decir "Jesús". Pero la redención viene de Dios. Haciéndose tal y como tú eres, con todas tus debilidades y limitaciones para que tú puedas llegar a ser como Él es, Dios te redime, ¡pues tú eres su amor! Confía en Dios completamente. Él usa la debilidad y la estupidez del hombre, porque la sabiduría de este mundo es necedad a sus ojos. Los hombres se creen tan sabios. Al racionalizarlo todo, el hombre piensa que encontrará a Dios un día en algún planeta o rincón, pero nunca lo hará. El hombre irá a la luna, a las estrellas, y a todo lugar que él desee, porque ¡todo lo que el hombre pueda imaginar, el hombre lo puede hacer!

Alguien, hoy, que no sabe nada de ciencia, está soñando una ficción; y mañana la llamada mente científica ideará los medios para cumplirlo, porque Dios es el que está escribiendo la ficción y cumpliéndola, y todas las cosas son posibles para Dios. Te insto a soñar tu ficción y a confiar incondicionalmente en el Señor, tu Dios, de modo que tú, también, puedas decir: "Conozco a aquel en quien he creído." Luego deja que suceda, y lo hará.

Hace muchos años, mi padre y mi hermano, Victor, fueron a ver un lugar con vistas al agua de 35 acres, que es bastante grande en la isla de Barbados. Tres hermanas vivían en una casa allí, y vendían su ganado a mi padre. En ese momento él mencionó que estaría interesado en la compra de su propiedad, si es que alguna vez deseaban venderla. Luego, dirigiéndose a Victor, dijo: "Este sería el lugar ideal para un hotel." Unos años más tarde las mujeres decidieron venderla. Un hombre con una gran cantidad de dinero quería esos 35 acres mucho, pero estaba en Brasil el día que mi padre – que había imaginado ser dueño de ella – la compró. Ahora un hermoso hotel se encuentra en ese lugar. Es muy popular y siempre está lleno en invierno y verano, todo porque mi padre tuvo un sueño y se atrevió a confiar en el Señor, su Dios, que él sabía que estaba en su interior.

Mi padre nunca iba a la iglesia. No le gustaba el ministro en absoluto. Qué historias maravillosas que tenemos de mi padre y el ministro. Un día, el ministro le dijo a mi padre: "Yo soy uno de los elegidos." Mi padre lo miró y le dijo: "Yo no te habría elegido." Él era tan osado con todo lo que hacía. No tenía ningún respeto por el hombre. Nunca vio el interior de una iglesia, excepto cuando nosotros de niños fuimos bautizados. Cuando mi sexto hermano iba a ser bautizado – por este mismo ministro – mi padre escogió a dos capitanes de mar como padrinos. En el último momento el ministro preguntó si los dos señores eran episcopalianos, y cuando uno afirmó ser presbiteriano y el otro metodista, el ministro informó a mi padre que el niño no podía ser bautizado con estos hombres como padrinos. Con eso mi padre dijo: "Dame a mi hijo. Le bautizaré yo mismo." Tomó al niño de los brazos del ministro, metió la mano libre en el agua, la roció sobre el rostro del niño y dijo: "En el nombre de Jesús, tu nombre es Fred" y se fue. Y ese es su nombre, Fred Goddard. Ese es el tipo de hombre que mi padre era y sigue siendo. Ningún hueso de su cuerpo carecía de valor. Él encontró al Señor como su propia maravillosa imaginación humana, así que cuando él quería algo simplemente imaginaba que lo tenía, y caminaba con ese conocimiento.

Te prometo que cuando encuentres al Señor y realmente confíes en él, conocerás una paz que nunca antes has conocido. Nunca más te inclinarás ante nada ni nadie. Sabiendo que sólo tu propia maravillosa imaginación humana es santa, ¡Ella será la única a la que siempre servirás!

Ahora entremos en el silencio.



Traducido por Manu LDA
La conferencia original en inglés es GOD'S ALMIGHTY POWER (Neville Goddard 12-02-1968)




lunes, 4 de agosto de 2014

EJERCICIO DEL SOL INTERNO


Este es un ejercicio mucho mejor que el que os recomendé anteriormente y es el que ahora suelo hacer a diario. Igual se sale un poco de la temática del blog pero siento el impulso fuerte de compartirlo. Aquí no hace falta que haga buen tiempo ni que vivas en la naturaleza ni privarte de nada ni aprender técnicas raras y complicadas, cualquier lugar y momento del día son buenos para realizarlo ya que estás recurriendo a tu propia Fuente interna. No necesitas depender de nada externo a ti.

Con este ejercicio lo que vamos a hacer es aprender a contactar expandir y dirigir conscientemente nuestra Luz-Energía interior.

De pie, sentado o acostado en tu cama, cierra los ojos y entonces dirige tu atención al centro de tu pecho y visualiza y siente que tienes un sol justo ahí. Mira la imagen que he confeccionado para hacerte una idea. No estamos contactando ningún chakra. Este sol es tu Ser Interior. Es el núcleo mismo de tu Ser. Es un sol eterno de Luz y Energía infinitas. Una vez realizado el contacto vamos a proceder a varios usos prácticos.

Lo primero, vamos a reconocer conscientemente que ahora mismo nuestro Sol Interno irradia su Luz-Energía por todo nuestro cuerpo alimentando todos sus órganos, células, tejidos... Lo llena todo de vida energía y luz.

Lo segundo, vamos a reconocer conscientemente que ahora mismo nuestro Sol Interno irradia su Luz-Energía por todo nuestro cuerpo (y aura) limpiándolo y purificándolo de toda sustancia y elemento tóxicos, de toda energía discordante (aquí os podéis explayar especificando lo que queráis que sea limpiado y purificado).

Lo tercero, vamos a reconocer conscientemente que ahora mismo nuestro Sol Interno irradia su Luz-Energía por todo nuestro cuerpo (y aura) curándolo y sanándolo de todo lo que ande mal a la vez que lo pone todo bien devolviéndole al cuerpo su estado natural de perfección y armonía, llenándolo de vitalidad, juventud, belleza... (aquí os podéis explayar especificando lo que queráis que sea curado y sanado, etc.).

Lo cuarto y último, vamos a reconocer conscientemente que ahora mismo nuestro Sol Interno irradia su Luz-Energía por todo nuestro cuerpo y aura de manera que nuestra aura o campo energético se vuelve tan luminoso que nada que vibre por debajo de esta frecuencia de luz puede contactarlo o atravesarlo.

Se recomienda realizar el ejercicio 2 veces al día. Por ejemplo, 9 de la mañana y 9 de la noche o como os vaya bien a vosotros según vuestra disponibilidad horaria. No lleva más de 5 minutos realizarlo. Y sobretodo creed y sentid que lo que decretáis es hecho, pues siempre para que algo se haga primero hay que creerlo. Con esta clase de ejercicios estamos aprendiendo a movernos por encima del nivel humano.

Manu Anderson