~ "La imaginación crea la realidad." (Neville Goddard) ~


lunes, 1 de febrero de 2016

LOS CUATRO PODEROSOS (Neville - 17 de junio de 1956)

Neville Goddard (17 de junio de 1956)


LOS CUATRO PODEROSOS



El tema de esta mañana es "Los Cuatro Poderosos". La historia de la humanidad es poco más que una larga lucha con este enigma infinito – el enigma de los Cuatro Poderosos. Cuando a Orígenes, uno de los primeros padres de la iglesia, se le preguntó por qué hay cuatro Evangelios y no solamente uno, él respondió y dijo, porque hay cuatro cuartos en los Cielos, norte, sur, este y oeste y, por lo tanto, cuatro cuartos en el alma humana. La Biblia habla de este enigma, el cual citaremos del Libro de Proverbios, y te contaré las promesas hechas a la persona y a la nación que puedan responder o desentrañar el enigma.

Está velado a través del Génesis hasta el Libro del Apocalipsis; los cuatro ríos, los cuatro jinetes, las cuatro criaturas alrededor del trono de Dios, los cuatro hombres sueltos y caminando en el fuego, y la forma del cuarto era como el hijo de Dios, y repartieron su ropa en cuatro partes, y en todas partes hablan de los cuatro, pero el hombre parece que no puede desentrañar el enigma. Esta mañana yo espero hacerlo, y si lo hago a vuestra satisfacción de modo que entréis en él, entonces ciertas cosas deberían sucederos. Ahora, veamos qué debería sucedernos.

Primero, permitidme citar el enigma. Es del capítulo 30 del Libro de Proverbios: "¿Quién ha recogido el viento en su puño? ¿Quién ha atado las aguas en un ropaje? ¿Quién ha establecido todos los confines de la tierra? ¿Cuál es Su Nombre y cuál es el Nombre de Su Hijo? ¿No puedes decirlo?" Pues ese es el enigma. ¿Podemos decirlo? ¿Conocemos el nombre del que lo hizo? Conocemos el nombre del hijo, y lo sigues, estrechamente. El primero es Espíritu, el segundo es Agua, y el tercero es Tierra. Esa es la pregunta planteada.

El primero es sobre el viento; bueno, el viento en todas las lenguas, en todas las edades, ha sido utilizado como sinónimo de espíritu – el aliento.

Él habla del agua en segundo lugar. El místico sabe que el agua en la Biblia, y en todas las escrituras, simbolizaba la verdad psicológica. Las ideas que los hombres sostienen como Verdad; ya sean verdaderas o falsas, si él las acepta y consiente, teje esto en un ropaje, de modo que se pregunta quién ha recogido o atado realmente las aguas en un ropaje.

Y el tercero, – ¿quién ha establecido todos los confines de la tierra? ¿Quién los hizo fijos? ¿Quién pudo tomar este estado líquido, que es sólo un estado en movimiento, que no se ve, y objetivarlo, realmente estableciendo un algo que es sólidamente real y hacerlo para los demás un hecho? ¿Sabes el nombre? ¿Cuál es su nombre y cuál es el nombre de su hijo? ¿No puedes decirlo?

Ahora, pasemos ahora a las promesas. "Yo le pondré en alto porque ha conocido mi nombre", que lees en el Salmo 9l, el cual a todos nos encanta recitar. "Yo le pondré en alto." ¿Cuando yo soy puesto en alto significa que soy hecho un rey, un presidente, un dictador, un gran gigante de la industria? No tiene nada que ver con tales exaltadas posiciones en la tierra, pues el viaje real de un hombre es la escala de la conciencia; siempre aumentando la conciencia; una conciencia de objetos de creciente significación; pero soy puesto en alto porque conozco el nombre. Un pájaro no será meramente una criatura emplumada. Un pájaro será para mí lo que era para Blake, simplemente una delicia maravillosa, una delicia celestial, trayéndome un mensaje.

Los pájaros me hablarán, no como tú entiendes el lenguaje, sino que su mismo vuelo me revelará el intento de Dios. Ellos me hablarán; no sólo los árboles, los pájaros; todo en el mundo es el lenguaje de Dios. Cuando el hombre es levantado, dejan de ser objetos – son expresiones de significado – como un libro es levantado en conciencia de meramente un objeto en el espacio a una serie de marcas sobre papel, a finalmente una expresión de significado. Cuando yo asciendo en conciencia, yo levanto a un objeto, pero si yo soy levantado porque conozco el Nombre, entonces cada objeto en el espacio deja de ser un objeto. Ellos tienen significado y están expresando significado. Así puedo leer el libro abierto de Dios. Un árbol ahora se convierte en un mensaje; los pájaros en vuelo, ¿por qué dos y no tres, o por qué tres y no diez? ¿Por qué en la forma en que volaban?; no hay accidentes – cada cosa es la página desarrollada del libro de Dios para el hombre que es puesto en alto porque él conoce el nombre. El nombre entonces se convierte, se nos dice, en "una fuerte torre y el justo gobierna en ella y es salvado."

Ahora tomemos una promesa más y responde tú si las naciones conocen el nombre. Si nuestros sacerdotes y nuestros rabinos y nuestros dirigentes, que deberían conocer el Nombre, realmente conocen el Nombre: – pues esta es la promesa que el Profeta nos da en el libro de Miqueas: "Toda la gente caminará, todo el mundo, en el nombre de su dios, y todos nosotros caminaremos en el nombre del Señor nuestro Dios", y en ese día todas las naciones volverán sus espadas en rejas de arado y sus lanzas en hoces y ninguna nación alzará una espada contra otra nación y no aprenderán más la guerra; y la historia de la humanidad ha sido la historia de la guerra y el crimen, y estas palabras fueron escritas cientos y cientos de años antes de nuestra era – cientos de años antes de Cristo. Sólo el individuo que ha encontrado el Nombre se convierte en uno que tomó su propia espada y la convirtió en una reja de arado. Escapó de la confusión, el individuo místico, el hombre o la mujer individualmente despierto que encontró el Nombre en medio de la lucha, entra y encuentra a un salvador en el Nombre. Es una torre fuerte para él y ahora entra y descansa. Él es levantado a lo alto y ve el desarrollo de los tiempos.

Ahora bien, si las naciones realmente lo conocieran, si la palabra pronunciada por los sacerdotes realmente fuera el Nombre, si la llamada palabra sagrada que pronuncia el rabino, fuera el Nombre, no tendríamos guerra; así que el nombre como es usado por los sacerdotes del mundo no puede ser el Nombre; ¿entonces cuál es el Nombre?

Volvamos ahora al enigma. "¿Quién ha recogido el viento en su puño?" ¡Qué imágenes! – ¿Qué es el puño? El puño es el símbolo de la primera letra del gran nombre misterioso de Dios. El puño es Jod. Ahora, ¿qué es un puño? La mano es el único órgano del cuerpo humano que lo pone completamente aparte de toda la creación; por lo que comienza el nombre de Dios, pues sin una mano, si yo fuera simplemente un Einstein elevado a la enésima potencia, yo sólo sería un mono inteligente. No podría construir, no podría dar forma, no podría moldear, no podría crear; yo podría tener todas las ideas del mundo, pero sin mano no sería un creador.

Así que aquí esa misma primera pregunta hecha es sobre el ser creativo, pues el viento es el espíritu – estoy hablando ahora del espíritu creativo – y así lo expresa en forma de un puño. ¿Quién ha tomado y reunido todo el viento en su puño? Así nos encontramos con que la primera letra es, en el lenguaje de la mística, ser consciente. ¿Puedes concebir estar en algún lugar en este mundo y no ser consciente? Puedes no saber quién eres, puedes no saber dónde estás, puede sufrir amnesia total, pero nunca puedes en la eternidad no saber que tú eres. Es lo único de lo que el hombre está seguro – YO SOY. Él sabe que él es, y no sabe quién es y dónde está y lo que es, pero no puede dejar de saber que él es; así que es la primera pregunta planteada; ese espíritu creativo que es la JOD, que es simplemente ser consciente.

La segunda, ahora. ¿Quién ató las aguas en un ropaje? Cuando yo hablo de ropajes en las Escrituras, simbolizan lo que la mente viste. Cuando un hombre está vestido con ropas delicadas, se nos dice que está en la casa del Rey y el Reino está dentro. No tiene relación con las enseñanzas de la vida externa. Cuando un hombre va vestido con pelo de camello o con un cinturón de cuero, estos están hechos de objetos externos, hechos de piel, hechos de pelo, lo más externo de un hombre, por lo que la enseñanza de ese hombre está representada por cosas externas, por lo tanto, él habla externamente. Él no habla del reino interior, habla de las cosas de fuera que el hombre debe hacer. ¿Tienes dos abrigos? Da uno a quien no tiene ninguno. ¿Tienes más de lo que puedes comer? Dale algo al que tiene hambre; pero cuando uno va vestido con vestiduras delicadas, no te habla de nada que tenga que ver con el exterior, pues él ahora está vestido con la ropa del Rey, y el Rey está en el Reino y el Reino está dentro. Así que hablamos ahora de un manto; un manto simplemente representa la inteligencia de la persona o lo que la persona ha aceptado como verdadero.

Ahora, donde hablamos de agua – Él recoge el agua en un ropaje y el agua es la verdad psicológica. Ahora, ¿quién puede tomar una mera asunción y recogerla en algo que es completamente real para él, que nadie ve, como tomarías digamos la nube y la recogerías y la formarías.

Y luego la tercera, ¿quién puede solidificarla? ¿Quién ha establecido todos los confines de la tierra? ¿Cuál es Su nombre? Vuelve al nombre. Encontramos que la mano era JOD y la segunda letra en el gran poder creador, (conocido como JOD HE VAU HE) es HE. HE es simbolizada como una ventana. La ventana del hombre es su mente. Con mi mente veo. Con mi imaginación veo en la forma, así que ahora recogeré en mi imaginación lo que yo quiero ser en este mundo; así que lo recogeré sin ayuda de ninguna fuerza externa. Cuando veo claramente en el ojo de mi mente lo que me gustaría ser, he recogido este estado en un ropaje.

Ahora, ¿cómo solidificarlo? ¿Cuál es la tercera letra del nombre, este nombre misterioso? La tercera letra es VAU, y VAU es simbolizada como un clavo. Un clavo reúne, junta las cosas, así que puedo estar aquí y primero yo soy consciente, sólo simplemente consciente. Luego me vuelvo consciente de algo y me vuelvo muy refinado, muy selectivo. Hay innumerables cosas de las que soy consciente, pero no necesito singularizar una para identificarme con ella, sino simplemente las dejaré pasar todas a través de la mente, por así decirlo. Luego mantendré una – retendré una – el tipo de persona que me gustaría ser. Bueno, le daré forma a eso en un ropaje.

El siguiente paso es traerlo ahora a la solidez, que es la VAU. Pero, ¿cómo aplico el nombre al punto en que pueda utilizar la VAU en mi nombre? Asumiré que yo soy esa persona. Cuando camino en la asunción, estoy caminando en su Nombre. Se nos dice que en este estado todos caminarán en el nombre de su Dios. He encontrado el Nombre – lo he encontrado dentro de mí mismo como, primero, mi conciencia, mi capacidad de hacerme consciente de algo, mi capacidad de hacerme no sólo consciente de ello, sino de hacerme consciente de serlo, de modo que camine como si yo fuera el hombre que quiero ser, de modo que lo solidifique; y la última letra sólo da testimonio de la imaginería interna, pues la última letra es otra HE, por lo que hay dos HE en el nombre, una JOD y una VAU. No puedes pronunciarlo – Jehová no es el nombre – aproximadamente traducido es YO SOY, pero tienes que separarlo y saber qué quieres decir con "YO SOY" para decir "Ve y diles: "YO SOY" te ha enviado a ellos." Cuando voy a Israel y me preguntan quién te envió, ¿cuál es tu pensamiento? Simplemente di "YO SOY" me ha enviado a vosotros y luego complétalo y diles, YO SOY el que YO SOY. ¿Qué quiere decir – Yo Soy Ese? Sí, ese es como es porque YO SOY como YO SOY. Si yo fuera diferente, ese tendría que ser diferente; así que yo soy el que refleja el ser que yo soy; pues lo que yo veo que es el mundo, es una medida de mi propio nivel de conciencia; pues lo que se ve, es un índice directo del nivel de conciencia del observador del mundo. No es el mundo – Yo soy ese – el que realmente soy, – y ese no podría ser otro que el que es, mientras yo permanezca como soy.

El más mínimo cambio en mi nivel de conciencia, el más mínimo cambio en la sensación de Yo soy esto, resulta en un cambio correspondiente en eso, que es el mundo que me rodea. En cuanto yo desee la paz y de hecho entre en el nombre de la paz, que haya paz en mi mundo, y yo miraré a un mundo y veré paz donde los demás ven conflicto, pues yo estoy sólo viendo eso en todo momento: ¿entonces cuál es mi autoridad? Mi autoridad es "YO SOY me ha enviado a vosotros" y YO SOY el que YO SOY. ¿Lo sé? Si yo lo sé nunca me quejaré. Si me rompo el cuello yo sabría que tú no podrías habérmelo hecho: yo me lo hice a mí mismo. Si me encuentro en cualquier estado en el mundo, no me puedo quejar pues he encontrado la Ley, he encontrado el Nombre por el cual todas estas cosas se juntaron.

Todo el espíritu creativo en el mundo es reunido en el Nombre y el Nombre es YO SOY. Pero el Nombre debe ser dividido y ser mostrado como Cuatro Poderosos, y no sólo el único. Todo es uno, pero hay cuatro funciones distintas del uno. No hay cuatro dedos o cuatro seres separados viviendo en un hombre. Dios es Uno y Su Nombre es uno, pero hay cuatro funciones distintas, y puedes llamarlas los cuatro Evangelios; llamarlas los cuatro ropajes que él vestía, llamarlas los cuatro ríos que fluyen del Edén, llamarlas las cuatro criaturas que rodean el gran trono de Dios; llamarlas cuatro, pero comprender lo que entiendes por las cuatro.

Así, ¿cuando caminas por la tierra puedes caminar en su Nombre? Si puedo caminar en su Nombre, entonces sé lo que construyó el mundo, lo que lo mantiene sostenido y establece cada confín de este fabuloso universo maravilloso. Es el Nombre, y el Nombre es simplemente YO SOY. No es Jehová, no es Cristo Jesús, no es el Señor, no es una cosa que pronuncias, es una cosa que guardas en el silencio del corazón, porque sabes que tú eres y no tienes que afirmar YO SOY para ser. Simplemente sabes que tú eres, y lo único seguro en este mundo que cada uno sabe, sabe que él es, pero a veces no sabe quién es. A veces no sabe dónde está, y a veces no sabe lo que es, pero en todo momento sabe que él es – esa es la única convicción profunda en el corazón de cada hombre, así que él camina en eso; pero tiene que separarlo y obtener la comprensión de los Cuatro Poderosos dentro de él, lo que se nos ha dado de manera simbólica en el JOD HE VAU HE.

Aquellos que no lo entienden dentro de sí mismos lo tratan tan sagradamente que incluso cubrirán el nombre mientras despliegan el rollo para leerlo. ¿Alguna vez has ido a estas maravillosas iglesias y los has visto leyendo un rollo que el hombre mismo escribió, pues algún rabino escribió eso; sin embargo cuando va a leerlo él lo cubrirá, porque él no debe mirar al nombre de Dios. Es un nombre sagrado. No está en papel. No está en el rollo. Ni siquiera puede pronunciarlo. Está dentro de él como su conciencia, su capacidad para hacerse consciente de las cosas, su capacidad para hacerse consciente de ser el estado del que antes era sólo consciente, y camina como él y luego lo objetiva y se convierte en eso, así que YO SOY el que YO SOY. Así que cuando un mundo se describe desde la observación, está siempre, como se describe, revelando el nivel de conciencia del ser que lo describe. No es el mundo – que cambia automáticamente – si yo, de algún modo, cambio dentro de mí.

Ahora, hoy ponlo a prueba – pon a prueba el Nombre. Él dijo que yo he guardado todo lo que me diste en tu Nombre, y tu nombre y mi Nombre son uno. Tenemos el mismo nombre, por lo que cuando deletreas el Nombre del Hijo curiosamente tú empiezas por JOD HE VAU. Cuando deletreas Jesús en hebreo comienza JOD HE VAU. No tienes que ir más allá – ese es el Poder Creador – estar consciente, estar consciente de, y estar consciente de ser el estado decidido y entonces, pero no es Jesús, no pronuncias Jesús; está simplemente en el propio corazón del ser – ese es el Nombre.

Ahora, el día que realmente lo creamos y seamos suficientemente audaces para caminar en ese Nombre, habrá paz en el mundo. Si nos volvemos en el exterior a un Dios externo, habrá guerra en el mundo. Pues tú me has negado y cuando niegas al Dios real hay confusión y conflicto en el mundo. Así que cualquier hombre que se vuelve hacia un poder fuera de sí mismo y se inclina ante él como alguna reliquia sagrada o algún objeto sagrado, o de cualquier otro modo se vuelve hacia él, adora ídolos, porque el Dios vivo está dentro de ti. Vosotros sois el templo del Dios vivo. Él no está fuera y buscar en el exterior es ser llevado al extravío, y cuando eres llevado al extravío, eres llevado a la confusión y nada sino confusión resultará y, por lo tanto, conflicto y guerra.

Cuando un hombre encuentra el Nombre y responde al enigma él es "puesto en alto". Puedo prometerte una emoción más allá de tus sueños más locos cuando empieces a jugar con él y a ponerlo a prueba, y si eres levantado incluso un nivel un poco más allá de donde estás ahora, entonces el significado comenzará a revelarse, un mundo de significado; no hay nada en el mundo sin significado. Nada sucede por casualidad – no hay una pequeña cosa en el mundo sin importancia, y cuando te elevas en conciencia al nivel del significado, donde las cosas toman cada vez mayor importancia, ¡qué mundo en el que el hombre se eleva entonces!

Así que todo empieza en ese versículo 4 del capítulo 30 del Libro de Proverbios. Él preguntaba primero quién ha ascendido al Cielo y quién ha descendido; luego él pone el enigma, y el mismo ser que descendió es el que primero ascendió, y el que ascendió fue el que descendió – así que esta es la gran escalera de la vida, la escalera de la conciencia en la que el individuo desciende aquí para descubrir su propio ser – los Cuatro Poderosos dentro de él, y cuando él se encuentra totalmente excluido de ese conocimiento y empieza el conflicto dentro de sí mismo y descubre dentro de sí mismo la causa de todos los fenómenos del mundo, entonces él comienza a ascender, y el mismo ser que está ascendiendo es la que descendió en conciencia hasta el nivel de completa y absoluta confusión.

Ahora, hoy, para hacerlo práctico, como hicimos en el capítulo segundo de mi último libro – lo traté como un drama y los Cuatro Poderosos en ti – juega con ello. Considérate un productor. Vas a producir una obra – y el productor en el hombre sólo sugiere el tema. Él no va más allá. ¿No sería maravilloso (y nombras lo que sea) si yo fuera (y lo nombras) exitoso, feliz, y nombras un determinado estado, pero no vas más allá de la JOD: él sólo sugiere el espíritu, pues él sólo toma el viento y lo sujeta en su puño. Él sólo recomienda el motivo, el simple tema.

El segundo, ahora, en el hombre que interpreta ese tema es el autor, y el autor en el hombre es el maravilloso poder creativo interior del hombre que puede tomar el tema del éxito e interpretar la última escena, que implica que el tema se ha realizado. ¿Qué haría yo si fuera exitoso? ¿Qué vería? ¿Qué diría? ¿Cómo actuaría? Bueno, luego construyo un pequeño tema o una pequeña escena que implique el cumplimiento de mi deseo. Ese es ahora el trabajo del segundo poderoso.

El trabajo del tercer Poderoso en el hombre es el director. El director en el hombre es la atención controlada del hombre de modo que mi atención debe estar completamente absorta en la sola idea, la idea que implique el cumplimiento de mi deseo.

Ahora, el cuarto es aquel cuya forma es como la del hijo de Dios. Ahora, ¿quién es el cuarto en el hombre que ahora lo hará? La imaginación del hombre. El ser real del hombre es una espléndida imaginación. Una imaginación tiene forma, pero el hombre no lo entiende ni lo cree; pero el ser real es la imaginación. Puede ser cualquier cosa en este mundo, y por eso se pone a través de los pasos simplemente realizando interiormente el drama que él mismo ha construido; y lo que fuera que él ha construido, cuyo drama implique el cumplimiento de su tema, lo actúa interiormente una y otra y otra vez hasta que toma los matices de la realidad. Cuando interiormente él se siente natural en el papel en que es ahora auto-recreado, se levantará el telón y lo verá ahí. Proyectará el drama interior en la pantalla del espacio y verá moverse en la pantalla del espacio a todos los personajes necesarios para completar la obra.

Él no tiene que dirigir conscientemente uno de ellos. Se vuelven relevantes para su tema, y debido a que son relevantes son atraídos al drama sin su conocimiento, sin su consentimiento. Cualquier cambio en el drama debe tener lugar dentro de él y no en ellos, así que nunca apela a uno en el exterior para cambiar. Él los deja tal como están y reescribe la obra dentro de sí mismo y cambia el final. Cuando él cambia el final, todo el elenco se dedica a diferentes papeles y ha regresado a su mundo para completar su obra.

Así que los Cuatro Poderosos en el hombre pueden compararse con el productor, el autor, el director y el actor – los cuatro miembros más importantes en la producción de una representación, y esto es una representación. El mundo entero es una representación – esto es un escenario – pero este movimiento de hecho y el drama de hecho no está teniendo lugar ahí fuera. Se ha concebido, dramatizado, ensayado y completamente representado en otra parte. Cuando tú lo ves aquí es tanto una pantalla como cuando ves una película en esta pantalla después hoy. No puedes apelar a la actriz para cambiar, ni siquiera puede oírte. Cualquier cambio en el guión debe tener lugar donde primero se originó, no aquí. Esto es sólo una pantalla, como Blake dijo: "Todo lo que contemplas, aunque parece fuera, está dentro, en tu imaginación, de la que este mundo de mortandad no es más que una sombra."

Así que cuando encuentras a los Cuatro Poderosos, has encontrado el Nombre y cuando encuentres el Nombre serás puesto en alto. Tú gobernarás en él como una torre fuerte y serás salvado y habrá paz en tu mundo. Si una nación lo encuentra, habrá completa paz en el mundo. Si la persona lo encuentra, es paz en su mundo aunque el mundo entero rabie; en su mundo habrá paz. Ni una sola cosa lo tocará pues ha encontrado el Nombre, y el propósito de todo este viaje es encontrar el Nombre y el Nombre del hijo. Si yo encuentro el Nombre del Padre, Su nombre es como el mío, así que he encontrado mi nombre y el nombre deja entonces de ser Neville. Deja de ser Juan, de ser María, pero nunca lo pronuncias. Es tu deber sagrado. No se lo dices a nadie, lo guardas todo en el Nombre, pero no lo dices. En otras palabras, te llamarás por alguna otra etiqueta pero el nombre real está oculto a la vista porque tú, tú mismo, lo ocultas. Entras en el Nombre.

Ahora puedes intentarlo y ver si yo te he dicho la verdad esta mañana. Ve si no puedes concebir cosas hoy e identificarte con ellas. Permanecer fiel a esa asociación y ver si esa asociación no resultará en un estado correspondiente en el mundo externo. Valientemente asume que la persona que quieres ser. Permanece fiel a la asunción y ve si no se establece y se materializa en hecho, y conocerás entonces al que realmente estableció todos los confines de la tierra, pues tu tierra será anclada y llevará testimonio del hombre, la mujer, que tú mismo has concebido que eres. Entonces serás libre de la mayor tiranía en el mundo, y la mayor tiranía en el mundo es la de creer en causas secundarias. No hay segunda causa. Sólo hay primera causa, y la causa de todo es el Nombre; pero cuando no lo sabes, bueno, entonces tú culpas a otro, y no puedo concebir una tiranía mayor que la creencia en una segunda causa. Sólo hay un Dios, expresándose como Cuatro Poderosos dentro del individuo.

Así que piensa ahora en tu personalidad como algo que está informado por esta poderosa individualidad; pero informado por ella en cuanto a su nivel de conciencia en diferentes grados. En un nivel soy informado como el lenguaje de los pájaros. En otro nivel, el lenguaje de los árboles, y en otro nivel el lenguaje del movimiento de las nubes; cada pequeña nube formada me está diciendo algo. Cada pequeña onda me está diciendo algo. En un cierto nivel, el lenguaje es revelado. En un nivel inferior es simplemente un objeto moviéndose en el espacio. Levanta el objeto solo, cualquier objeto, y toma una significación aumentada – y qué emoción cuando el hombre se levanta así a si mismo, que todo le está hablando y diciéndole del reino dentro de sí mismo, que ni una pequeña cosa es por accidente – que el pájaro que aparentemente es salvaje y simplemente se posó en tu patio sólo por un momento, en su camino hacia el sur o hacia el norte, no se posó por accidente; trajo un mensaje – y cada pequeña cosa en el mundo te está diciendo algo cuando te elevas en conciencia; y te elevas en conciencia el día que encuentras el Nombre y entras en él pues "Yo le pondré en alto porque él ha encontrado mi Nombre." Él conoce mi nombre. La única razón para el levantamiento era el conocimiento del Nombre.

Así que toma el drama de esta mañana, represéntalo dentro de ti mismo y ve si tú, tú mismo, no puedes probarlo a tu propia satisfacción; has encontrado el Nombre por cambios de conciencia, no sólo aquí, sino que tus sueños cambiarán, tus visiones cambiarán, todo cambiará: pues tú has cambiado, y el éxito o más bien el cambio o la causa de todo cambio eres tú. No otra causa. Si tú cambias, todo cambiará.

Y ahora se me ha acabado el tiempo.



Traducido por Javier Encina
La conferencia original en inglés es FOUR MIGHTY ONES (Neville Goddard – 06-17-1956)



VIDEOS de Neville Goddard en español en YOUTUBE: << AQUÍ >>

A
UDIOS en MP3 de todas las conferencias de Neville: << AQUÍ >>

PDF de todas las conferencias de Neville Goddard: << AQUÍ >>
 



lunes, 28 de diciembre de 2015

NUESTRAS VERDADERAS CREENCIAS (Neville - 6 de marzo de 1964)

Neville Goddard (6 de marzo de 1964)


NUESTRAS VERDADERAS CREENCIAS



El tema de hoy es: “Nuestras verdaderas creencias”. Realmente quiero que esta serie sea la más productiva de todas las que hemos tenido. Con esto, quiero decir que quiero que todos aquí presentes tengan un verdadero objetivo, un objetivo noble, y que lo realicen, que lo realicen antes de que cerremos en Mayo. Déjenme que les diga, que sí pueden realizarlo, y esto lo digo en serio. Así que, A qué me refiero con nuestras ¿verdaderas creencias? Nuestras verdaderas creencias son aquellas por las que vivimos. La verdadera creencia, y saber, son uno. Cuando un hombre verdaderamente cree, es igual a decir que él sabe, es equivalente a saber. Pero les digo, la creencia - yo la llamo fe, la llamo creencia - no es completa hasta que no se convierta en experiencia. Uno debe experimentarla, y luego saberla. Ahora, escucharán lo mismo esta noche. Todos los presentes aquí escucharán exactamente lo mismo, pero no habrá dos que lo escuchen con la misma profundidad. Algunos lo escucharán por la superficie, otros lo escucharán apenas debajo de la superficie, y otros lo escucharán por lo más bajo, desde lo más profundo de su propio ser. Es donde tú vives. Como se nos dijo: “Porque en verdad, a nosotros se nos ha anunciado la buena nueva, como también a ellos; pero la palabra que ellos oyeron no les aprovechó, por no ir acompañada por la fe en los que la oyeron.” (Hebreos 4: 2). Ellos la escucharon y la rechazaron, pero ellos la escucharon. Entró y salió. No recibió aceptación de aquellos que la escucharon, así que instantáneamente la rechazaron. Esta noche, espero que ustedes no rechacen lo que les voy a decir. Pero esa es su elección. Tú eres libre, puedes aceptarla o rechazarla.

Pero les digo, si yo logro abrirte los ojos esta noche, y tú lo aplicas… porque tú eres el poder operante. Puedo decírtelo, pero no se opera a sí mismo. Si en este mismo momento te pido que pienses en un amigo, tan solo piensa en un amigo, y ahora escúchalo decirte algo amoroso, algo amoroso sobre él mismo, o sobre un amigo en común, o sobre ti, tan solo escúchalo. ¿Puedes creer que eso realmente sucedió? Tú podrás decir, “bueno, yo lo imaginé pero no sucedió realmente”. Te diré, el día vendrá, y espero ahora, que cuando imagines un estado, antes de que tengas confirmación externa de ese estado, para ti es como si lo hubieses escuchado externamente, tú lo sabes: que este acto interno es igual a la confirmación externa de ese acto. Tú llegas a ese punto, porque la diferencia entre Dios y el hombre es medida solo en términos de este poder imaginativo.

Si yo ahora hablo del poder que es Dios - como se nos dice en las escrituras, es constantemente revelado como poder, poder absoluto - Capítulo 3, versículos 4, 5, y 6 del libro de Éxodo - poder absoluto. Moisés se para en la presencia de poder, pero es poder creativo. Y la diferencia entre Dios y el hombre es medida por, simplemente poder. En este nivel, si yo estoy en la superficie de mí ser, sólo esto es real, lo que mis sentidos permiten. Pero si voy a las profundidades de mi propio ser, moviéndome siempre hacia el centro de mi ser, que es Dios, entonces mi acto imaginativo se externaliza, rápidamente se externaliza, a medida que voy más y más profundo. En la superficie parece que toma un intervalo de tiempo, si yo creo. Si yo no creo, nunca vendrá en ninguna forma externalizada, nunca. Aun así, estoy viviendo en un mundo sin entenderlo, sin saber de qué se trata. Así que realmente la historia que quiero contarte, es tratar de pedirte, de implorarte a que compres tu religión al por mayor. Ve al Hacedor, ve a la fuente; no lo compres al por menor, a través de un intermediario. Nadie entre ti y la fuente, tú vas directo hacia las profundidades y compras tu religión al por mayor al ir a la fuente que es tu propia maravillosa imaginación humana, tu propia Yosoidad. Eso es Dios.

La historia que les contamos el martes pasado sobre uno que se llamaba Eddie… Eddie tuvo la experiencia idéntica de aquella escrita en el libro de Éxodo, cuando él escuchó: “No vengas aquí arriba”. Lean las palabras, las palabras son: “No vengas aquí arriba” - léanlo en el libro de Éxodo, versículos 4, 5, y 6 del tercer capítulo de Éxodo. Y el Señor le dijo a Moisés: “No vengas aquí arriba”. Luego Moisés escondió su cara, no por vergüenza sino por miedo. Tenía miedo de mirar a Dios. Así que Eddie vio el símbolo de Dios y él corrió, tenía miedo también… la historia es idéntica. ¿Qué escuchó? La revelación del nombre de Dios: “YO SOY”. Primero escuchó: “YO SOY"... no había nadie a la vista… luego, se repitió tan fuerte que pensó que vino de arriba. Miro hacia arriba pensando que era alguna máquina, quizás algún helicóptero con un sistema de sonido transmitiendo el nombre de YO SOY. No había ni una cosa a la vista. Y luego lo tercero: “No vengas aquí arriba”. Él, siendo curioso, sí fue allí arriba, a la montaña para enfrentarse con una serpiente cascabel. Afortunadamente no estaba enroscada, era simplemente una serpiente de cuatro pies de largo, toda estirada, el símbolo del poder creativo de Dios. Pero lo asustó. El hombre se asusta cuando él ve lo que realmente hay dentro de sí mismo, que él es el único responsable por todo lo que está sucediendo en su mundo, ¡el único responsable! Le asusta. Es demasiado, hasta que él va más y más profundo y escucha la misma palabra de la verdad, pero la escucha en la profundidad, y luego asume completa responsabilidad por todo lo que está sucediendo dentro de él.

Esta noche, déjenme compartir con ustedes algunas historias. Varios años atrás, una señora - ella no está aquí está noche; está en un nuevo trabajo, y se ha tenido que ir por un tiempo - pero cuando lo escuchó, que imaginar crea la realidad, se dijo a si misma: “bueno, si eso es así, me gustaría irme a Egipto”. Ella no tenía dinero. Ella nunca ha sido una mujer con recursos, siempre trabajando, pequeñas sumas de dinero, nunca podría acumular lo que necesitaría para hacer el viaje. Y entonces, la historia de siempre, ella contó su sueño, no se lo guardó para sí misma, la contó, no hay nada malo en ello. Si realmente lo crees, lo puedes contar. Como se te dijo en las escrituras: “Ve, y no se lo cuentes a ningún hombre, pero muéstraselo a Juan”. Muéstraselo al mundo. Bueno, si no se lo cuentas al hombre antes, ¿te creerá luego del evento? Él podrá cuestionarte tu honestidad, pero si se lo cuentas antes del evento, entonces él se asegura, porque, en realidad, tienes un testigo al hecho que sí has contado antes del evento. Eso también está en las escrituras, “y ahora te diré antes de que pase, para que cuando suceda, tú creas.” Porque eso es coraje en las profundidades del alma, donde uno sabe que el acto imaginario es un hecho en el mismo momento del acto, aunque aún no visto por el hombre externo. Pero no todos tienen ese coraje y esa fe en el acto imaginario. Ella lo contó, y naturalmente, sus amigos la criticaron, “es estúpido ir a ese hombre, estás desperdiciando tu dinero. No es religión, ¿Qué es? Él te está diciendo que una asunción aunque falsa, si se persiste en ella ¿se materializará en hechos? Bueno eso es estúpido; no tiene sentido.” Para ellos un verdadero juicio debe conformarse al hecho externo al que se relaciona. Así que si digo: “bueno, ¿no es un perro amoroso?”, y no hay ningún perro para que sea testigo de mi juicio, mi juicio es falso. Eso es lo que toman de lo que ella dijo que yo estoy enseñando… toda la cosa es una locura, es estúpida.

Bueno, los años pasaron - han pasado siete años ahora - y esto es lo que sucedió la semana pasada. Ella obtuvo un trabajo. Ella es enfermera así que el trabajo se mueve por todos lados, ella va de hogar a hogar, donde se la necesite. Entonces ella se encontraba en la zona o en el barrio de una amiga que no había visto ni contactado en un año. Ella intercambiaba tarjetas de cumpleaños y de saludos Navideños, con una pequeña nota en la tarjeta, pero sin llamadas telefónicas ni ningún otro contacto. Encontrándose en el barrio, ella la llamó a su amiga. Cuando esta amiga escuchó su voz por el cable, le dijo: “Oh, Jan, ¡tú puedes tenerlo! ¡Tú puedes tenerlo!”; ella dijo: “Esta bien, está bien, lo tomaré. ¿Qué es?” y entonces, esta es la historia. Había una fiesta, una fiesta pre-Cuaresma en el Hotel Hilton, algún Mardi Gras por la sociedad católica, la sociedad José y María. Había premios con número de entrada. El premio mayor era un viaje de 30 días en primera clase, todas las expensas pagas, parando en cada lugar en los Hoteles Hilton en el Medio Oriente, y, Egipto era parte del paquete. La señora y su familia habían pasado varios meses en el exterior el año pasado, y este año no tenían deseos de ir al exterior otra vez. De hecho ya había programado ir a la Ciudad de Nueva York para la Feria Mundial, que abre en Abril. Así que un viaje al exterior estaba descartado. Y para más, este boleto, este boleto de premios entregado en la puerta, solo aceptaba a una persona, no a un grupo, no a una familia. Así que eso fue lo que le dijo la amiga que le daría. Jan dijo: “¡Esta bien! ¡Lo tomaré!” y luego me llamó para contarme la historia, aparentemente demorada, siete años. Ella tiene ahora el boleto si quiere ir al Medio Oriente, donde Egipto está incluido, y ella viaja en primera clase, todas las expensas pagas, pero todo ya pago, porque ella creyó. Quizás en el intervalo su fe titubeó. Quizás lo justificó diciendo: “Quizás no lo quiero” o de alguna manera extraña trató de excusarlo de alguna manera. Pero aun así, en su propio buen tiempo, vino a la superficie.

Te pido que no tires tus sueños a la basura ni que los veas imposibles de realizar en este extraño y apagado mundo de hechos externos. Cada sueño puede hacerse realidad, si puedo convencerte de que tu imaginación es Dios, y que tu acto imaginario, cuando piensas en un amigo, con el que tienes una conversación, ese es Jesucristo en acción. “Examínense para ver si están en la fe; pruébense a sí mismos. ¿No se dan cuenta de que Cristo Jesús está en ustedes?” (2da. Corintios 13: 5). Si él está en ti, entonces, ¿Quién es él? Él es tu propio imaginar. Dios es tu imaginación; Dios en acción es imaginar; y Dios en acción es Cristo. Cristo, como se define en las escrituras, es “el poder y la sabiduría de Dios” (1ra. Corintios 1: 24).

Así que les digo, todos puede realizarlo si realmente creen en Cristo Jesús. Un billón dirán que creen en Cristo Jesús, y hacen la cruz ante un pedazo de madera muerta, o un pedazo de mármol o arcilla, o algo que no es el Dios viviente. El mismo ser que está arrodillándose ante estos íconos externos… aquí está el rey de Grecia que acaba de morir, y trajeron lo que consideran un ícono santo para el hombre que acaba de morir. En los ojos de Dios, un rey es igual a un sirviente, no hay diferencia. El amor hacia uno no es mayor que el amor hacia el otro. ¿Hasta qué punto han escuchado la palabra de Dios y han creído? Así que él se está muriendo para que traigan ese ícono sagrado. No funcionó. Él tan solo vio a su pequeño ícono, y entonces hace su salida como cualquier otra persona en el mundo. Espero que todos aquí encuentren al verdadero Cristo Jesús. El verdadero Cristo Jesús es tu propio maravilloso imaginar humano; eso es Dios en acción. El verdadero Dios es tu propia maravillosa y amorosa imaginación. Cuando dices “YO SOY”, eso es Dios.

Ahora, déjenme que comparta con ustedes algo que me entregó un caballero la semana pasada, que está aquí esta noche. Él ha escrito la historia más gloriosa. Espero que continúe porque son excitantes. Las compartí con aquellos que vinieron a casa desde que recibí sus cartas, y las compartiré con ustedes esta noche. Él es guionista, escribe para la televisión. Comenzó tres años atrás en este show que ha estado en el aire por tres años, y él escribe el tercer o cuarto guion. Me dijo: “cuando comencé, mi precio era $2,500 por guion, y en dos años mi agente logró subirlo a $3,000 por guion. Luego, un año atrás en la última Navidad, mi madre vino al Oeste, vino del Este a visitarnos, y le dije lo que recibía por guion, $3,000 por guion, y ella me dijo: ‘Bueno’, siempre asumí que recibías $3,500 por guion.” Ella no estaba impresionada para nada con los $3,000. Luego él intentó explicarle a ella que hasta donde él sabía, no había ningún guionista en el rubro, guionista independiente, que ganara más que él. Él estaba ganando $3,000 por guion; ella no estaba impresionada; no la perturbaba para nada. Aun decía que hasta donde a ella le parecía, valía $3,500 por guion.

Bueno, dos meses después el agente fue llamado por el estudio para un contrato, una renovación de contrato para el año entrante para el guionista. Antes de ir al estudio, naturalmente tendría que discutirlo con el guionista. Le explicó al guionista que no creía que deberían pedir por más. Había aumentado de $2,500 por guion, a $3,000 por guion, y no debería aumentar su precio hasta quedar fuera de la industria al pedir por más. Entonces el guionista estuvo de acuerdo. Era una agradable relación amistosa entre él y el productor, Así que ¿para qué pedir más y quedarse afuera de la industria? por lo tanto, se pusieron de acuerdo. Al mismo día siguiente, luego de este acuerdo, se hizo una conferencia para discutir las historias, una conferencia de historias. El productor le dijo al guionista, “¿has llegado a un acuerdo con el contrato para el año próximo?”, y él dijo: “si, lo voy a firmar.” Él le preguntó, “¿has pedido más dinero?”, y él respondió, “no.” Él dijo, “pide más dinero”. Él le dijo, “pero siempre te estás quejando sobre el presupuesto, que nunca es suficiente, y ahora me dices que pida más dinero.” Él le dijo, “tú pide más dinero”. Otra vez, él le dice, “no quiero aumentar mi precio hasta quedarme afuera de la industria.” Él le dijo, “tu dile a tu agente que pida más dinero.”

Así que cuando él volvió, llamó a su agente, y cuando le dijo al agente que pida más dinero, el agente pensó que había bebido demasiados cocktails en el almuerzo. Él le dijo que no, y: “te daré la fuente de esta idea”, y le contó lo que se le había dicho a él ese mismo día en la conferencia. El agente, ahora armado con esta información que el mismo productor había recomendado un aumento, llamó a la oficina de negocios del estudio y pidió más dinero. Ellos simplemente perdieron los estribos, gritaron; y luego muy generosamente dijeron, lo olvidaremos, como si nunca lo hubieses pedido, para que la buena relación entre el productor y el guionista pueda continuar como ha sido los últimos tres años. Pero el agente, sabía que la fuente de la idea era firme, así que cuando salió de esa oficina, salió con un contrato de $3,500 por guion. Así que, dijo el guionista en su carta para mí, “mi madre meramente asumió que yo estaba ganando $3,500 por guion, y entonces por su asunción, fue detrás de todas nuestras espaldas, de los productores, de todos, y dio fruto.” Luego dijo, “la llamé y le conté lo que estaba ganando por guion ahora. Luego ella comenzó a estudiar seriamente tus libros.” Y él dijo, “Un problema con Bertha, quien ha estado con nosotros 25 años, un problema muy estresante, el cual te contaré en algún día futuro. Pero déjame que te diga, el viernes pasado fue completamente barrido de su vida.”

“Y ahora, debo admitir una confesión. La primera vez que te escuché, no podía entenderte; luego comencé a tener miedo de que me estaba volviendo loco porque sí podía entenderte.” Y después dice: “explicaré eso luego.” Así que estoy esperando ansiosamente esa explicación. Pero se nos dice en el libro de Juan: “él esta endemoniado, está loco; ¿Para qué hacerle caso?”, para ustedes que tienen su biblia, eso está en el capítulo 10 versículo 20 del libro de Juan. Ese es el capítulo en el que dice: “Yo y mi padre somos uno.” Acababa de sobrevivir, en el capítulo 8, al decir. “Yo conozco a mi Padre. Mi Padre es aquél que ustedes llaman Dios. Pero yo conozco a mi Padre, y ustedes no conocen a su Dios.” (Juan 8: 34, 35). Y por esto lo apedrearon - lo apedrearon con los hechos literales de la vida - eso es la piedra de las escrituras. Cuando tú le tiras los hechos a un hombre que se atreve a asumir lo que la razón niega, lo que sus sentidos niegan, entonces tú, que no te unirás a su profundidad, tú le tiras las piedras o los hechos de la vida a él para negar la realidad de lo que él está aclamando por un mero acto imaginario. Y entonces él acababa de sobrevivir, al hacer estas atrevidas declaraciones que, “Yo y mi Padre somos uno; y mi Padre es aquel que ustedes llaman Dios; pero yo conozco a mi Padre y ustedes no conocen a su Dios.”

Y entonces, esta historia… él dijo: “yo no te entendía… y luego comencé a temer por tener algún tipo de locura porque sí podía entenderte.” Porque esta enseñanza te lleva a un mundo completamente diferente, donde la razón en esta superficie de la mente no prevalece realmente… que tú realmente crees en la realidad de lo que internamente estás haciendo, y que luego viene a la superficie. Si no lo cuentas antes y lo cuentas después, cuestionarán tu honestidad. Si los llevas a tu confianza y lo cuentas antes, si tienes suficiente fe, continúa con tus asuntos. Si no lo haces, te acosarán y te tirarán piedras. Cada vez que los veas te dirán, “¿Dónde está? Dijiste que ibas a tener cierta casa, cierto trabajo, cierta suma de dinero, ¿dónde están?” y entonces, siempre te van a tirar piedras, que son todos los hechos de la vida.

Ahora, aquí hay otra, y escuchen atentamente. Es una carta larga, y el expone ciertos puntos que se te pueden haber escapado. Porque lo que estamos tratando de hacer aquí es descubrir todas las pequeñas facetas del secreto más grande del mundo, el secreto de imaginar. Porque como dijo Fawcett, “El secreto de imaginar es el más grande de todos los problemas a cuya solución el místico aspira, porque el supremo poder, la suprema sabiduría y el supremo deleite yacen en la solución de este remoto problema, este gran misterio.” Y lo quiso explicar. Así que, si mal no recuerdo, era una carta larga, escrita a máquina, cuatro hojas, pero les daré las partes más importantes. Él dijo: “Cuando conocí a mi productor tres años atrás, él era un caballero muy apagado, del tipo reservado.” “Reservado”, él dijo, “sería la palabra correcta para describirlo, muy reservado, tan diferente al volátil y entusiasta con el que había trabajado anteriormente. Él era muy reservado, de hecho, no podía expresar lo excepcional de ninguna forma. En efecto, su máximo halago era la palabra: ‘Bien’. Tú traías un guion, y él aceptaba el guion, y su halago máximo era: ‘Bien’.”

“Bueno, yo pensé: voy a cambiar esto . Entonces me recosté sobre la cama y lo escuché a él decirme: ¡Genial, tan solo genial!; Ahora, yo todavía no había empezado el guion. Le acababa de dar un guion y él había pronunciado al guion como: ‘bueno’. Así que estaba haciendo esto para el próximo guion, y lo escuché distintivamente. Lo escuché una y otra vez, al audio que había preparado, como si sucediera, así que lo escuché internamente pronunciar al nuevo guion como: ¡Genial, tan solo Genial!; y mientras estoy recostado allí, suena el teléfono… yo no había empezado el guion… el teléfono está sonando, y es el productor. Me está diciendo que el guion que él anteriormente pronunció: ‘Bueno’, ahora era ¡Genial, tan solo Genial! Bueno, me tiró una curvada, porque eso no era lo que esperaba. Era para el nuevo guion que todavía no había ni siquiera empezado. No solo me tiró una curvada, sino que tenía las líneas cruzadas. Así que, ahí mismo, continué trabajando, ahora digamos, con una nueva línea, para que él use, y la cambié de: ¡Genial, tan solo genial!, a: ¡Tremendo! así que aquí estoy, y solo escuché una palabra: ¡Es tremendo! Bueno, entregué el guion, y eso es exactamente la palabra que él usó, cuando me dijo: ¡Es tremendo! y con el mismo entusiasmo que igualaba mi imaginar.”

“Ahora, me dije a mi mismo, dos meses después… cada guion que presenté dentro de esos dos meses era una de dos: ¡Genial, tan solo genial! o: ¡Tremendo!; él ya no volvió a decir ‘Bueno’. Y dije, ahora voy a experimentar otra vez. Así que esta vez voy hacer que él diga: ¡Absolutamente sensacional!. Así que esta vez lo escuché decir: ¡Absolutamente sensacional!” Luego él me cuenta: “¡Pero qué demonios, si te estás adulando a ti mismo, por qué no recibir lo mejor! Me lo estoy haciendo a mí mismo de todas maneras, así que ¿Por qué ser modesto? Estoy haciendo la cosa completa porque él tan solo está haciendo eco. Así que dije: ¡Absolutamente sensacional! Terminé el guion, le llevé el guion a él, y él pronunció: Bueno.” Él dijo: “Casi me caí de la silla. No era el papel que había escrito para él.”, y dijo: “tú sabes cómo los autores odiamos la improvisación.”

Yo sé lo que significa en el mundo teatral. Cuando el autor escribe una obra y algún actor piensa que sabe mejor que el autor, y cambia el guion, él está improvisando, o quizás él olvida sus líneas y si es suficientemente inteligente puede tirar algunas palabras en el acto, y así improvisa. Pero no importa que tan inteligente se piense que es, no está haciendo quedar bien al autor. El autor cree que sabe más que cualquier actor, sobre qué es lo que debería suceder en ese momento. Él dice en su carta: “tú sabes cómo los autores odiamos la improvisación. Entonces, ¿Qué puedo hacer? El guion tenía que ser cortado; así que me devolvió el guion para que corte cierta porción. Me llevé el guion a casa, hice todos los cortes, y luego se lo mandé por correo. Y se lo mandé como un niño quisquilloso. Ni siquiera revisé lo que me pidió. Pero al mismo día siguiente, me llamó y me dijo por teléfono: ¡Es absolutamente sensacional!

Ahora, este es un punto al que quiero que le prestes estricta atención. Me dijo: “Sabes, mi experiencia con el productor me perturbó en gran manera, en gran manera me perturbó. Escuchar y ocasionalmente pensar sobre esto no es tan malo.” Y con esto él se refiere a escuchar que: “Todo lo que observas, aunque parezca estar afuera, está adentro, en tu Imaginación, de la cual este Mundo de Mortalidad no es más que una sombra.” Bueno, escuchar eso y ocasionalmente pensar al respecto no es tan malo, pero cuando se filtra hacia adentro y se enraíza en ti, y va más profundo, y ¡te das cuenta que es verdad! Que ese productor, quien es tan importante en la producción de esta gran serie, quien está gastando tales fortunas - él tiene que gastar, tiene que permitirlo, él sabe lo que hace, él ha sido exitoso, ha continuado en el aire por tres años - y aun así, él ha tenido que realmente expresar las palabras que este guionista está escribiendo para él. Y cuando lo conoció era tan reservado que nunca usó ninguna palabra de excelencia, y nunca podría llegar al punto de usar ninguna alabanza más allá de la palabra “Bueno”. Y él lo elevó de: “bueno”, a: “¡Genial, tan solo genial!”; y luego a: “¡Tremendo!”; hasta llegar a: ¡Absolutamente sensacional! Eso es un logro enorme en el vocabulario de cualquiera, teniendo en cuenta que él comenzó siendo el individuo más reservado. Así que cuando el guionista independiente ve ahora lo que hizo con un hombre, él dijo: “sabes, me ha perturbado. Me ha perturbado por la simple razón de que tuve que rehacer mi mundo solo al rehacerme a mí mismo; solo a medida que pude rehacerme a mí mismo podía de alguna manera rehacer a mi mundo… y ¡vaya que proyecto!” pero dijo, “Encontré una solución. Ahora no voy a pensar en mí mismo, en X número de años en el futuro. Estoy pintando un retrato de mí mismo. Los retratos no son pintados con una sola pincelada. Así que me lo estoy tomando con calma, y comienzo con las pequeñas cosas en mi vida, las pequeñas cosas, y las cambio para hacerlas conforme al retrato del ser que estoy pintando de mí mismo.”

“Comencé con una cosa simple. Tenemos un gato, o teníamos un gato, y simplemente rasguñaba la alfombra entera. Toda la alfombra era simplemente pedazos de fieltro todo rasguñado. Así que demoramos en comprar una alfombra nueva. Realmente,” dijo él, “esperábamos a que ella muriera. Después de todo, ella tenía 15 años de edad y parecía estar determinada vivir más que Matusalén. Pero, porque ella era muy saludable y no había muerto, compramos la nueva alfombra. Enseguida ella comenzó otra vez a destruir la alfombra. Por dos días yo dije: algo tiene que hacerse en mi imaginación. Ya lo he probado con el productor. Así que puse a trabajar en mi imaginación, y vi a este gato en el patio trasero destrozando a un tapete que teníamos en el patio trasero para ese mismo propósito. Al tercer día, ella estaba afuera en el patio trasero rasguñando ese tapete, y hasta el día que murió nunca más destrozó nuestra alfombra. ¡Dónde está el poder destructivo en el mundo salvo en la imaginación del hombre!”

Si alguien escuchara esa historia y no la creyera, podrían tener esta noche un gato en su casa y decir, “Oh, eso fue tan solo coincidencia en su caso. No funcionaría aquí, así que ni lo voy a intentar. Eso bordea a la locura, y nadie quiere estar loco.” De hecho, decir que has sido internado es como la lepra; no quieren eso, que una vez has sido internado en algún asilo. Ir a un hospital porque tenías un dolor y necesitabas una operación, eso está permitido porque hoy todos las tienen. Pero no todos son internados por algún, digamos, problema mental. Así que, en su caso, él lo hizo. La persona común lo habría escuchado; y ¿Quién hubiera creído que en su propio hogar, ellos también podrían hacer que el perro o el gato o el pájaro o lo que sea, se ajuste a un acto imaginario?

Bueno, habiendo hecho esto, ahora él ve el poder dentro de él. Él ahora va a ir por todo. Él sabe que lo hizo, tiene prueba tangible de que él lo ha hecho, y de ahora en más dijo que va a ser realmente fiel a lo que ha encontrado dentro de sí mismo. Él ha encontrado a Cristo. El día vendrá en que él se parará en la presencia de amor infinito. Pero antes de que nos paremos en la presencia de amor infinito, éste se presenta a sí mismo primero como infinito poderío. A través de la biblia no puedes encontrar ningún fundamento que lo niegue: es poderío, es poder y autoridad. Desde el comienzo a fin, cuando él se presenta a sí mismo, es absoluto poderío, absoluto poder. Hasta que un día, el hombre verá que este poder en este nivel, y en muchos niveles por debajo, se resuelve a sí mismo en amor infinito; y es el hombre, y es el ser hacia el que te estás moviendo, y es Dios el Padre. Así que aquí, en su propio caso, lo asustó, o más bien lo deprimió… la cosa que tenía semejante poder estaba en el hombre. Y aun así, no está en otro lugar, está solo en el hombre, porque el poder del cual hablamos, el poder más grandioso del mundo, realmente el único poder, es tu propia maravillosa imaginación humana.

Ahora, la señorita de quien conté la historia primero, Jan, dijo que en su trabajo actual, un pequeño niño volvió a su casa de la escuela, y los vientos altos que hemos estado teniendo tiraron abajo la antena y la aplanaron. "Todavía estaba en el piso", dijo ella. Entonces ella probó la televisión, y no había señal.

Trató y trató, y no había señal. El pequeño niño llegó a casa y ella dijo, Oh Señor, él va a estar tan decepcionado porque volvió de la escuela y va a querer mirar televisión. Él fue directo al televisor, lo prendió - vio la antena aplanada - luego puso sus dos manos arriba de la máquina, y solamente las puso ahí. Ella le dijo, “sabes, no va a haber imagen.” Él dijo, “Oh sí, la habrá. Eso lo solucionará.” Ella dijo, “¿qué cosa soluciona?” él dijo, “mi imaginación; yo acabo de imaginarlo. Funcionará.” Él volvió, se puso frente a la pantalla con Jan, y aquí vino la hermosa imagen.”

Ahora, Jan no pudo hacerlo, y aun así ella conoce este principio. Pero ella es un adulto ahora. Nos adulteramos a medida que crecemos en este mundo. El pequeño niño podía realmente creer que ese poder en sus manos era toda su imaginación: “Eso lo solucionará”. Y Jan me dijo por teléfono, porque está trabajando y no puede venir ahora, que el pequeño niño solamente puso su mano sobre él y juró que ahí vino la imagen; y la imagen volvió para el asombro de Jan pero no para el del niño. Él se sentó allí y lo miraba, y Jan sentada allí desconcertada, la misma que ahora tiene la cosa para ir a Egipto.

Ahora, volviendo a la historia del caballero, él dijo: “Vi una publicidad de un tocadiscos suizo, así que fui a la mi vendedor de electrodomésticos y le dije que me gustaría tener uno. Él me dijo: No hay ninguno en el país, y probablemente pasen algunas semanas hasta que lleguen aquí, pero tenemos once pedidos hasta el momento, ¿le gustaría encargar uno? ”; Él dijo: “Si, me gustaría encargar uno”, así que encargó uno. Entonces, dijo, a fin de mes recibió una factura por $375 por el tocadiscos. Bueno, todavía no había recibido el instrumento, entonces llamó a la oficina. Ellos se disculparon y dijeron que la chica confundió el encargo por una venta. Entonces, tenemos malas noticias para ti, dijo la chica, no llegará aquí hasta dentro de tres o cuatro meses. Pero ellos corrigieron su error. No era una factura, era simplemente un encargo que habían malinterpretado. Luego él se dijo a sí mismo, ahora voy a mirar alrededor de la casa, y en vez de escribir, pasaré tres días mirando en dónde iría a poner el enchufe para su máquina. Cuando decidió dónde la iba a poner, llamó al electricista para que haga un agujero en la pared, para poner un cable para su tocadiscos. Ahora, él dijo: “necesitaré una plataforma para el tocadiscos, así que Salí a buscar una plataforma. Fui a todos lados… un vendedor me dijo, ¿Qué tipo de maquina tiene, porque no le gustan estas plataformas? , así que él le dijo el tipo de máquina que era, y el hombre le dijo, si usted tiene uno de esos, es un milagro, porque no hay ninguno en el país, y no llegarán aquí hasta dentro de tres o cuatro meses, lo que fue tan solo confirmación de lo que la agencia le había dicho.

Él dijo: “está bien, no puedo encontrar la plataforma, diseñaré una.” Entonces diseñó la plataforma y la mandó a hacer. Cuando la plataforma llegó y él la posicionó donde intencionaba de poner el tocadiscos, y se dijo a sí mismo: “Ahora voy a mirar a la máquina sobre ella.” Lo que así hizo. Él dijo: “Ahora que tengo la máquina, sería justo que pague la factura”, así que se sentó y escribió un cheque y lo envió a la casa de electrodomésticos, con los $370 y pico, en completo por su máquina. Dos días después de esto, lo llamaron para decirle: “tenemos su tocadiscos”. Él se preguntó ¿Por qué? Había doce personas antes que él en la lista. El hombre solo recibió cuatro en su envío, de un pedido de doce. Este amigo que me escribió la carta, me dijo: “Bueno, podría ser porque yo envié mi cheque por adelantado, porque pagué por algo que para mí estaba adelante mío en mi imaginación, podría ser por eso. Por otro lado, no estoy haciendo preguntas, por qué me dio la primera y por qué salteó a los doce para ponerme primero. Sin embargo, ya tengo la máquina. Y ahora, mi siguiente problema es este (la máquina), es una cosa muy delicada, complicada, furtiva, y difícil, así que ahora estoy tratando de imaginarme a mí mismo lo suficientemente inteligente para operarla.” Así que esta es una historia de cómo usar tu imaginación.

Yo digo que la fe… como se nos dijo, “Entendemos que por fe el mundo fue constituido por la palabra de Dios” (Hebreos 11: 3). Bueno, ahora sabes quién es Dios: Tu propia maravillosa Yosoidad, eso es Dios. Él está constituyendo su mundo, pero requiere de fe. Escucharlo sin fe, no funcionará; escucharlo junto con la fe, funcionará. Si te sientas, como él hizo - él dijo, “me recosté en la cama” - tú puedes sentarte aquí mismo y llevar esta conversación interna desde la premisa del deseo cumplido - porque el pensamiento sigue las vías ya establecidas en nuestras propias conversaciones internas. Tú controlas la naturaleza de la conversación, y te aseguras de que no sea una discusión; es simplemente desde deseos cumplidos, sin importar la naturaleza de ese deseo. Tú las llevas desde el interior. Algunos son mejores con el video; pueden ver mejor que escuchar. Pero yo encuentro el escuchar algo tan pero tan fácil, y no soy un músico, así que no necesitas estar inclinado a la música para realmente escuchar. Yo aprecio a la música pero no la toco. No entiendo música, en el verdadero sentido de la palabra, yo simplemente la aprecio. Aun así, puedo escucharla vívidamente. La voz de un hombre… déjalo que hable por un segundo, déjame que capte el tono, y luego pongo a ese tono, cualquier palabra que yo quiero escuchar y la escucho como si él estuviese realmente aquí.

Ahora, cuánto tarda en suceder eso que le oí decir, no lo sé. Como les dijimos en aquella historia del libro de Habacuc 2: 3: “Esta visión es para un tiempo futuro. Describe el fin, y este se cumplirá. Aunque parezca que se demora en llegar, espera con paciencia, porque sin lugar a dudas sucederá. No se tardará.” Una semilla crece durante la noche, otra semilla necesita un mes, otra semilla necesita un año. Así como en el nacimiento, un niño viene a este mundo en nueve meses, pero un pollo nace en veintiún días. Así que todo tiene un intervalo de tiempo diferente entre la concepción y el nacimiento en este mundo. Entonces ¿qué determina la naturaleza de ese intervalo?, no lo sé, pero ten fe que sin lugar a dudas sucederá, y por su propio bien no se tardará. No para su propia naturaleza se tardará. Así que el niño nace en nueve meses, no es tarde para un niño, y si un pollo nace en veintiún días, no es tarde o temprano para un pollo. Ese es el intervalo de tiempo entre el momento en que fue fertilizado y propiamente anidado, y el momento de romper el cascarón y eclosión.

Aquí en nuestro caso, aplícalo, y en los próximos meses - yo estaré aquí por tres meses, todavía no han pasado los tres meses - y tú podrás contarme las historias más fantásticas del mundo. Porque no podrías empezar con nada más que con estar detrás de la bola ocho, ser un caballero conservador, que jamás ni en los más remotos sueños saldría a exclamar que algo es realmente “¡Absolutamente sensacional!” es algo tan contrario a su naturaleza. Una cosa es buena… eso es suficientemente bueno. A ti te están pagando por eso. Tú ganas $2,500; luego ganas $3,000 por un guion; y cada tres semanas, traes uno porque es un show de media hora, sale semanalmente; así que cada tres semanas estás obteniendo un cheque por $3,000 y ahora estás obteniendo uno por $3,500. Y aun así el hombre, y de esto estoy seguro, como todos los guionistas, no fue contratado solamente para escribir, y nada más que para eso. Si él tiene tiempo extra, fuera del que usa para escribir estos guiones, hay otras ofertas para su talento como guionista. No está confinado a eso. Y por lo tanto, a este hombre que no le interesa que lo exploten, él lo hizo explotar, y le aumentó gradualmente de: “¡Genial, tan solo genial!” a: “¡Tremendo!” y luego finalmente la explosión. Y él me dijo en su carta: “tenemos la más cálida y amistosa relación.”

Así que les pido que hagan lo mismo. No me importa lo que es en este mundo: Sabe lo que quieres, concibe una escena que implique el cumplimiento de ese deseo, y luego internamente prosigue en estas conversaciones mentales desde la premisa del deseo cumplido. Si puedes ver al mismo tiempo que puedes escuchar, como un set de televisión, está bien, ponlos juntos, es mejor. Pero si no puedes realmente visualizar, y no muchos pueden visualizar, encontrarás al audio muy, muy simple. Pero cuando comienzas a visualizar, déjame que te diga, es la cosa más exhilarante del mundo, poder ser capaz de realmente ver. Igual a esto… estar en un sueño despierto. Es como estar en un sueño, solo que despierto. Así que cuando lo rompes y vuelves a este nivel donde todavía no ha sucedido, no tienes miedos, no tienes dudas. El mundo entero es una máscara. Tú sabes que lo has visto. Todavía lo estás viendo en el ojo de tu mente ahora; pero tú realmente lo has visto, y lo has escuchado, así que debe suceder. Tú lo has visto y lo has oído.

Entonces, si conoces a alguien que está atravesando el infierno absoluto, y te piden lo que sea, ellos están en tu mundo, sepáralos, y escúchalos decirte que ellos tienen lo que estaban buscando, tal como si ya lo tuvieran. Y luego déjalo ir. No levantes ni un dedo para que suceda. No te pongas al teléfono y llames a un amigo para pedirle que interceda, para que te ayude. ¡No hagas nada! Simplemente cree en la realidad de tu acto imaginario; porque si vas al final, entonces no puedes preocuparte por los medios para ese final. Eso negaría al final, por cualquier medio que podrías entretener, para ayudar a su nacimiento, porque tú has ido más allá del embarazo, directo al nacimiento. Así que tú lo has visto, y lo has escuchado; ahora déjalo en paz y permítele trabajar. Déjame que te diga, sí funcionará. Luego encontrarás a Dios. Y cuando llegues al gran final, yo diría, el último estrecho, el estrecho final, cuando ya te irás a casa, realmente te vas a casa, dejando atrás a este mundo, a esta era por completo; ahí vendrá uno detrás de otro las experiencias místicas más fantásticas donde todo lo que se dijo de Jesucristo, tú experimentarás. Y tú sabrás sin ninguna duda quién es Jesucristo realmente: que él verdaderamente nace supernaturalmente, nace del cráneo del hombre; cómo descubre la paternidad de Dios; y cómo él asciende hacia el cielo. Todo lo que se dijo de él, te sucede a ti. Y luego sabes qué tan verdadera es la historia, que tan completas y fantásticamente maravillosas son las escrituras cuando uno las experimenta.

Entonces, les pido que se unan a mí en probar a este, el más grande de los misterios. Ponlo a prueba. Comienza con algo simple. La persona común que tendría un animal destructivo como un gato, no consideraría eso como un problema simple, y aun así, en 48 horas fue resuelto. Pero un punto que él hizo, cuando el hombre le dijo, él uso las palabras, “él se expresó a si mismo cuando me dijo ¡Tremendo! Se expresó con el entusiasmo que igualaba mi imaginación.” El mundo es solo respuesta, infinita respuesta, es un eco, y el mundo entero solamente hace eco. Entonces, ¿Qué eco en este caso? Cuando él dijo “¡tremendo!” tú puedes ver qué era el acto imaginario del guionista. Él realmente captó el humor que era muy enérgico, así que cuando la palabra “¡Tremendo!” salió, no era un simple: “Oh, pienso que es tremendo”, él explotó con: “¡Tremendo!”, para igualar el estado imaginario del hombre que le hizo decir: “¡Tremendo!”.

Por lo tanto, cáptalo y siéntelo, y usa tu imaginación como un gran actor lo haría. Él tiene que ponerse a sí mismo en el papel e interpretarlo. Y en el grado en que él lo sienta, él va más allá de las candilejas. Si él no se identifica con el personaje que está tratando de representar, nunca irá más allá. Él tiene que convertirse en el personaje. Así que este se convirtió en el personaje que escucha al actor a quien le escribió las líneas, y al actor se le dio una línea para que dijera: “Tú dices ¡Tremendo!, y ahora escucha cuidadosamente, porque tú tienes que decirlo porque yo estoy dirigiéndolo; no quiero ningún pequeño tremendo, yo quiero que realmente entregues todo. Así que ahora te voy a dar el humor que quiero que adoptes.” Entonces él le da el humor, y la palabra sale exactamente para igualar su acto imaginario.

Su uso de palabras me fascina, porque no todos entienden el lenguaje de baseball, cuando él dijo: “me tiró una curvada…" eso significa algo completamente diferente. No era lo que esperaba. Ese era el guion que él ya había leído y lo pronunció: “Bueno”. Yo no quiero eso, yo quiero que pronuncie esta nueva declaración y diga que es realmente genial, “¡Genial, tan solo genial!” Respecto al nuevo guion. Yo ni siquiera había empezado el nuevo guion, y tú usaste mis palabras pero medio que lo has antedatado. Has ido atrás en el tiempo y lo has dicho por el otro guion.” Y luego, el hombre vuelve, y realmente lo dice, pero luego que el cambió la palabra de eso, a: “¡Tremendo!”; Eso es realmente descubrir cómo usar tu imaginación. Pero si no lo haces, y piensas que es solo en este nivel, nunca despegarás. Quiero que todos aquí realmente lo crean y lo prueben.

Si les quito esta noche - si están aquí por primera vez - les quito o les sacudo sus creencias en un Dios personal fuera de ti mismo, un salvador personal fuera de ti mismo, no me voy a disculpar, porque yo sé que es verdad lo que les he dicho. No estoy teorizando; estoy hablando desde la experiencia. Así que cuando me subo a esta plataforma y les digo que yo conozco la realidad que es Dios, no me importa lo que el mundo entero diga al respecto. Cuando dicen, “¿No quieres decir que Dios realmente se paró delante de ti, o que tú te paraste frente a él, y has visto a la cara del hombre?” Yo digo que sí, lo hice… y es el hombre. YO SOY es Espíritu, pero necesita al hombre, su forma perfecta, para realmente expresar lo que sea en este mundo. Asume la forma del hombre. Entonces cuando ves a "YO SOY" en forma, la forma es el hombre. Tal como la pequeña niña le dijo a su abuela, “¿Sabes qué? Anoche fui arriba en mi sueño, arriba directo al sol. ¿Y sabes qué? Él tenía una cara. ¿Y sabes qué? Él tenía manos y tenía pies. ¿Y sabes qué? El océano, el gran océano, le habló al sol. ¿Y sabes qué? El sol bajó a la tierra, ¿Y sabes qué? Él tiene piernas, y puede caminar, y caminó directo hacia mí, y me besó en la mejilla, y estaba caliente. Ahora, ¿no es un sueño muy muy tontito, abuela? Pero es verdad. No hay nada más que Dios. Y Dios es el hombre. Entonces cuando a Blake se le preguntó: “Cuando ves al sol, ¿ves a un gran genio?” y él dijo, “¡No! Veo una multitud de ángeles cantando Santo, Santo, Santo”.

¡Él sueña como hombre! No hay nada más que el hombre, porque el hombre y Dios son uno, Dios es el hombre. Así que les pido que tomen lo que les di esta noche, y se lo lleven a casa y lo prueben. No les cuesta nada. Solo el esfuerzo y el pequeño tiempo que gastarán en hacerlo. Pero tengan en cuenta que cuando lo hagan, lo crean. Porque las palabras son, “Porque en verdad, a nosotros se nos ha anunciado la buena nueva, como también a ellos; pero la palabra que ellos oyeron no les aprovechó, por no ir acompañada por la fe en los que la oyeron.” (Hebreos 4: 2). Así que cuando lo hagas esta noche, hazlo, pero sabiendo que eso en sí mismo es un acto creativo, ese acto imaginario. Y se fiel a él. Ahora, la fe no le da substancia a ese acto imaginario, a esa realidad invisible, sino que la fe es fidelidad a la realidad invisible. Tú simplemente le eres fiel. Hiciste una promesa. Muy bien, ahora eres fiel a la realidad invisible.
 


¿Hay alguna pregunta?

(Pregunta inaudible)

Neville: Las tres pruebas son frases del libro de Deuteronomio. El único diablo en este mundo son los hechos del hombre, las dudas del hombre. Puedes personificar a la duda, y darle a la duda una voz para que hable, y te arrojará todos los hechos de la vida, que estarían en conflicto con tu sueño, y que el sueño en sí mismo, ya era realidad antes de que esté vistiendo una forma, así que la duda te está diciendo: “si crees que puedes hacer estas cosas, entonces ¡lánzate abajo desde aquí! Porque le ha dado poder a los ángeles para que te levanten, no sea que tu pie tropiece en piedra.” (Lucas 4: 9 al 11).

(Aquí se termina la cinta)



Traducido por Laura Arrojo
La conferencia original en inglés es OUR REAL BELIEFS (Neville Goddard – 03-06-1964)
 



VIDEOS de Neville Goddard en español en YOUTUBE: << AQUÍ >>  

AUDIOS en MP3 de todas las conferencias de Neville: << AQUÍ >>

PDF de todas las conferencias de Neville Goddard: << AQUÍ >>





viernes, 18 de diciembre de 2015

ESE ES MI NOMBRE PARA SIEMPRE (Neville - 19 de enero de 1964)

Neville Goddard (19 de enero de 1964)


ESE ES MI NOMBRE PARA SIEMPRE



Esta noche, hablemos de Su nombre. Si tú encuentras este nombre o crees en él, realmente no habrá nada imposible para ti… si realmente crees en él. Moisés le dijo a Dios: “Si yo voy a los hijos de Israel y les digo, ‘El Dios de sus padres me ha enviado ante ustedes’, y ellos me preguntan: ¿Cuál es su nombre?, ¿Qué debo decirles?”, y el Señor dijo: “YO SOY el que SOY” – a veces traducido como “YO SOY lo que YO SOY”, o “YO SOY eso que SOY”, pero todas son formas del verbo “SER”. YO SOY el que SOY. Luego le dijo, “Diles esto a los hijos de Israel, ‘YO SOY me ha enviado ante ustedes. El Señor Dios, el Dios de su Padre Abraham, e Isaac, y Jacob me ha enviado ante ustedes: este es mi nombre para siempre, y por este nombre seré conocido a través de todas las generaciones.’” No hay cambio en este nombre, mi nombre para siempre. Esto viene en el libro de Éxodo, el 3er. capítulo (versículos 13 al 17). Si leen el libro de Éxodo se darán cuenta que esto es poder absoluto, completamente inalterado por ninguna justicia, ningún amor, ninguna misericordia, ninguna compasión, ninguna paz; es absoluto poder. Así que Moisés se para en presencia del poder. Esa es la primera revelación de Dios, y es YO SOY. Déjenme que les diga, cuando lo creas, así es como lo usas. Tu primer uso de él, es poder absoluto sin ser alterado por ninguna misericordia en este mundo… solo es poder.

Así que en el mismo libro de Éxodo, se le dice que vaya al Faraón, y le diga al Faraón que libere a sus hijos. Luego Él endurece el corazón del Faraón. Por lo tanto, Él está interpretando todos los papeles. Él envía a su sirviente Moisés para que le diga al Faraón que deje libre a los hijos de Israel; y luego endurece el corazón del Faraón. Así que, ¿quién está interpretando todos los papeles?; Si Jehová, que significa YO SOY, es el actor principal en todo evento, si tú adoptas este nombre de Dios, esto es lo que te sucederá a ti. Si realmente lo crees y lo adoptas, entonces el culto de personalidades heroicas no podrá afianzarse en tu fe. No puedes dirigirte a ningún otro ser en este mundo como una persona importante en tu vida, te digo que a ninguno.

No puedes señalar a nadie. Esta noche un gran hombre está saliendo de este mundo, y todos lo admiramos como persona, pero cuando tú adoptas el nombre de Dios, el Dios de Israel, y realmente crees en el Dios de Israel, que es YO SOY, y sabes que Él interpreta todos los papeles, entonces no puedes realmente dirigirte hacia ningún culto de personalidades heroicas. No encontrarás a otro en Israel, a ningún otro para nada. Sólo existe YO SOY.

Así que la primera revelación es poder absoluto. Tú puedes hacerlo, y eres invitado a hacerlo. Así que el Faraón, quien fue condenado por el mundo, fue endurecido por el mismo que le pidió que libere a los hijos de Israel. Así que cuando lo veas, podrás decir en el final del drama: “Padre, perdónalos, ellos no saben lo que hacen.” (Lucas 23:34) Porque Dios Padre interpretó todos los papeles. Pero tú no sabes que es Dios Padre en las primeras etapas de la revelación del nombre; el nombre es revelado como absoluto poder, nada más que poder. Y luego se desenvuelve y finalmente llega al final, y el final es Dios Padre. Y el Padre es amor infinito… pero no sabemos eso hasta el mismísimo final. Así que se nos dijo: “En varias y muchas maneras Dios le habló a nuestros padres a través de sus sirvientes los profetas; pero en estos últimos días él nos ha hablado a través de su Hijo.” (Hebreos 1:1) Ahora, sabemos que él habla a través de un hijo, entonces él debe ser un padre. No puedes hablar a través de tu hijo a menos que tú seas el padre, y el Hijo revela al Padre. (Mateo 11:27)

Pero hasta que llegues al punto donde verás al Hijo y sepas quién es Dios Padre, tú eres movido a utilizar el poder absoluto. Entonces eres invitado a usar el poder. Así que, ¿puedo decirles cómo usarlo? El nombre es simplemente YO SOY. No es Neville, no es Juan Pérez, no es María Gómez, no es ningún nombre fuera de YO SOY. Eso es Dios y es poderío infinito. Tú puedes, esta noche, sentado aquí, cerrar tus ojos a lo obvio y atreverte a asumir que eres ahora, aquel que deseas ser, y asumir que ya lo eres. No preguntes cómo… esto es un poder, un poder absoluto, y de una manera que nadie conoce, esta asunción reordenará la estructura completa de tu mundo y reflejará el cumplimiento de tu asunción. Puedes en este mismo momento asumir que estás en otro lugar, aunque estés aquí, y no tengas los medios para llegar allí. Y de repente, si te atreves a asumirlo, creyendo en el nombre, el único nombre que el Dios de Israel posee, YO SOY, si te atreves a asumirlo, entonces un puente de incidentes se formará a través del cual tú serás obligado a moverte. Te moverás a través de este puente de acontecimientos llevándote al cumplimiento de tu asunción… si crees en el nombre del Dios de Israel.

Nunca dejarás a Egipto hasta que aceptes al Dios de Israel, nadie lo deja. Todos están en Egipto. Todos están enterrados en un ataúd, como se nos dijo de manera tan hermosa en el semillero de la Biblia, que es el libro de Génesis: “En el principio Dios…”, así comienza, y la Biblia termina, es decir el libro de Génesis, así: “… en un ataúd, en Egipto.” (Génesis 1:1 y 50:26). Y, ¿quién es puesto en un ataúd en Egipto?, José el Soñador. Bueno, ¿quién es el soñador? ¿Acaso no eres tú un soñador? “Mirad, aquí viene el soñador”, José, el prototipo del cumplimiento del propósito de Dios. (Génesis 37:19) Él dijo: “Vosotros pensasteis hacerme mal” – tuviste la intención de hacerme mal – “Pero Dios lo tornó en bueno.” (Génesis 50:20) Así que Dios interpretó ambos papeles. Él te hizo venderme a Egipto, y aun así él lo hizo con un propósito: que yo pueda mostrarle al mundo entero quién es Dios. Él es el soñador; el soñador en el hombre es Dios. Cuando dices “YO SOY”, ese es Dios. La biblia reconoce sólo una fuente de los sueños: todos los sueños, todas las visiones proceden de Dios. (Números 12:6, Job 33:15) Así que mientras me paro aquí, puedo soñar un sueño despierto o puedo cerrar mis ojos y dormir una pequeña siesta y tener un sueño dormido incontrolado. O puedo abrir mis ojos ante el mundo, e ignorar al mundo entero y tener un sueño despierto controlado… aun así es el mismo sueño. Este es el poder que es Dios quien es YO SOY.

Así que si aceptas al Dios de Israel, comienzas a salir de Egipto. Ese es el comienzo del Éxodo. Pero al hombre le cuesta mucho mantener el pretérito; siempre está dirigiéndose aquí, o dirigiéndose allá, o dirigiéndose a cualquier otro lado. No parece poder permanecer fiel a el pretérito: el pretérito es: “YO SOY”. Si yo digo, “Tú eres”, estoy afuera. Si digo: “Él es”, estoy afuera. Si uso la palabra Señor y pienso en algo más que “YO SOY”, estoy afuera. Si uso cualquier nombre usado en las Escrituras para Dios, y no permito que se registre en mí como “YO SOY”, estoy completamente afuera. Así que el Yod He Vav He – que significa “el Señor” en las Escrituras, lo que significa “YO SOY” – es el verbo “SER”. Pero no tiene sonido, son cuatro consonantes, y nadie realmente puede pronunciarlas. Mi viejo amigo Ab (Abdullah) trató de explicarme cómo pronunciarlas, pero él no podía pronunciarlas. No puedes pronunciar Yod He Vav He en hebreo, no hay manera de pronunciarlo. Pero le agregamos algo y tratamos de darle un sonido: lo llamamos Jehová, algunos lo llaman Yavé. Pero no puedes pronunciar el nombre, es el nombre impronunciable este poder que es YO SOY. Siempre recuerdas que cuando usan la palabra Adonay, usan la palabra Adonay para decir Yod He Vav He; porque no pueden pronunciar Yod He Vav He, entonces dicen Adonay. A veces usan otra palabra, Álef Lámed, y usan tantas otras palabras. Pero no importa qué palabra escuches para Dios, siempre puedes recordar que es YO SOY, y nadie más. Así que no puedes equivocarte.

Todas las cosas son posibles para Dios. Si un hombre puede pararse frente a un cartel, y simplemente ver en ese cartel lo que él quiere ver, aquello que si lo estuviera viendo indicaría que él es dueño del edificio, bueno, entonces ¿quién es el que lo está mirando? YO SOY. Bueno, ¿qué estás viendo? “Yo estoy viendo…”, y le digo exactamente lo que estoy viendo. Bueno, si lo estoy viendo, insinuaría que yo soy dueño del bloque entero… y eso es todo lo que hago… así que lo estoy haciendo, y dos años después, sin tener un centavo en el bolsillo, soy dueño del bloque. Y esto es cierto, no lo estoy inventando, les estoy contando una historia verdadera. Ese edificio fue comprado en 1924 por $50,000 y él no tenía un centavo en su bolsillo. Lo vendió el año pasado por $840,000, y no hay impuesto en plusvalía. Ese es el hombre, quien es mi segundo hermano, quien está simplemente mirando y simplemente usando el único nombre de Dios que es YO SOY.

Esto es absoluto poder cuando se le revela por primera vez al hombre. Así que continuamos condenando al Faraón. ¿Por qué condenar al Faraón cuando el ser que interpreta al Faraón interpreta el papel de Moisés? Él interpreta todos los papeles en el mundo, ¡absolutamente todos los papeles! Después de usarlo – y normalmente es de manera necia, malvada, sin misericordia, aun así, en el final no hay condenación. Te estás moviendo hacia un final predeterminado para encontrar que Dios es Padre e infinito amor es Dios. Pero esta noche comparto con ustedes mi propio conocimiento y uso de este nombre en poder. También puedo compartir con ustedes (y lo haré) este nombre en su estado final en amor. Porque cuando llegues al final del desenvolvimiento del nombre, tú eres Dios. Así que comienzas en el principio… y se te dijo: “Te he probado en los hornos de aflicción. Por mí, por amor de mí mismo lo haré, pues ¿cómo sería profanado mi nombre? Mi gloria no se la daré a otro.” (Isaías 48:10 y 11)

Dios sólo es alabado ante Dios; Espíritu sólo es alabado ante Espíritu; la vida sola es alabada ante la vida. Así que si yo recibo la alabanza, la gloria de Dios, yo debo venir a Dios primero. Así que aquí están las palabras en el capítulo 17 de Juan: “Padre, glorifica a tu Hijo para que el Hijo te glorifique.” (Versículo 1) El Hijo no puede glorificar al Padre hasta que el Padre primero glorifique al Hijo. Ahora, hace esta declaración: “He llevado a término la obra que me diste a realizar; ahora pues, Padre, glorifícame al lado tuyo con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo existiese.” (Versículos 4 y 5). Bueno ¿quién está haciendo esta pregunta? Tú y yo, cuando hayamos terminado el trabajo. Cuando hayamos terminado todo el trabajo dado a nosotros para que hagamos, sólo pediremos que se nos devuelva la gloria a la que hemos renunciado para asumir la limitación de la carne. Porque el que está preguntando es el poder creativo y la sabiduría de Dios personificada como hombre.

Así que para venir aquí, vinimos con un propósito. Y para venir aquí tenemos que haber sido el poder creativo y la sabiduría de Dios. Porque eso es lo que Cristo es, como se nos dice en el libro de Corintios, 1er. capítulo de 1ra. Corintios: “Jesucristo, el poder de Dios y la sabiduría de Dios”, (versículo 24), así que aquí está personificado como hombre. Pero cuando haya completado su trabajo – que es el desarrollo del nombre de Dios – cuando llegue al final de todo y él despierte como Dios Padre, ahora, “He llevado a término la obra que me diste a realizar; ahora pues, Padre, glorifícame al lado tuyo con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo existiese”. Así que Dios glorifica al Hijo para que el Hijo pueda glorificar al Padre, porque el Padre solo es gloria ante el Padre. Así que no puedes realmente glorificar al Padre hasta que el Padre primero te glorifique a ti. Y él no te glorifica hasta que llegues al final de todo. Cuando vuelvas, ese poder creativo ha vuelto de su misión. Habiendo cumplido todo lo que fue enviado a hacer, regresa… y luego retorna. Y el Padre lo glorifica primero para que, a cambio, glorifique al Padre.

Así que este es el gran misterio de este nombre. En el libro de Éxodo cuando Moisés comienza a cantar la canción llamada “La Canción de Moisés”, él dijo: “Dios es un hombre de guerra, el Señor es su nombre.” (Éxodo 15:3) Sólo poder, absoluto poder, “Dios es un hombre de guerra”. Porque él lo vio todo, cada niño que murió, era el primogénito, desde aquel que se sentó en el trono, hasta aquel que estaba en un calabozo. Ve y pídele que deje ir a mi pueblo, pero yo endureceré su corazón: y luego tú le dirás que cada hijo primogénito morirá esta noche, desde el primogénito del Faraón hasta los que están en lo más bajo, en la tierra de Egipto. Y esa noche todos murieron, hasta el primogénito de los ganados murió. Ellos dijeron, “Somos hombres muertos, deja ir a esta gente.” Bueno ¿quién lo hizo? ¿No fue acaso el mismo Dios? Sólo un Dios interpreta todos los papeles en el mundo. No hay nada más que Dios; Dios está interpretando cada papel.

Pero ahora, si realmente quieres comenzar a salir del mundo de la muerte, debes aceptar el nombre del Dios de Israel. Esto es el monoteísmo al extremo. No puedes tener a dos dioses y ser un verdadero Israelita, y sólo los Israelitas salen de Egipto. Como se nos dijo: “Ciertamente Dios es bueno para con Israel… los puros de corazón”, en el capítulo 73 del libro de los Salmos (versículo 1). Luego él mira y ve a Natán, quien fue llamado Natanael que significa “el regalo de Dios”; y él dijo, “He aquí un verdadero Israelita en quien no hay engaño.” (Juan 1:47) No hay dos dioses; sólo un Dios. Así que él llama a Israel. Él sólo llama Israel a un hombre conforme a su corazón, un Israelita realmente en quien no hay engaño, y lo llama a él. Bueno, si no hay engaño, entonces estas adorando solamente a un Dios. Pero, adorar significa “digno de la atención de uno”. Así que tú prestas atención a las noticias del día siguiente por la mañana, prestas atención a algo más mañana... ¿Estás prestándole alguna atención a YO SOY? ¿Pasarías cinco minutos esta noche antes de irte a dormir, o cinco minutos mañana, en solamente contemplar el ser, solamente ser? Ni Juan, Ni María, nadie en este mundo, ¿simplemente ser? Porque eso es adorar a Dios. Así que adoras solamente a YO SOY. Habitas en solamente ser. Quedarás fascinado con lo que verás y con lo que sucederá cuando habitas sólo en SER. Nunca has visto tan gloriosa luz como la que ves cuando habitas en tan solo SER. Esta dorada, dorada luz comienza a aparecer alrededor tuyo, luz líquida. Como se nos dijo en el libro de Sabiduría, “Como oro en los hornos Él nos ha probado” y nos recibe como oro puro. (Proverbios 17:3). Así es, oro fundido. Tú eres probado en los hornos y de repente te conviertes en oro fundido, y él te recibe como puro oro fundido. Luego dejas este mundo, llamado el mundo de Egipto – el último versículo en el libro, el capítulo 50 del libro de Génesis: “Y él fue puesto en un ataúd en Egipto.” (Versículo 26) Pero él le hizo prometer a sus hermanos que no lo dejarían en Egipto; que lo sacarían de Egipto y lo traerían a la tierra que fue prometida. Así que el mundo entero casi puede estar dentro de esa pequeña declaración: “En el principio Dios… en un ataúd en Egipto.” Y luego el soñador está soñando este fantástico sueño de la vida. Todos deben soñar el sueño de la vida, pero él saldrá de allí cuando descubra el nombre de Dios.

El primer descubrimiento del nombre es puro poderío, absoluto poder. Lo vi tan claramente cuando un joven veinteañero, fui llevado a la sociedad divina, y el primero con el que me encontré era infinito poderío, puro poderío, ni un hilo de misericordia en su presencia, ni paz, ni amor. Pero en la misma sociedad estaba el amor infinito, quien me abrazó; y en ese momento del abrazo me hice uno con él, fusionado con amor infinito, que es el Dios definitivo. Luego fui enviado de vuelta ante el primero que vi, el puro poderío. Tuve que empezar allí. Fue el Poderío quien me ordenó ir al mundo y contar la historia, no fue el Amor. El Amor me abrazó, y mientras estaba con el Amor, fui traído ante el Poderío por segunda vez, y el Poderío me envió al mundo con este resonante comando en mis oídos: “¡Hora de actuar!” Esa fue la palabra, con énfasis en “actuar”. Dios solo actúa y es en todos los seres existentes u hombres.” (Blake, “Matrimonio del Cielo y el Infierno). “Así que permitamos a aquel que sólo es, dar decisión.” (Blake). Él sólo actúa.

Comencé de esa manera, tratando de probarlo, y funcionó de maravilla. Luego, de ahí en más, el nombre en sí comenzó a desarrollarse en niveles más elevados. Siempre poderío, pero de altos y más altos niveles, hasta que finalmente llegas al último, y el último es Amor. Dios es amor infinito y Dios es Padre. Pero nunca conocerás al Padre salvo a través del Hijo, así que el Hijo te revela a ti, a ti mismo. Cuando el Hijo Único de Dios se para delante de ti y tú sabes que es tu hijo, entonces sabes quién eres tú. Tú eres el Padre. Así que, ¿puedes ver en esta afirmación, YO SOY, esta extraña y maravillosa unión de Dios y el hombre? “Ese es mi nombre para siempre.” Cuando yo digo “YO SOY” y tú dices, “YO SOY”, bueno ¿acaso esto no es una extraña y maravillosa revelación de unidad del hombre, y la unicidad con Dios? Luego entendemos la más grandiosa declaración, cuando se le preguntó cuál es el mandamiento más importante, y él respondió: “Escucha, Oh Israel, el Señor nuestro Dios, el Señor es Uno.” (Deuteronomio 6:4) “Escucha, Oh Israel, el Señor” – la palabra traducida “el Señor” es: YO SOY. La palabra Elohim, sería “los YO SOYs”; los dioses, es plural. Luego vuelve: “El señor, YO SOY, es uno.” Aquí tenemos una unión compuesta, uno hecho de otros. Así que todos nosotros juntos formamos el único Señor que es el Dios de Israel.

Nadie se va de este fabuloso mundo de muerte hasta que primero acepte al Dios de Israel, que es YO SOY. Luego él comienza. Podrá cometer innumerables errores. Como se te dijo, en el viaje ellos se dieron la vuelta, hicieron todo esfuerzo para volver a Egipto… porque se olvidaron del pretérito. No podían realmente permanecer fieles al pretérito, que es “YO SOY”. Así que construyeron un becerro de oro, y construyeron otra cosa más, hicieron otra cosa más… todo en conflicto con el segundo mandamiento, “No te harás ningún ídolo ni figura ante mí.” (Éxodo 20:4) Bueno, un ídolo no necesariamente debe ser algo físico, podría ser una idea. Te dirán: “Conocí a una persona maravillosa. Ven a escucharlo, o ven a escucharla. Oh, él es completamente cercano a Dios.” Así que te olvidas del “YO SOY”, y vas al “Él es”. Eso no es Dios; no está allí afuera para nada. Dios no lleva puesto el nombre llamado Neville o Juan Pérez; estas son máscaras, olvídalas. Es simplemente YO SOY. Así que donde sea que te encuentres en este mundo, lo que sea que estés haciendo, si solamente puedes recordar el nombre de Dios y recurrir a él, serás instantáneamente redimido, de lo que sea que eres – si recurres a él – redimido en otro estado.

Él dijo: “Yo soy el Señor.” Traducido de manera correcta sería: “Yo soy el YO SOY.” “Yo soy el señor tu Dios, el Santo de Israel, tu Salvador… y a mi lado no hay otro Salvador, no conozco otro. No conozco a otro Salvador, Yo soy el primero y Yo soy el último; y no hay otro a mi lado.” Léelo en el libro de Isaías, el capítulo 43, el 41, y el 44. (Isaías 43:3-11; 41:4; 44:6) Únelos y observa esta maravillosa revelación del nombre de Dios que es el Salvador del mundo. Así que esta noche, en vez de orarle a alguien, permítanme que les diga, si el nombre del Dios que yo adoro es YO SOY, entonces sigue solamente lo que soy. ¿Puedo orar correctamente? No puedo orar correctamente de ninguna otra manera que no sea por medio de lo que soy. Él no escucha mis palabras. Hay una pequeña historia en la que el Arcángel Miguel se dirige al Señor y le dice: “Permíteme que lo diga, Señor, pero creo que has cometido un gran error al permitirle al hombre que aprenda a cómo hablar.” Todas las oraciones llegaban arriba y sonaba igual que Babel, todos estaban pidiendo algo completamente diferente, y todos estaban pidiendo. Así que él dijo: “Si no les permitieras hablar, podríamos entender qué es por lo que están orando.” Dios le dijo: “Yo nunca escucho lo que dicen; yo sólo escucho sus vidas.” Esto es todo… yo sólo escucho sus vidas… así que sólo lo que soy, es respondido. Ninguna oración mía sale más allá del techo, más que la oración de lo que Yo soy. Eso es todo lo que puedo responder.

Así que esta noche, si yo fuese saludable, debo asumir que ya lo soy. Si yo fuera rico, debo asumir que ya lo soy. No le pido permiso a nadie en este mundo. Si yo fuera lo que sea, debo asumir que ya lo soy; porque esa es la forma de pedir en el único nombre que realmente responde. Yo sólo escucho sus vidas. Y mi asunción no necesita estar basada en la evidencia de mis sentidos, ni necesita estar basada en la razón. Mi asunción en ese mismo momento en que yo asumo, en efecto construirá una serie maravillosa de acontecimientos; y luego yo, parado aquí, seré obligado a caminar a través de una serie de acontecimientos, a través de un puente de incidentes, y moverme exactamente a donde mi asunción me lleva. Lo he hecho una y otra vez. Cuando las cosas aparentaban ser muy oscuras, y no podía dirigirme hacia la luz; y no sabía hacia dónde dirigirme. No tenía dinero, no tenía nada de esto, nada de aquello, y me atreví a asumir que yo era el hombre que quería ser, y que yo estaba donde quería estar – lo que hubiese requerido de una gran fortuna. Y extrañamente, todo vino de la nada misma. No tuve que meter mi mano en el bolsillo de otro para obtenerlo. No hice nada de lo cual podría estar avergonzado para obtenerlo. Simplemente sucedió. Pero al mirar atrás, uno tiende a inclinarse a creer que hubiese sucedido de todas formas – por culpa del entrenamiento mental antiguo –, y ahí es cuando vuelves a otro dios, y te olvidas del Dios de Israel. Uno siempre debe recordar al Dios de Israel, y el Dios de Israel es tu propia maravillosa imaginación humana. Ése es el Dios de Israel… ése es el Dios que creó el mundo entero y lo trajo a la existencia, y lo sostiene. No hay una cosa que venga a este mundo que no sea sostenida por tu propio maravilloso acto imaginario. No permanece en el mundo sin tal sostén, y cuando cesa de recibir ese sostén, desaparece como si nunca hubiese estado presente. Ese es el Dios de quien yo hablo. Este es el Dios de Israel, tu propia maravillosa imaginación humana, de la cual yo hablo como el YO SOY, ése es Dios. Comienza esta noche, porque eres alentado a hacerlo. Ve de nuevo al libro de Éxodo… es absoluto poder. Si estás en los negocios, pruébalo.

Vendrá el día en que te moverás a través de la serie completa y llegarás arriba al cumplimiento de todo esto, y descubrirás que él es el Dios de amor, no sólo el Dios de Amor, sino el Padre. Así que Dios tiene que darte en el final, a él mismo para recibir la gloria, porque él no puede recibir la gloria de nadie más que de sí mismo. Así que para recibir la gloria de ti, él tiene que darse a sí mismo a ti; y él es el padre, así que él se da a sí mismo como padre, y al hacerlo él te da a su hijo. Luego tú ves a su hijo y su hijo te llama Padre. Y lo sabes, no hay duda en tu mente respecto a quién es él, él es tu hijo. Ves su cara celestial, que es el hijo único de Dios (Salmo 2:7), y tú sabes que eres su padre y que él es tu hijo. Luego el drama se termina.

Pero la herencia que es Dios mismo, no puede ser realizada, o al menos, no puede ser completamente realizada por ti quien ha tenido la experiencia, mientras que estés vistiendo este ropaje de carne. Este es el velo del olvido, esto es amnesia, este pequeño ropaje, completa amnesia cuando entras a este mundo y asumes las limitaciones del ropaje de la carne. Así que tú interpretas el papel, y luego escuchas de aquellos que él ha enviado al mundo, el verdadero significado de su nombre y el poder de su nombre. Tú lo tomas y lo usas. Si se prueba a sí mismo en cumplimiento, ¿realmente importa lo que piensen otros? ¿Qué conocemos en este mundo de mejor manera y absolutamente, que aquello que hemos experimentado por nosotros mismos? Así que si lo he experimentado, ¿acaso importa realmente lo que cualquiera en este mundo me diga? Te diré, no lo has experimentado, o no me dirías que esto no es correcto. Si lo hubieses experimentado, estarías de acuerdo conmigo, así que no lo has experimentado. Espera… ya lo vas a experimentar.

Después de que un hombre experimenta a Dios, realmente no importa lo que el mundo diga respecto a que no hay Dios. Muchos de ellos dicen que no hay Dios, realmente no importa. Andarán ciegos sin saber. Primero lo van a encontrar como Poder… así es como lo encontrarán primero. Cuando lo encuentren como poder, lo van a usar y mal usar, y cuando lo mal usan, ¿quién lo está mal usando? Dios está mal usándose a si mismo. Él está mal usando su propio nombre. Él endurece el corazón del Faraón y luego mata a los primogénitos… en una noche, murieron todos. La langosta vino y devoró toda la tierra. Envió toda plaga, una tras otra, eso es el uso del poder; pero de esta forma, es un mal uso extraño y peculiar de él. Bueno, está bien, estás invitado a mal usarlo. Luego viene el dolor… él te lleva a través de los hornos. “Te probaré en los hornos de la aflicción. Por mí, por amor de mí mismo lo haré, pues ¿cómo sería profanado mi nombre? Mi gloria no se la daré a otro.” (Isaías 48:10 y 11) Así que Él tiene que traerme a ese estado que es semejante a Él mismo, antes de que me pueda dar su gloria, para que yo refleje su gloria. No puede simplemente dármela hasta que yo me haga uno con Él. Me lleva a través de todos estos hornos, y finalmente me convierto en oro fundido y puedo rápidamente ser moldeado a su imagen. En un abrir y cerrar de ojos ese oro fundido toma la forma de su imagen, y luego tú asciendes hacia el Cielo con Dios Padre por siempre y para siempre.

Puedo compartirlo con ustedes pero no puedo convencerlos con palabras. Sólo puedo decirles que comienza con la primera revelación del nombre y la primera revelación es poder absoluto, poder sin compasión, eso es poder. Él es llamado un Dios de guerra, y este es su nombre. Pero luego de que lo hayas atravesado, y lo ves, y lo has usado sin misericordia, saldrás de eso. Y lo usarás en un nivel más alto, y luego en un nivel aún más alto, y finalmente llegas al nivel más alto, y es el nivel del amor, donde Dios es Amor Infinito. Y déjenme que les diga, no hay poder en el mundo que se compare con Dios. Hablamos de este poder en este nivel, pero el amor es el más grande de todos. Ese es el más grande de todos, porque es el máximo de Dios que es amor.

Así que esta noche, tú tomas este maravilloso nombre y lo pruebas. ¡No te fallará! Te lo prometo, no te fallará… sólo: “YO SOY”. Olvida lo que has hecho en este mundo, olvida lo que la gente piensa que eres; olvida todas las pequeñas etiquetas que la gente pone sobre ti. Quítate todo, y simplemente habita en el “YO SOY”. Repítetelo a ti mismo en silencio sin ningún sonido audible, sólo: “YO SOY”. Serás maravillado con lo que ocurrirá… solamente: “YO SOY”.

Luego en esta YOSOYdad, vístete con tu deseo cumplido. Tan solo inténtalo. Les estoy contando lo que experimenté. Esto no es ninguna teoría, esto no es especulación, esto es pura experiencia. Viene de esa manera, en el máximo éxtasis. No puedo decirle a nadie con palabras lo que es llegar a un estado donde no hay nadie más que “YO SOY”. Tú eres un Ser Infinito… pulsante, luz líquida. No hay mundo, no hay gente, nada, solamente el “YO SOY”. Es un estado más allá de cualquier descripción que el hombre podría concebir en palabras. Así que, tú y yo, separados como aparentamos estar, en ese estado somos uno.

Así que si llevas su nombre – como se nos dijo, “Ve y llama a mis hijas desde los extremos de la tierra, y llama a mis hijos desde lejos, todos aquellos que son llamados por mi nombre” (Isaías 43:6-8); ¿acaso no eres llamado por su nombre? Antes de que digas nada en este mundo tú dices: “YO SOY”, ¿verdad? Bueno, ése es su nombre. Llama a mis hijas desde los extremos de la tierra y llama a mis hijos desde lejos, Todos los que son llamados por mi nombre. Bueno, somos llamados por el nombre porque “Yo Soy”; porque puedes decir “Yo Soy”. Si primero no estás consciente de que eres, entonces no puedes estar consciente de que eres algo. Primero debes estar consciente de ser, al decir “Yo Soy”. Llama a todas mis hijas, llama a todos mis hijos, quienes son llamados por mi nombre, y hazles saber que Yo soy el único Salvador. A mi lado no hay otro Salvador. Él los llama a todos y se da a si mismo a los que fueron llamados.

Pero esta noche, si tú estás ahora buscando un trabajo mejor, o buscando un trabajo, o un cambio en tu mundo social, o en tu mundo físico, o lo que sea que busques, comienza con el poder absoluto de Dios que es YO SOY. Y luego, Dios puede conjurar cualquier cosa en este mundo. Todas las cosas son posibles para Dios. Atrévete a asumir que “Yo soy…” y lo mencionas. Cuando lo mencionas… es ese “eso”... luego: “Yo soy”. Así que ¿qué debería decir? Tan solo di: “YO SOY eso que SOY”. Cuando vayas a ellos, simplemente diles: “YO SOY me ha enviado a ustedes.” Eso es todo lo que dices. Algunos te creerán, y otros no. Eso es todo lo que dices, solo diles “YO SOY me ha enviado ante ustedes… porque ese es mi nombre para siempre… a través de todas las generaciones.” (Éxodo 3:14) Así que esta noche, tú simplemente asumes que: “Yo soy…” y luego lo mencionas. En el momento en que lo mencionas, le pones el “eso”, y luego lo afirmas, “Yo soy”. Dices: “Yo soy saludable”, la palabra “saludable”, se convierte en el “eso”, en esa oración – Yo soy. “Yo soy rico, Yo soy.” “Yo soy empleado, completamente empleado, Yo soy.” Así que esa oración que ponemos en el medio, o sea “completamente empleado”, se convierte en el “eso”, de la oración. “Yo soy” – y tú lo afirmas. Luego quédate dormido en esa declaración como si fuera cierto, y prueba a Dios y verás. Como se te dijo: “Vengan, pruébenme y vean. ¿Acaso no se dan cuenta que Jesucristo esta en ustedes? A menos que hayan fracasado en la prueba.” (2 Corintios 13:5) “Jesucristo es el Poder y la Sabiduría de Dios.” (1 Corintios 1:24) Es este poder. Así que pruébalo esta noche, y ve si no externalizas en tu mundo aquello que estás afirmando como verdadero de ti mismo.

Ahora vayamos al silencio.


(Pregunta inaudible) 

Neville: Para mí, los cuatro ríos son los cuatro sentidos del hombre. Los antiguos nunca hablaron de cinco sentidos; hablaron de cuatro: vista, oído, olfato, y luego unieron gusto y tacto juntos. Estos son los principales ‘enchufes’ del hombre en esta era. Así que la vista, el oído, y el olfato eran los tres, y luego gusto y tacto fueron unidos como el cuarto, porque ambos dependen del contacto. Para saborear algo, tú debes estar en contacto con aquello que saboreas, y para el tacto debes estar en contacto. 

Pregunta: ¿Cómo interpretarías eso cuando lo lees? Lo estaba leyendo de nuevo y pensé, “Bueno, ahora cómo esto puede significar que soy yo…” y luego, no podía sacar una deducción.

Neville: Bueno querida, lo he respondido tan claro como pude. Los cuatro sentidos que van hacia el Edén… el Edén está dentro de ti... el libro completo es todo sobre ti. Todo el drama se desarrolla dentro de tu propia maravillosa imaginación humana. Así que Blake dijo: “El hombre no tiene un cuerpo diferenciado de su alma. Eso llamado cuerpo es una porción de su alma discernida por los sentidos, las válvulas principales del alma en esta era.” Aunque él usó las palabras “cinco sentidos” en su propio maravilloso poema, él los confina en cuatro. Todo místico los confina en cuatro sentidos, porque el sentido del tacto y el sentido del gusto dependen ambos del contacto. Y él dijo que éste es la puerta occidental cerrada en el hombre. El hombre no ha abierto aún esa puerta. Si el tan solo pudiera abrir la puerta occidental, él miraría hacia los mundos inmortales, lo que él dijo que era su tarea: “Yo no descanso de mi gran tarea, de abrir mundos eternos, de abrir los ojos inmortales del hombre hacia dentro, hacia los mundos del pensamiento, hacia la Eternidad, para siempre expandiéndose en el seno de Dios, la Imaginación humana.” (Jerusalén) Pero esa puerta occidental en el hombre está cerrada, así que estos ojos inmortales están cerrados, los sentidos inmortales están cerrados. Pero él toma la puerta occidental, que es el sentido del tacto… que está cerrado.

Pregunta: Neville, ¿dónde está esa pregunta que dice: “Llama a mis hijas desde los extremos de la tierra”?

Neville: Eso está en Isaías, en el capítulo 41, y toma el 43 y únelos. “Llama a mis hijas desde los extremos de la tierra y a mis hijos desde lejos, todos aquellos que son llamados por mi nombre.” Como verás, hay dos Isaías. Así que el segundo Isaías comienza con el capítulo 40 y no va más allá del capítulo 44 de lo que leí esta noche. Comienza desde el 41, son todos capítulos muy cortos, el 41 y el 43, y ambos puestos juntos.

Pregunta: Neville, ¿podrías resumir un poco sobre lo que dijiste el 5 de Enero respecto al primero en ser sellado?

Neville: Ese era Judá. Eso está en el capítulo 7 del libro del Apocalipsis, y los 144.000 que son sellados, lo que deletrea el nombre de Adán. Alef, Dalet, Mem, que es uno más cuatro más cuarenta. Pero en hebreo cuando tienes el cero detrás de la figura, lo puedes multiplicar indefinidamente. Así que Adán realmente es 144.000… eso es que todos serán sellados. Ninguno puede perderse porque todos son Dios. Sólo existe Dios interpretando todos los papeles. Pero Judá es el primero en los doce. Porque había doce, y cada doce tenía doce, bueno, doce veces doce es 144. Así que el primero llamado para ser sellado es Judá, así que es el cuarto de la cuarta generación de Abraham, y él era el que sostuvo el cetro, y nunca podría ser separado de él. Así que ése era el cuarto, y el cuarto nombre, del cuarto hijo. Venimos a través de esta entrada llamada el cuarto, porque la cuarta letra es Dalet, y esa es la puerta.

Pero curiosamente, cuando comienzas a sellarlos, Judá viene primero en el capítulo 7 del Apocalipsis (versículo 5). Somos todos uno; no hay dos de nosotros en este mundo. Pero el hombre no lo sabe todavía; y no hay condenación si no lo sabes y piensas que el otro individuo está haciendo algo que es malo, porque la gente lo hace todo el día. En el periódico todas las mañanas, alguien va al banco y toma lo que no le pertenece. Así es todo el día, y no conoce el poder de Dios todavía. No hay problema, porque el ser interpretando a ese ladrón es Dios. Aquel que lo va a arrestar es Dios. Aquel que lo vigilará en la cárcel, ese es Dios. Dios interpreta todos los papeles en el mundo; y no hay nada más que Dios. No hay lugar para otro, solo hay Achad, solamente uno.

Pregunta: ¿Cuál es el significado de José haciéndoles prometer a sus hermanos que no lo dejarían en Egipto?

Neville: Otra vez, respecto a las promesas de las Escrituras, todas las promesas deben ser cumplidas. José era el soñador. “No me dejen en el ataúd, despiértenme.” Como se nos dijo en el capítulo 44 del libro de los Salmos, “¡Despierta! ¿Por qué duermes, Oh Señor?” (Versículo 23) No se refiere a otro, es el Señor quien está durmiendo. Él es sólo un prototipo del soñador que es Dios. Es Dios quien se impuso sobre sí mismo todas estas limitaciones. De hecho, la tiranía no es nada más que la división de esta sustancia espiritual en contra de sí misma. Dios se fragmentó… esta es la roca que se rompió… ahora Él está juntando cada pequeño pedazo para unirla toda de nuevo. Cuando todo esté unido de nuevo, será una roca mucho más grandiosa que la que fue antes. Así que aquí esparcimos este poder creativo, y luego lo llevamos de vuelta. Y cada uno lleva de vuelta el trabajo asignado, y vuelve, y todos se convierten en uno una vez más, y ahora es un poder mucho más grandioso que el que fue antes.

Así que todos están interpretando… es por eso que cuando la biblia habla del incesto, bueno, todos los que conoces tienen que ser incesto si todo es Dios y tú eres Dios. Y: “Rubén subió a la cama de su madre”, y nosotros juzgamos duramente porque él fue a la cama de su madre. Y hablamos de todas estas extrañas cosas en las Escrituras que no entendemos que el mundo entero tendrá que ser. No hay un solo tal llamado “crimen” conocido por el hombre que no sea abiertamente hablado en las Escrituras. No tenemos nada nuevo en el mundo respecto a los crímenes. Hablamos de genocidio, hablamos de destruir una ciudad entera. Lean las Escrituras. Completa aniquilación de un ser entero y toda su descendencia… ese es el poder absoluto destructivo. Y finalmente se mueve hacia aquello que llamamos Cristo Jesús cuando él encuentra a su Padre. Y aquí hay una revelación del Padre, y cuando te pares en la presencia del Padre, bueno, no puedo describirlo. Nunca has conocido tal amor, no puedes describirlo, tal éxtasis. La gente habla del amor aquí, mientras están viviendo en habitaciones separadas. Supone que deseas a alguien apasionadamente en este mundo y que estuvieses detrás de rejas de acero, y que no podrías tocar al otro, bueno eso es más remoto. Esta cosa llamada amor de Dios, no puedes concebir la intimidad de este amor. Tú te conviertes en uno con amor infinito, y es un éxtasis más allá de los sueños más increíbles del hombre… y eso es amor. Eso es el amor máximo.

Así que el mundo entero esparcido está siendo recogido uno por uno por uno. “Los recogeré uno por uno, Oh gente de Israel.” (Isaías 27:12) No eres recogido de a dos o en grupos, es uno por uno. Y cuando eres llamado a la presencia del amor infinito, te paras en la presencia del hombre, y aquí está el amor, y el amor te abraza. Y luego tú sabes por primera vez en la eternidad lo que el amor realmente significa. Y estás allí para siempre… hasta mañana, luego de que el drama entero se haya terminado, una nueva obra es escrita, y hay una nueva fragmentación para una expansión aún más grande de Dios.

Buenas noches
.



Traducido por Laura Arrojo
La conferencia original en inglés es THAT'S MY NAME FOREVER (Neville Goddard – 01-19-1964)



VIDEOS de Neville Goddard en español en YOUTUBE: << AQUÍ >>

A
UDIOS en MP3 de todas las conferencias de Neville: << AQUÍ >>

PDF de todas las conferencias de Neville Goddard: << AQUÍ >>